Desastres Naturales

Tormenta invernal genera cortes de energía, caos vial y suspensión de vuelos en este de EE. UU.

Fenómeno generará hasta 30 centímetros de nieve en zona que va desde Tennessee y Georgia, en el sureste, hasta Vermont y el estado de Nueva York, al noreste

Tennessee. Millones de estadounidenses se prepararon este domingo para una gran tormenta que golpea con nieve y hielo el este del país y, de momento, ha causado cortes de energía, trastornos viales y suspensiones de vuelos. “Una tormenta invernal mayor golpeará el este de los Estados Unidos entre este domingo y lunes”, advirtió el servicio nacional del clima (NWS, en inglés), indicando que hasta 30 centímetros de nieve podrían caer en una zona que va desde Tennessee y Georgia, en el sureste, hasta Vermont y el estado de Nueva York, al noreste.

Los vientos podrían alcanzar velocidades de huracán sobre la costa atlántica, según NWS, por lo que el transporte ya ha sido fuertemente perturbado. Miles de vuelos han sido anulados y una parte de la autopista interestatal I95 en Carolina del Norte fue cerrada. Los conductores fueron advertidos de “condiciones de carretera peligrosas” y de grandes congestiones de Arkansas, al sur, hasta Maine, al noreste. “El aire artico, ya presente en el centro y este de Estados Unidos, va a combinarse con este sistema dinámico para crear una espesa capa de más de 30 centímetros de nieve”, afirmó la NWS.

Florida, al sureste, habitualmente con buen tiempo, fue afectada por varios tornados y caída de nieve, provocados por esta tormenta que también trajo daños materiales e inundaciones costeras el domingo, según el canal del clima. Desde los estados de Carolina del Norte y del Sur, remontando los Apalaches, el hielo y ráfagas de viento complican la situación.

La alerta invernal preocupa a más de 80 millones de personas, según los medios estadounidenses. Unos 2.900 vuelos domésticos e internacionales fueron anulados el domingo al mediodía, según el sitio FlightAware, y otros 2.400 habían sido aplazados. Al menos 235.000 personas no tenían electricidad en el sureste, de ellas 150.000 en las Carolinas, según el portal PowerOutage.us.

Georgia, uno de los estados más afectados, fue declarado por su gobernador, Brian Kemp, en estado de emergencia desde el viernes. Asimismo Virginia y Carolina del Norte. En el noreste de Estados Unidos centenares de automovilistas permanecieron bloqueados por cerca de 20 horas sobre un eje mayor de conexión con la capital Washington.