Patricia Recio. 22 febrero
Actualmente se encuentra habilitado un solo sendero de 400 metros al que se ingresa por las instalaciones del Banco Central en barrio Amón. Foto Alonso Tenorio
Actualmente se encuentra habilitado un solo sendero de 400 metros al que se ingresa por las instalaciones del Banco Central en barrio Amón. Foto Alonso Tenorio

Se llama “naturbanas". Es como una gran “circunvalación peatonal” de San José para devolver a los caminantes 25 kilómetros de vías naturales en medio de la “urbanidad” de la ciudad.

Pero, no solo eso: también procura el rescate de dos de los ríos más importantes del valle central.

La propuesta pretende crear dos grandes ejes que bordearán el centro de San José, de este a oeste, mediante los corredores naturales de los márgenes de los ríos Torres (al norte) y María Aguilar (al sur).

La intención, más que volver “caminable” a San José, es que los recorridos por estas rutas sean seguros, agradables y prácticos desde el punto de vista de conectividad.

El recorrido enlaza además el cantón central, con otros cuatro cantones periféricos: Tibás, Goicoechea, Montes de Oca y Curridabat.

Federico Cartín Arteaga, economista con una maestría en planificación urbana y fundador del proyecto Rutas Naturbanas, explicó la intención: contar con esos senderos permitiría conectar las localidades que están separadas por el río y que obligan a sus vecinos a utilizar transporte público o vehículo para poder dar la vuelta por los pocos lugares en los que hay puentes y así llegar a sus centros de trabajo y estudio.

Llegar a tener esas pasarelas peatonales, dijo, representaría ahorro en tiempo y dinero para los diferentes usuarios.

“Hay que pensar en otro tipo de usuarios, que son nuestros niños y colegiales, ellos podrían ahorrarse un montón de plata en bus si lograran llegar a la escuela o colegio a pie o en bicicleta.

“Para el quintil más bajo de ingresos del país, nosotros estimamos que si solo uno de los miembros de la familia, se ahorraran los costos del pasaje de bus, eso representaría casi un salario adicional año. No podemos pretender que la única manera de resolver el tema de la movilidad es con más buses o calles más anchas”, añadió Cartín, quien fue candidato a alcalde por el Partido Acción Ciudadana en las elecciones del 2 de febrero.

Sin embargo, reconoció que para que la ruta sea aprovechable la seguridad es esencial.

Para esto se pretende articular sistemas de vigilancia privada, policías municipales, Fuerza Pública, cámaras de instituciones públicas y accesos controlados.

“Nosotros podemos enlazar la seguridad privada, residencial, comercial, torres en condominio, con instituciones públicas es lo mismo casi todas tienen seguridad 24 horas. Cuando son pequeñas zonas residenciales dependerá del ingreso y el acceso”, añadió.

(Video) Primer sendero 'naturbano' se convierte en respiro para josefinos

El proyecto en detalle

Los corredores para peatones contarán con tres metros de ancho para permitir la circulación de peatones, corredores, bicicletas, patines, patinetas y otros modos de movilidad humana (no motorizada).

Todo el trazado (a excepción de algunos de los accesos adicionales) está diseñado de acuerdo a las especificaciones de la Ley 7.600.

Al norte de la capital el proyecto enlazará el corredor al margen del río Torres, desde las instalaciones deportivas de la Universidad de Costa Rica hasta Sabana Norte en donde se enlazará la ruta por calle.

Mientras, al sur, el recorrido irá paralelo al río María Aguilar. Se iniciará en la Universidad Autónoma de Centroamérica (UACA), en Curridabat, atravesará el parque de la Paz, la ciudad deportiva Hatillo y llegará hasta el sur del parque metropolitano La Sabana.

Para completar los 25 km el proyecto fue dividido en etapas, que se construirán conforme se obtengan los recursos y patrocinios.

La totalidad de la obra tiene un costo aproximado de $30 millones y la estimación es lograr completarla en la próxima década.

Para este año, además del sendero de 400 metros que ya fue inaugurado en barrio Amón, se tiene previsto completar tres kilómetros.

El primero de esos tres kilómetros fue patrocinado por la empresa H Solís y se inicia en el Puente de los Incurables entre Guadalupe y la entrada a Barrio Escalante y culmina en Barrio Amón contiguo a la entrada del Zoológico Simón Bolívar.

También incluye un enlace corto por calle entre el Polideportivo Aranjuéz y la punta este del Zoológico.

