Terrorismo

Implacable repetición de tiroteos en escuelas de Estados Unidos

Repase aquí los ataques en los centros educativos del país, donde cada vez aumenta más la preocupación por el fácil acceso a las armas

Washington. Estados Unidos es el único país desarrollado donde se repiten implacablemente los tiroteos en escuelas. El último registrado ocurrió este martes, donde 21 personas perdieron la vida.

A continuación, un recuento de las masacres con armas de fuego más mortíferas en aulas de Estados Unidos, durante los últimos 23 años.

Un joven de 18 años mató a 19 niños y dos maestros en la Escuela Primaria Robb en la localidad de Uvalde, Texas, ubicada entre la ciudad de San Antonio y la frontera con México. El sospechoso fue abatido por las fuerzas de seguridad.

Un adolescente de 15 años mató a cuatro estudiantes a sangre fría e hirió a otros seis, así como a un maestro, en terrenos de la escuela secundaria en Oxford, Michigan, una pequeña ciudad al norte de Detroit. El tirador fue acusado de “acto terrorista” y “asesinato” e, inusualmente, sus padres también fueron procesados.

Un adolescente de 16 años marcó el día de su cumpleaños disparando a sus compañeros de clase en una secundaria de Santa Clarita, California. Mató a dos compañeros de clase e hirió a otros tres, antes de intentar suicidarse. Las víctimas tenían entre 14 y 15 años.

Un adolescente de 17 años acribilló a 20 personas en su instituto de educación secundaria en Santa Fe, Texas. Murieron dos adultos y ocho jóvenes. El atacante está encarcelado desde entonces.

El día de San Valentín, un joven de 19 años, identificado como Nikolas Cruz, descargó su rifle semiautomático en la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas, en Parkland, Florida, de la que fue expulsado por motivos disciplinarios.

Como resultado 17 personas perdieron la vida y el tirador fue arrestado.

Un adolescente de 15 años disparó y mató a otros dos estudiantes de la misma edad en la escuela secundaria de Benton Kentucky. Otras 18 personas resultaron heridas.

Un estudiante de 26 años mató a tiros a nueve personas en la Universidad de Umpqua. El tirador, herido, se disparó en la la cabeza.

Un hombre mató a siete personas en la pequeña Universidad Oikos en Oakland, California. El tirador, un exalumno de origen coreano, fue detenido y murió siete años después en prisión.

Después de dispararle a su madre, un joven de 20 años, identificado como Adam Lanza, mató a 26 personas, incluidos veinte niños de 6 y 7 años, en la escuela primaria Sandy Hook, en Connecticut.

Después del ataque se suicidó. Estados Unidos sigue atormentado por esta masacre por la gran cantidad de niños asesinados.

Un estudiante de Corea del Sur mató a 32 personas con sus dos pistolas semiautomáticas, antes de suicidarse dentro de la famosa institución de educación superior.

Dos estudiantes de Columbine High School, de 17 y 18 años y fuertemente armados, mataron a doce compañeros y un profesor antes de suicidarse en la biblioteca.

El número de víctimas habría sido peor si los atacantes hubieran logrado detonar las bombas caseras que portaban.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.