Política

Diplomático de EE. UU. prevé aumento de tensiones entre Nayib Bukele y Washington

Exembajador Stephen McFarland ve probable que confrontación se profundice tras sanciones impuestas a funcionarios del gobierno salvadoreño

San Salvador. “Es probable que la confrontación de (Nayib) Bukele con Estados Unidos se profundice”. Así consideró Stephen McFarland, exdiplomático de Estados Unidos en El Salvador y exembajador en Guatemala, la situación entre el gobierno de Nayib Bukele y su par estadounidense, Joe Biden.

McFarland expuso su opinión en un artículo publicado por la revista Americas Quaterly. En él, detalló las recientes sanciones impuestas contra funcionarios del gobierno de Bukele, la respuesta “furiosa” de este, y sus acusaciones al gobierno de Joe Biden de apoyar manifestaciones “comunistas” en relación a la marcha del pasado domingo.

El 8 de dicembre, el Tesoro de Estados Unidos anunció la inclusión en su lista negra de Osiris Luna Meza, viceministro de Justicia y director general de cárceles de El Salvador, y Carlos Amílcar Marroquín Chica, director de Reconstrucción del Tejido Social de la Presidencia, por sus tratos con altos mandos de las pandillas Mara Salvatrucha (MS-13) y Barrio 18.

En su análisis, McFarland consideró que Bukele “rechaza la crítica, demanda lealtad”, así como también “(Bukele) ve a la sociedad civil y al periodismo independiente como enemigos políticos”.

El exdiplomático también hizo consideraciones en el sentido de que las sanciones del Departamento del Tesoro contra Osiris Luna, Carlos Marroquín y Alma Yanira Meza tomaron meses para confirmarse, “por lo que es muy probable que la administración Biden haya sabido desde principios del 2021 sobre el acuerdo con las pandillas”.

Dilemas

Para McFarland, Bukele enfrentará tres dilemas en 2022: cómo conservar su apoyo, incluso cuando la demanda de recursos gubernamentales supera la oferta; cómo asegurar la fidelidad de sus operadores; y cómo se enfrentará a las sanciones de Estados Unidos y demás por venir.

Relación deteriorada

Luego de que Brian Nichols, subsecretario de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental de Estados Unidos, ratificara que las sanciones contra Osiris Luna y Carlos Marroquín fueron producto de investigaciones del Departamento de Justicia, legisladores salvadoreños expresaron inquietud por el punto bajo de la relación entre Estados Unidos y El Salvador.

“Nuestra investigación por parte del Departamento de Justicia y otras organizaciones ha revelado negociaciones ocultas entre oficiales del Gobierno y la organización criminal MS13, la Mara Salvatrucha. Nosotros estamos sumamente preocupados por la acción de esas personas que perjudicaron al pueblo salvadoreño y a la comunidad internacional, porque, como todos ustedes saben, la Mara Salvatrucha tiene nexos internacionales”, declaró Nichols.

Tras estas palabras, el diputado Johnny Wright (Partido Nuestro Tiempo) apuntó que es un tema serio. “Valida lo que hemos venido diciendo como oposición, que, desde el 1.° de mayo, El Salvador está retrocediendo en materia democrática significativamente”, afirmó.

“Esto es casi imposible de ocultar y por supuesto que lo valide el subsecretario de Estado, muy alto nivel en el gobierno de Estados Unidos, existe una preocupación y nuestro gobierno está haciendo poco para remediar esta situación”, agregó.

Luego, el jefe de fracción del FMLN, Jaime Guevara, aseguró que no solo es Estados Unidos el país preocupado por la situación de la institucionalidad en el país.

“No solamente Estados Unidos. El mismo pueblo resiente eso. Otros países de Europa ven la situación que ocurre en nuestro país. Es una realidad. Es preocupante: hay retrocesos en materia de política social, de democracia, derechos que se están perdiendo”, mencionó.

Por su parte, del lado del oficialismo, el diputado Guillermo Gallegos (GANA) intentó bajarle el tono a la preocupación de Estados Unidos por la situación en el país, al recuperar la narrativa de que Washington no usa las fuentes correctas para conocer qué pasa en El Salvador.

“No las comparto (las declaraciones). Van en contra de lo que está sucediendo en el país. La democracia se ha fortalecido. Antes, ellos ponían CSJ, FGR y todas. Hoy, para bien o para mal de unos, yo creo que para bien, hay un partido político que tiene los votos suficientes para tomar este tipo de decisiones”, consideró Gallegos, para justificar la actuación del oficialismo en la Asamblea.