Conflictos

Segundo canadiense desaparecido en China, sospechoso de ‘amenazar’ la seguridad nacional

Según el diario canadiense Globe and Mail, Michael Spavor gestiona una agencia de viajes especializada en Corea del Norte. Se hizo conocido al ayudar al exjugador de estadounidense Dennis Rodman para que conociese al dirigente norcoreano Kim Jong Un.

Pekín. Un segundo canadiense, Michael Spavor, fue declarado desaparecido en China, país en el que estaba siendo interrogado por las autoridades, anunció a la AFP este jueves el portavoz del ministerio canadiense de Relaciones Exteriores, Guillaume Berube.

“Estamos trabajando duro para averiguar su paradero”, indicó Berube a la AFP, en alusión a Spavor, que residía en China.

“Sabemos que un canadiense nos contactó porque fue interrogado por las autoridades chinas”, declaró el miércoles la ministra canadiense de Relaciones Exteriores, Chrystia Freeland, en una rueda de prensa en Ottawa.

“No pudimos contactar con él desde que nos avisó. Trabajamos duro para determinar donde se encuentra y también hemos llevado esta cuestión ante las autoridades chinas”, agregó.

Según el diario canadiense Globe and Mail, Michael Spavor gestiona una agencia de viajes especializada en Corea del Norte. Se hizo conocido al ayudar al jugador de básquet estadounidense Dennis Rodman para que conociese al dirigente norcoreano Kim Jong Un.

El martes, Ottawa confirmó el arresto en China de otro canadiense, Michael Kovrig, exdiplomático que actualmente trabaja en Hong Kong para el centro de reflexión berlinés International Crisis Group (ICG).

Es especialista en temas de política exterior y de seguridad en Oriente Medio, y también en la península coreana.

Estas desapariciones coinciden con la liberación bajo fianza, el martes en Vancouver, de Meng Wanzhou, directora financiera del gigante chino de las telecomunicaciones Huawei, a la espera de una proceso de extradición a Estados Unidos.

La Justicia estadounidense la acusa de complicidad de fraude para esquivar las sanciones estadounidenses contra Irán. Pekín amenazó a Ottawa con tomar represalias después de su arresto, el 1 de diciembre en Vancouver, a petición de Estados Unidos.