Patricia Recio. 23 enero
Los trabajos para construir el nuevo viaducto en Guadalupe se realizarán en cuatro fases para afectar menos el tránsito.
Los trabajos para construir el nuevo viaducto en Guadalupe se realizarán en cuatro fases para afectar menos el tránsito.

El MOPT ya lo advirtió. Las presas y el caos vial son inevitables ante la cantidad de obras viales que están en ejecución o prontas a estarlo en el área metropolitana.

Con ese convencimiento, el propio Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) comenzó a trabajar en un mecanismo para aliviar el problema aliado de los algoritmos de la empresa Waze, aplicación que brinda información de rutas con base en el sistema de posicionamiento global (GPS).

De esta forma, se trabaja en marcar vías de escape para los condutores que atraviesan a diario los puntos intervenidos.

“Estamos empezando reuniones para crear sistemas que nos marquen rutas alternas donde probablemente primero tenemos que intervenir nosotros para garantizar que estén en una condición transitable”, confirmó el director del Consejo Nacional de Vialidad (Conavi), Mario Rodríguez.

La idea es desarrollar simulaciones para que la plataforma identifique los puntos sensibles y empiece a reconocer las rutas que permitirían a los conductores esquivar esos puntos para ofrecerlas como alternativa.

“El impacto (de las obras) es muy alto y tenemos que tener paciencia, usar autobuses y usar toda la tecnología posible para reducir ese impacto.

“Waze tiene una gran cantidad de información, tiene una base de datos muy intensa y el MOPT tiene un convenio con ellos. A partir de ese convenio nosotros podemos usar su plataforma y su tecnología”, agregó el director del Conavi.

A la colaboración con la aplicación de transporte también se unen especialistas del Estado de la Nación, que ayudarán a convertir los datos que suministre Waze en proyecciones sobre cómo van a estar las calles donde se ejecutarán las grandes obras.

Además en este plan también participarán expertos de la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS) en la parte de tecnologías de información.

“Lo que tenemos que hacer es tener claridad sobre cuáles son las rutas, hacer convenios con las municipalidades, de tal forma que sepan, conozcan y estén bien informadas de cuáles son las alternativas que tenemos. Ver la condición de esas rutas y no ir a dañarle a los municipios con más tránsito las rutas que ya ellos han venido reparando”, explicó el director del Conavi.

Todas las intervenciones se harán con presupuestos de los programas de conservación.

El ministro de Obras Públicas y Transportes, Rodolfo Méndez, añadió que desde el inicio de su gestión se han hecho mejoras en las llamadas rutas de travesía. Según él, se asfaltaron 80 kilómetros, 40 km o más en cantones alrededor del cantón central de San José y 40 km dentro de ese cnatón.

"En cuestión de preparar vías, hemos anticipado adecuadamente, ahora con Waze es una novedad porque estamos haciendo un análisis integral con UNOPS viendo todas las distintas alternativas”, dijo el jerarca.L

Lo que se intervendría ahora es lo que está inmediatamente cercano a las obras en ejecución. Esas mejoras pueden ser de asfaltado, demarcación o condiciones para el tránsito de vehículos de transporte público.

Méndez Mata dijo que además, en las próximas semanas anunciarán cambios asociados al transporte público y vías exclusivas.

Pasos complicados

Actualmente, el MOPT y el Conavi mantienen una veintena de obras en ejecución o en planes de recibir orden de inicio en los próximos meses.

De estas, al menos 10 se consideran como claves o sensibles y se anticipa que podrían ser las que más afecten el tránsito en la Gran Área Metropolitana (GAM).

Una de las más delicadas es la intersección a tres niveles en La Uruca, donde según adelantó el ministro, será necesario estrechar el tránsito a dos carriles (actualmente hay cuatro). Esa obra que forma parte del proyecto de Circunvalación norte empezará el próximo mes.

Además la ruta de Circunvalación existente será atacada en diferentes flancos.

El primero de ellos se ubica en Guadalupe, donde la semana anterior se inició la construcción de un viaducto. A menos de dos kilómetros empezará en cuestión de meses una obra de igual magnitud en la actual rotonda de la Bandera. Ambos se extenderán hasta inicios del 2021.

En tanto, al sur, se tiene prevista la construcción de tres pasos a desnivel que reemplezarán las intersecciones semaforizadas en los Hatillos.

Sobre esa ruta, también habrá obras cerca del monumento al Agua, en la autopista General Cañas, como parte de las llamadas Obras Impostergables del proyecto San José- San Ramón.

Asimismo, quienes viajan desde Cartago deberán enfrentar al menos dos pasos complejos.

Se trata de las intersecciones de Taras y La Lima, cuyas obras ya fueron adjudicadas y comenzarían a mediados de año. Entretanto, el paso inferior en La Galera, recibirá orden de inicio en el segundo semestre del 2020.

Además, en la ruta 32, que une San José con Limón, los conductores continuarán topándose con las obras de la intersección a tres niveles que forma parte del proyecto de Circunvalación norte.

Unos kilómetros más adelante está la construcción del nuevo puente sobre el río Virilla que concluiría en setiembre. No obstante, si la Contraloría General de la República aprueba una solicitud del Conavi, continuarán con la ampliación del puente existente.