Patricia Recio. 3 mayo
Entre Barranca y Limonal se avanza en la tala de árboles, corte de taludes y nivelación de terrenos para ampliar la vía. Foto: Rafael Pacheco
Entre Barranca y Limonal se avanza en la tala de árboles, corte de taludes y nivelación de terrenos para ampliar la vía. Foto: Rafael Pacheco

La ampliación entre Barranca y Limonal recibió orden de inicio hace ocho meses; sin embargo, a la fecha solo 38 de los 396 terrenos que se requieren se han inscrito a nombre del Estado.

Así lo revela el último informe de Auditoría del Ministerio de Obras Públicas y Transportes del pasado 28 de abril.

De acuerdo con el documento, en el trayecto de 50 km de la Interamericana Norte, así como en el tramo de La Angostura, en el ingreso al cantón central de Puntarenas, hay 345 procesos de expropiación pendientes y 13 que fueron anulados.

El informe subraya que en los últimos 7 meses se han inscrito 31 inmuebles a nombre del Estado, lo que implica un avance de cuatro inscripciones por mes.

A inicios de año, el encargado de la unidad ejecutora y viceministro de Infraestructura, Tomás Figueroa, aseguró que a diferencia de otros proyectos, en este las expropiaciones no iban a significar atrasos, pues implementarían un nuevo modelo llamado fast track con el cual se irían adecuando las obras al derecho de vía existente, sin necesidad de esperar ajustes en el diseño integral.

No obstante, a la fecha la Auditoría sigue contabilizando la misma totalidad de terrenos requeridos que en febrero.

Según el informe, durante las visitas realizadas a finales de marzo se observó que se está trabajando en los primeros 9 km del proyecto, en labores como tala de árboles, movimientos de tierra en los lugares donde se completó la corta de árboles para preparar el terreno; así como el corte de taludes necesarios para nivelar y ampliar la vía.

El MOPT afirma que ajustará la ampliación al derecho de vía existente para no atrasar los trabajos a causa de las expropiaciones pendientes. Foto: Rafael Pacheco
El MOPT afirma que ajustará la ampliación al derecho de vía existente para no atrasar los trabajos a causa de las expropiaciones pendientes. Foto: Rafael Pacheco

Aunque en este documento no se actualizó el porcentaje de avance de los trabajos, se indica que para febrero el avance físico ejecutado del proyecto era del 0,085%, mientras que el programado a esa misma fecha era del 1,85% y advierte que el programa se encontraba desactualizado por lo que está en proceso de revisión.

Asimismo, entre las causas del desfase en los trabajos entre lo programado y lo ejecutado se destacó “la imposibilidad material de ejecutar obras por no disponibilidad del derecho de vía requerido”.

Sobre la sección de La Angostura, cuyos movimientos de tierra se iniciaron a finales de marzo, la Auditoría del MOPT advirtió que se acumulan 84 días de atraso.

Esto porque la obra estuvo suspendida entre el 24 de setiembre y el 24 de diciembre debido a la necesidad de una Declaratoria de Conveniencia Nacional para cortar los árboles de mangle; así como de la aprobación de una ley que reforma tres normativas, entre ellas la Ley de Zona Marítimo Terrestre, que ahora permitirá al MOPT disponer de una zona de al menos 50 metros desde la pleamar ordinaria (línea que marca el punto más alto de la marea) para la construcción de la sección de esta ruta en específico.

“Luego de revisar la documentación aportada del proyecto, no se tiene evidencia de que esas afectaciones se hayan solucionado y durante la visita al proyecto se observó que en La Angostura se inició con las labores de limpieza y movimiento de tierras, por lo cual se consultará al respecto”, agrega el análisis.

En el tramo de la Angostura, la vía de ingreso y salida de la ciudad de Puntarenas, a lo largo de los 2.890 metros pasará a tener 4 carriles de 3,3 metros de ancho cada uno.

Además, contará con aceras de 1,5 metros de ancho, y la ciclovía, de dos metros, que irán al lado de la playa y se dispondrá de un “espaldón panorámico” para que los vehículos se estacionen y las personas puedan disfrutar del paseo marítimo.

En el trayecto de 50 km de la Interamericana Norte, adicional a la ampliación de la calzada a cuatro carriles, el proyecto contempla los intercambios de Cuatro Cruces, Monteverde, Judas de Chomes, Guacimal-Pozo Azul y La Irma, así como la intervención de los puentes sobre los ríos San Miguel, Naranjo, Ciruelas, Seco, Aranjuez, Sardinal, Guacimal, Lagarto, Cañamazo, Congo y Abangares.

Incluye 16 pasos peatonales y 39 pasos de fauna silvestre: 18 arborícolas y 21 terrestres.

En total las obras tiene un valor de $175,9 millones, está a cargo de la constructora H. Solís y el plazo es de 30 meses. La fecha estimada de finalización es el 27 de febrero de 2023.