Infraestructura

Radial de Alajuela corre riesgo de colapso por mala conservación, advierte Lanamme

Vía está llena de grietas a pesar de ¢157 millones usados en mantenimiento durante últimos 10 años

La radial de Alajuela, que comunica el centro de esa ciudad con la carretera Interamericana norte a la altura del aeropuerto Juan Santamaría, presenta un importante deterioro y corre el riesgo de colapsar durante la estación lluviosa si no recibe una atención inmediata.

Así lo advirtió el coordinador de la Unidad de Gestión y Evaluación de la Red Vial Nacional del Laboratorio Nacional de Materiales y Modelos Estructurales (Lanamme), Roy Barrantes quien calificó de “bastante alto” el deterioro en este corredor de menos de 2 km, luego de una evaluación reciente llevada a cabo por ese laboratorio.

“Requiere de una intervención inmediata, los deterioros pueden llevar a un colapso en cualquier momento en una condición de invierno y lluvias constantes como en la que estamos”, dijo Barrantes.

De acuerdo con el informe del Lanamme, los daños en la vía persisten en ambos sentidos. Por ejemplo, en el sentido hacia Alajuela, se identificaron 139 losas con deterioros, mientras que hacia el aeropuerto hay un total de 167 losas en mal estado.

“En cuanto al tipo de deterioros, los más frecuentes son el agrietamiento lineal y transversal en losas, la losa dividida, la grieta de esquina y el desprendimiento de agregados. Todos estos, con distintos niveles de severidad”, indica el documento.

Asimismo, se detalla que en relación con la funcionalidad, más de tres cuartas partes de la longitud de la ruta en cada sentido presenta irregularidades en los rangos de altas y muy altas. Añade que el problema del escalonamiento (desnivel entre las juntas de las losas) detectado revela daño estructural que requiere de intervenciones mayores.

Según la investigación del Lanamme, entre el 2011 y 2019, la radial de Alajuela recibió una inversión en actividades de mantenimiento por más de ¢157,8 millones.

Sin embargo, las labores realizadas no resultaron ser las óptimas, debido al daño que evidencia y, más bien, pudo haber acelerado el deterioro.

“La gestión del mantenimiento de esta ruta no ha sido la adecuada, dado el estado del sello de juntas (inexistente prácticamente en la totalidad del tramo) y el tipo de reparaciones usadas (la mayoría, aplicando mezcla asfáltica para “bachear” o sellar grietas mayores)”.

El Laboratorio advirtió que este tipo de intervenciones con asfalto, no solucionan el problema de deterioro de la losa o losas involucradas, sino que, por el contrario, al generar una superficie mixta, favorece a corto y mediano plazo mayores daños estructurales.

De acuerdo con los expertos, debido al estado que presentan, muchas de las losas requieren reemplazo completo, además recomiendan someter esta vía a estrategias adecuadas de rehabilitación, tales como reparación de juntas y grietas, fresado y/o cepillado de la superficie para mejorar su condición de regularidad superficial.

El tránsito promedio diario de este trayecto es de 30.000 vehículos.

Según el Lanamme, la evaluación realizada en esta radial forma parte de un programa para conocer la condición de las carreteras en concreto, que representan el 1% (unos 500 km) del total de la red vial del país.

Patricia Recio

Patricia Recio

Bachiller en Periodismo de la Universidad Internacional de las Américas. Escribe sobre temas de sociedad y servicios.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.