Educación

UCR regresará a clases presenciales en 2022

Universidad de Costa Rica se convierte en primer centro público de estudios superiores en confirmar retorno a las aulas; se evalúa exigir a alumnos vacunas contra covid-19

Tras casi año y medio de impartir clases virtuales debido a la pandemia por covid-19, la Universidad de Costa Rica (UCR) anunció este jueves que retomará todos sus cursos de manera presencial a partir del lunes 28 de marzo del 2022. Se trata del primer centro público de estudios superiores en confirmar su retorno a las aulas.

Mediante la circular R-69-2021, la UCR indicó que solo autorizará la apertura de cursos específicos virtuales o bimodales cuando exista una debida justificación que lo amerite, pero que la regla será privilegiar la presencialidad en todas sus unidades académicas. Dicha universidad cuenta con más de 9.000 funcionarios y cerca de 40.000 estudiantes en sus 12 sedes y recintos a lo extenso del territorio nacional.

De acuerdo con la institución, la medida se tomó a partir del criterio de personas expertas en la materia, quienes han asesorado a la Rectoría durante los últimos meses para proteger la salud de la comunidad universitaria. También se consideró la evolución de la pandemia, los avances sustanciales de la vacunación y el mayor conocimiento que se tiene ahora del virus causante de la covid-19.

Para determinar cuáles cursos podrán continuar de manera virtual, la Comisión de Docencia de cada carrera deberá evaluar cada caso en conjunto con representantes estudiantiles y emitir una recomendación que será analizada por la Dirección de la respectiva unidad académica.

“Posteriormente, la Dirección deberá remitir a la Vicerrectoría de Docencia, para el respectivo aval, la lista de cursos bimodales y virtuales solicitados, con las justificaciones correspondientes. Es importante recordar que la virtualidad es un complemento en el proceso de enseñanza y se podrá privilegiar sobre la presencialidad únicamente cuando existan razones pedagógicas, logísticas o sanitarias de peso que lo justifiquen”, acordó.

La universidad indicó que los cambios que ha sufrido el calendario escolar del Ministerio de Educación Pública (MEP) han afectado los plazos de la UCR, por lo que la institución deberá hacer ajustes para desarrollar los procesos de admisión. Por el momento, se fijó que el primer ciclo lectivo se extenderá de marzo a julio y el segundo de setiembre a diciembre, incluido el periodo de exámenes finales.

Ahora, la Vicerrectoría de Vida Estudiantil elaborará el calendario completo de conformidad con lo dispuesto, pero el Consejo de Rectoría continuará monitoreando la evolución de la pandemia para determinar si en algún momento del ciclo lectivo será necesario tomar medidas adicionales o modificar lo que se ha acordado.

“En las próximas semanas, se estarán comunicando las disposiciones específicas para la asignación de becas y otros apoyos temporales para el próximo año, siempre con el objetivo de asegurar las oportunidades de estudio de todas las personas”, agregó la universidad en su resolución, con fecha del 10 de noviembre.

Un 93% del total de funcionarios de la UCR ya recibió la vacuna contra la covid-19 y el restante 7% deberá aplicarse las dosis o someterse a un procedimiento disciplinario que tendrá sanciones de distinta índole, las cuales aún no han sido comunicadas. Sin embargo, para la comunidad estudiantil aún no se ha acordado ningún tipo de consecuencia por asistir al campus sin tener la protección.

Eso podría cambiar en los próximos meses, ya que la Rectoría solicitó a la Comisión Nacional de Vacunación y Epidemiología el procedimiento para establecer la obligatoriedad de inoculación contra el virus para todos los alumnos. Esto bajo el argumento de que será “un mecanismo idóneo para proteger a la comunidad universitaria y lograr un retorno más seguro a las clases presenciales”.

Gustavo Gutiérrez Espeleta, rector de la UCR, había dicho a La Nación que prácticamente toda la comunidad universitaria avala la obligatoriedad de la vacuna, por lo que no habría mucho conflicto con esta medida. Además, este jueves agregó que el regreso a las aulas también irá acompañado de estrictos protocolos sanitarios como lavado de manos, distanciamiento y exigencia de uso de mascarilla.

“El regreso de la población estudiantil a las aulas nos llena de ilusión, pero siempre debemos recordar que el acatamiento de todas las medidas sanitarias que se dispongan es esencial para lograr que este proceso sea seguro para todas las personas. Agradezco profundamente la disposición de la comunidad universitaria para retomar nuestras actividades sustantivas en los diferentes sedes y recintos”, mencionó Gutiérrez.

La Universidad Nacional (UNA) y el Instituto Tecnológico de Costa Rica (TEC) respondieron a este diario que también están en preparativos para pronto anunciar su regreso a las aulas para 2022, pero aún no han realizado ninguna comunicación oficial porque continúan estableciendo los protocolos necesarios.

José Andrés  Céspedes

José Andrés Céspedes

Periodista en la sección Sociedad y Servicios de La Nación, graduado de la Universidad de Costa Rica. Escribe sobre vivienda y trabajo.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.