Fernando Gutiérrez, corresponsal GN, Yeryis Salas. 23 abril
El Gobierno anunció el año anterior que en setiembre de este año estaría listo el tren hacia Paraíso. Foto: Fernando Gutiérrez.
El Gobierno anunció el año anterior que en setiembre de este año estaría listo el tren hacia Paraíso. Foto: Fernando Gutiérrez.

La empresa Belfort Chaves inició este mes el fortalecimiento de 12 pequeños puentes en el trayecto del tren de Cartago a Paraíso.

En general, las estructuras estaban en buenas condiciones, pese a tener varias décadas de haberse construido.

“Nos contrató Incofer (Instituto Costarricense de Ferrocarriles) para estos trabajos, para quitar la corrosión existente, aplicarles un tratamiento de fortalecimiento y pintarlos”, explicó Belfort Chaves, el propietario de la empresa.

En la obra trabajan cuatro operarios en el sentido Cartago-Paraíso.

“El último puente es de la zona conocida como el Rincón, que será donde dará vuelta el tren”, dijo Chaves.

Por otra parte, la alcaldesa de Paraíso, Laura Morales, informó de que el municipio mandará a la Contraloría General de la República (CGR) un presupuesto extraordinario, en el que se contempla una partida millonaria para la construcción de la estación del tren en la ciudad de Paraíso.

“Nos están colaborando ingenieros del Tecnológico en el diseño, y también en las estimaciones del presupuesto que se requerirá para ese fin”, declaró la jerarca.

Esta infraestructura se ubicará en el barrio La Estación, en el mismo lugar donde estuvo la edificación anterior, la cual era patrimonio arquitectónico, pero fue quemada en el 2013, hecho que quedó impune.

La Municipalidad de Oreamuno, por cuya jurisdicción también transitará el tren, ya inició las obras de la estación en su cantón. Este proyecto tendrá un costo de ¢200 millones y estaría listo en marzo del 2020.

El Gobierno estimó en setiembre pasado que la reconstrucción de la línea ferroviaria entre la ciudad de Cartago y Paraíso quedaría lista en el primer trimestre del 2019 y que en setiembre de este año circularán por ella los nuevos trenes adquiridos por el Incofer.

Los trabajos consisten en la limpieza, ampliación y habilitación de 5,3 kilómetros de trayecto. El proyecto comenzó el 13 de setiembre del 2018 con una inversión de ¢1.200 millones.