Juan Fernando Lara Salas. 19 noviembre
Cada grúa de APM tienen capacidad para realizar hasta 40 movimientos por hora. Fotografía: José Cordero
Cada grúa de APM tienen capacidad para realizar hasta 40 movimientos por hora. Fotografía: José Cordero

El Consejo Nacional de Concesiones (CNC) rechazó una solicitud de la empresa APM Terminals para aumentar en $5,14 la tarifa en el servicio de seguridad por cada contenedor movilizado.

Con esa suma el costo por seguridad habría subido a $11,82 por contenedor (hoy se cobra $6,68). El costo extra se pretendía cobrar a partir del 25 de noviembre.

El Consejo anunció este martes el rechazo de la pretensión la cual comunicó a APM desde el viernes mediante el oficio CNC-ST-OF-1024-2019.

José Manuel Sáenz Scaglietti, secretario técnico del CNC, confirmó que la empresa planteó su pedido como si la seguridad de cada contenedor se tratara de un servicio complementario cuando, afirmó, es una obligación que debe cumplirse para cualquier buque con ingreso al puerto.

Según el funcionario, el cuido y protección de los contenedores es una obligación universal de todas las partes y no un servicio complementario por lo cual la solicitud carecía de fundamento tal y como se planteó.

El secretario técnico del CNC dijo que se le indicó al empresa que la aplicación del costo por servicio de seguridad “desvirtuaría el concepto de servicio complementario establecido en el contrato de concesión”.

Agregó de paso que, según lo planteó APM Terminals al Consejo, la solicitud no estaba suficientemente detallada y justificada. Solo lo presentó como un planteamiento “general” cuando, en realidad, se necesita más detalle para el correspondientes análisis.

Sáenz adelantó que si reciben más detalles, la Administración sometería el caso a examen para valorar cualquier justificación técnica, jurídica y financiera que respalde la petición.

Solo así se podrá determinar la razonabilidad y proporcionalidad del ajuste tarifario buscado y cualquier decisión correspondiente, aclaró.

“Hasta tanto dicho tema no se analice y revise por las partes y se acuerde lo que contractual y legalmente proceda, APM Terminals no debe, ni puede unilateralmente imponer o fijar un incremento a dicho servicio como el que se anunció recientemente...”, advirtió Sáenz Scaglietti.

Consultada sobre la decisión del CNC, la empresa señaló que “APM Terminals siempre respeta las disposiciones de las autoridades”.

Hartmut Goeritz, director general de APM Terminals, añadió que: “para APM Terminals, la seguridad de la TCM es crucial. Estamos trabajando con las autoridades para encontrar la mejor opción que satisfaga a Costa Rica y a nuestros clientes”.

La empresa holandesa APM Terminals comenzó a levantar la isla artificial donde hoy está el megapuerto el 1.° de junio de 2015. Las instalaciones se inauguraron oficialmente el 28 de febrero del 2019.

Exportadores claman por mejoras

Laura Bonilla Coto, presidenta de la Cámara de Exportadores de Costa Rica (Cadexco), reconoció que la decisión del Consejo le da “alivio” al sector, porque de otro modo se habría afectado la competitividad de las exportaciones.

“Es una noticia positiva porque con APM, todos en este país aspiramos a una reducción de costos en exportaciones e importaciones, lo cual contribuye a la reactivación económica. Nosotros seguimos insistiendo al Gobierno que más bien revise los términos del contrato con esa empresa”, recalcó.

Al referirse al pedido de alza, Bonilla consideró la pretensión de cobro “redundante". "Es como si cobraran por usar las mesas para comer en el área de comidas en un centro comercial”.

Antes, sugirió Bonilla, la empresa debería ampliar la instalación de más escáneres para resguardar los contenedores.

“Esos aparatos ya están en el puerto y con ello se podría agilizar todo sin encarecer la operación. Más bien, ojalá, instalen más, porque ahí hablamos directamente de seguridad”, insistió.

Luego de meses de conflicto entre APM Terminals y el Gobierno, la Terminal de Contenedores de Moín (TCM) opera desde el 19 de agosto anterior un plan piloto con un escáner el cual ayudará a rastrear el paso de droga por el megapuerto.

Ahora, algunos contenedores que ingresen a la plataforma portuaria son sometidos a este filtro tecnológico como estrategia para identificar sustancias ilegales que puedan ir camufladas entre las cargas comerciales. El grupo de contenedores a revisar lo determinan las autoridades de Aduanas.

Nota del editor: Esta nota fue modificada el 27 de noviembre para aclarar que el aumento pretendido era en el servicio de seguridad por contenedor, que hubiera pasado de $6,68 a $11,82.