RUTAS NATURBANAS

Las rutas esperan conectar desde las instalaciones Deportivas de la UCR, Polideportivo de Aranjuez, Parque La Sabana, Ciudad Deportiva de Hatillo, Parque de la Paz y todos los parquecitos localizados de en el medio

FUENTE: RUTAS NATURBANAS    || INFOGRAFÍA / LA NACIÓN.

El siguiente tramo de 2,4 km a desarrollar, es el que donaron la compañía Garnier & Garnier y RC Inmobiliaria y conectará La Uruca con Sabana Norte.

Margarita Chaves, directora de Rutas Naturbanas, detalló que para hacer posible la construcción de estos espacios fue necesario apoyarse en figuras para acceder a los terrenos que colindan con los ríos.

“El proyecto no expropia, lo que se hace son convenios con cada propietario para tener derecho de uso. Tenemos diferentes dueños: pueden ser residenciales, los otros son espacios públicos que pertenecen o a la municipalidad o al Icoder, por ejemplo, el parque de La Paz.

"Otros son institucionales o comerciales y con cada uno de ellos se generan alianzas para que podamos ir construyendo la ruta por ahí e ir alineando los esfuerzos de donación para la habilitación de esas rutas”, explicó Chaves.

Adicional a los senderos que se pretenden construir, el plan delimita 46,9 km de conexión por calles a modo de “invitación” para que las autoridades locales y de gobierno central realicen mejoras en aceras y ciclovías que sirvan de enlace para los ciudadanos con las rutas “naturbanas”.

De acuerdo con Chaves, con las cinco municipalidades involucradas trabajan en diferentes procesos.

Aunque todo el recorrido principal del proyecto será accesible para personas con discapacidad en algunos de los accesos adicionales sí es necesario construir gradas debido a la topografía de los sitios . foto Alonso Tenorio
Aunque todo el recorrido principal del proyecto será accesible para personas con discapacidad en algunos de los accesos adicionales sí es necesario construir gradas debido a la topografía de los sitios . foto Alonso Tenorio

Por ejemplo en algunos casos los ayuntamientos facilitan la recolección de escombros que se extraen durante las limpiezas de los ríos y otros se comprometieron a aportar las señales de los recorridos.

El alcalde de Tibás, Carlos Cascante, aseguró que se compenetraron con el proyecto al punto de que pretenden “copiarlo” para desarrollar un sendero similar en un sector al margen del río Virilla.

“Hemos trazado una visión de que esos senderos se realicen en el río Virilla, que es la zona de mayor impacto. Nos gustó tanto que los visualizamos en un sector que se llama El Trillo, ahí hay un puente donde miles de niños y personas transitan”, dijo el alcalde.

El presidente de la Constructora H Solís, Roberto Acosta, aseguró que además de la intención de aportar a una movilidad alternativa, parte del interés de la empresa que patrocina el primer kilómetro radica en visibilizar la necesidad del rescate de los ríos.

“Queremos restablecer los ríos del área metropolitana. Si usted ve la historia, San José se desarrolló a la par de esos ríos. Quisiéramos hacer conciencia de que hay que cuidarlos y que es necesario que vuelvan a ser más limpios. También queremos contribuir a la movilidad de la gran área metropolitana, en bicicleta y a pie”, dijo Acosta.

Margarita Chaves, de Rutas Naturbanas, agregó que precisamente la columna vertebral de las rutas es hacer una regeneración boscosa en el corredor, que actualmente se encuentra muy cortado.

La iniciativa contempla la reforestación completa de los cauces de los ríos, además a lo largo del recorrido se plantarían especies variadas y hasta huertas urbanas. foto Alonso Tenorio
La iniciativa contempla la reforestación completa de los cauces de los ríos, además a lo largo del recorrido se plantarían especies variadas y hasta huertas urbanas. foto Alonso Tenorio

“En ese primer tramo vive una familia de osos perezosos, lo que pasa es que ellos están atrapados como en una isla de bosque porque la conectividad de los árboles se pierde, y el problema es que se empiezan a reproducir entre ellos, lo que genera enfermedades”, comentó.

Con la conectividad, agregó, ese tipo de fauna podría desplazarse a otras zonas donde hay animales de su especie. Además se quiere sustituir especies de la flora “invasoras” mediante un plan de sustitución de la reforestación.

El proyecto completo se encuentra en el sitio rutasnaturbanas.org.