Conflictos

Régimen de Ortega retiene papel y saca de circulación al diario ‘La Prensa’, el más antiguo de Nicaragua

El Gobierno nicaragüense volvió a bloquear la entrega de materia prima. La edición impresa dejará de circular este viernes 13 de agosto

Managua. El diario La Prensa, el más antiguo de Nicaragua, anunció este jueves que su versión impresa dejará de circular a partir del 13 de agosto, debido a que se quedó sin papel por la retención realizada por la Dirección General de Aduanas (DGA) de la materia prima adquirida por el medio de comunicación en julio.

“Una vez más, el régimen Ortega-Murillo nos ha retenido el papel. Mientras no liberen nuestros insumos no podemos circular en la edición impresa, pero no nos callarán”, se lee en la portada de la última edición de La Prensa que circula en el país.

Junto a este texto, se aprecia el titular en letras grandes: “La dictadura retiene nuestro papel, pero no puede ocultar la verdad”.

Con esta protesta, el medio de comunicación denuncia el secuestro de 62 rollos de papel periódico por parte de la DGA en un almacén fiscal.

Según el periódico, los pliegos se encuentran varados en los almacenes porque las autoridades de Aduanas no aprueban el trámite de solicitud de exoneración fiscal que se presentó desde el 26 de julio y que está establecido como un derecho constitucional.

Esta es la segunda vez que el régimen de Ortega toma una medida de este tipo contra La Prensa, tras decomisar papel, planchas, repuestos y correas para la rotativa del periódico por más de 500 días, sin brindar una explicación.

En esa ocasión, los insumos llegaron al país desde setiembre del 2018 y no fueron liberados hasta febrero del 2020.

“Esta nueva retención, cuando la empresa no está en capacidad de mantener grandes inventarios de materia prima, ha llevado a que este jueves 12 de agosto circulen en el país los últimos ejemplares de este diario hasta que el papel sea liberado”, manifestaron los encargados del diario en un comunicado.

“Esta acción también afecta al periódico Hoy, que ya no pudo circular este jueves”, agregaron.

A la espera de respuestas

El secretario general de la Junta Directiva de La Prensa, Juan Lorenzo Holmann, envió dos cartas formales y un correo al director general de la DGA, Eddy Medrano Soto, para que le informara sobre la situación; sin embargo, no obtuvo respuesta.

La DGA cuenta con diez días para aprobar la exoneración fiscal para las importaciones de los medios de comunicación escritos, radiales y televisivos, según lo establecido en el artículo 68 de la Constitución Política de Nicaragua.

El diario indicó que antes del 2018 el trámite de exoneración no demoraba el plazo estipulado, ya que la DGA aprobaba la solicitud en poco tiempo.

No obstante, después de ese año, que estuvo marcado por las grandes manifestaciones e intentos de censura a la prensa, todo cambió y el proceso de importación se volvió un calvario.

Debido a estas trabas, se vieron obligados a importar menos papel y en periodos más cortos de tiempo. No obstante, los retrasos en la aprobación de la exoneración continuaron.

Ahora han pasado 18 días desde la solicitud y no han recibido ninguna explicación sobre el porqué retuvieron la materia prima.

Seguirá la labor informativa

La Prensa mantiene una línea crítica hacia el gobierno de Ortega, a pesar de las constantes amenazas a la libertad de prensa que asedian a los medios nicaragüenses dedicados a denunciar los abusos del régimen.

Por esta razón, están comprometidos a seguir informando desde su plataforma digital, mientras esperan la aprobación de la DGA para volver a poner en circulación su edición impresa.

“Estamos suspendiendo momentáneamente la circulación impresa, pero La Prensa sigue en las plataformas digitales, seguimos haciendo nuestro trabajo de informar de ser la voz de los que no tienen voz”, indicó Holmann, a un medio radial.

“Este diario se mantendrá demandando la liberación del papel, denunciando el abuso de la dictadura e informando con veracidad, como lo ha hecho durante 95 años”, puntualizó en su comunicado.

Régimen presiona a los medios

Según datos del gremio empresarial, al menos 20 medios de comunicación independientes han desaparecido por confiscaciones o cierres forzosos durante el gobierno de Ortega, en el poder desde el 2007.

La mayoría dejó de funcionar a raíz de la crisis política que vive el país desde el 2018, cuando estallaron fuertes protestas contra el régimen, en la que se estima murieron más de 300 opositores a causa de la represión.

Entre los medios que dejaron de operar está El Nuevo Diario, que cesó sus funciones en setiembre del 2019 tras 40 años de existencia.

En diciembre del 2018, las autoridades confiscaron el canal privado 100% Noticias, que denunció la represión en las protestas. Además, encarceló durante seis meses a dos de sus directivos.

También fueron ocupadas las oficinas de la revista digital Confidencial y del programa Esta Semana, del periodista opositor Carlos Fernando Chamorro, quien se exilió en Costa Rica en junio pasado.