Daniela Cerdas E.. 3 julio
La baja en recaudación y la suspensión del curso lectivo, debido a la pandemia, son las razones que llevaron al Ministerio de Hacienda a recortar el pago del incentivo que reciben los docentes por trabajar en distritos de bajo nivel socieconómico. Foto: Rafael Pacheco
La baja en recaudación y la suspensión del curso lectivo, debido a la pandemia, son las razones que llevaron al Ministerio de Hacienda a recortar el pago del incentivo que reciben los docentes por trabajar en distritos de bajo nivel socieconómico. Foto: Rafael Pacheco

El gobierno no pagará este año a los docentes y funcionarios del MEP el incentivo por laborar en distritos con bajo nivel de desarrollo socioeconómico.

Se trata del plus denominado Zona de Menor Desarrollo (ZMD) que cada año cuesta cerca de ¢22.000 millones al Ministerio de Educación Pública (MEP).

Ese sobresueldo representa, en promedio, un pago de ¢500.000 al año para 30.000 servidores, aproximadamente.

De acuerdo con Elian Villegas, ministro de Hacienda, dos razones pesaron para tomar la decisión.

Una es la falta de ingresos tributarios debido a la pandemia. La segunda razón es que el incentivo no se necesita pagar en momentos en que, por la covid-19, las clases presenciales se suspendieron y los funcionarios laboran desde sus casas.

El recorte en los pagos por ZMD es parte de los ¢355.000 millones que se reducen del gasto público este año, debido a la baja de ingresos tributarios que el Poder Ejecutivo enfrenta debido a la emergencia sanitaria.

Hacienda estimó que la recaudación caerá en el 2020 en casi ¢975.000 millones, lo cual equivale a un 2,7% del producto interno bruto (PIB).

La noticia del recorte fue comunicada este jueves por el MEP a los sindicatos del sector.

"Hoy recibimos la nefasta noticia por parte del Ministerio de Educación Pública (MEP) de que no se pagará la ZMD 2020", dijeron en un comunicado conjunto la Asociación de Profesores de Segunda Enseñanza (APSE), el Sindicato de Educadores Costarricenses (SEC) y la Asociación Nacional de Educadores (ANDE).

“Nuestras organizaciones magisteriales realizarán el debido análisis de las implicaciones legales de este ataque, que se concibe como una afectación a los salarios de los trabajadores causándoles un grave de perjuicio a pocos días de la fecha en que se debía realizar el pago del primer tracto que, permitiría, cubrir muchas necesidades de las personas trabajadoras del Magisterio que tienen todo el derecho a recibir ese dinero”, indicaron los sindicatos en el comunicado.

Dichas organizaciones no descartan tomar acciones legales.

El curso lectivo fue suspendido el 16 de marzo y, desde entonces, el MEP implementó un plan de clases a distancia, que ha operado con tropiezos debido a que no todos los estudiantes tienen herramientas digitales.

Se espera un eventual regreso a las aulas, de forma paulatina, a partir de la segunda quincena de agosto. No obstante, todo dependerá del control y contención de los contagios de covid-19.