Política Económica

Costa Rica ve caer exportaciones a América Central

Las ventas hacia Panamá mostraron una contracción del 20% durante los primeros diez meses de 2020

América Central es el mercado natural de Costa Rica y por su cercanía el país puede comercializar de manera ágil los bienes y servicios. Sin embargo, entre enero y octubre de 2020 las transacciones hacia este destino experimentaron una contracción del 6%, según datos de la Promotora de Comercio Exterior (Procomer).

Durante ese periodo el monto total exportado fue de $1.901 millones mientras que en los primeros diez meses de 2019 se reportaron $2.021 millones.

Para Laura Bonilla, presidenta de Cadexco, la caída es preocupante pues Centroamérica perdió terreno y pasó a ser el tercer socio comercial (detrás de Estados Unidos y la Unión Europea) de Costa Rica.

“En el 2020 tuvimos el cierre temporal de fronteras no causado por las autoridades de nuestro país, pero eso sin duda tuvo un impacto en las exportaciones” manifestó Andrés Valenciano, ministro de Comercio Exterior.

Sin embargo, este cierre fue producto de las medidas sanitarias que tomó Costa Rica para contener la propagación de la covid-19. En mayo el gobierno de Nicaragua cerró el tránsito de mercancías por el puesto fronterizo de Peñas Blancas y el presidente Daniel Ortega acusó al país de frenar el paso de mercancías por el Istmo.

Costa Rica vio decrecer las ventas a Centroamérica principalmente por la caída de las transacciones hacia Panamá, país con el que se acumulan tensiones comerciales desde hace varios meses.

Mientras que en las otras naciones de la región la contracción fue producto de la menor demanda interna por la crisis sanitaria.

Panamá presentó mayor contracción

Las exportaciones a Panamá cayeron 20% entre enero y octubre. Este año el monto total exportado fue de $412 millones y en el mismo periodo de 2019 se registraron $513 millones.

Aproximadamente la mitad de la caída se dio por el cese de contratos de algunas empresas y ante la negativa de renovar permisos para la exportación de productos lácteos principalmente, indica un estudio de la Dirección de Inteligencia Comercial de Procomer de diciembre del 2020.

Desde el 1.° de julio, Panamá impide el ingreso de productos costarricenses de origen animal procedentes de 26 plantas, por incumplir con la presentación de documentos para renovar los permisos sanitarios en el país suramericano.

El conflicto aún no llega a su fin y el pasado 28 de noviembre el titular de Comex confirmó en entrevista a El Financiero que las autoridades nacionales trabajan para que se restaure la exportación de estos productos hacia el país sudamericano, y que espera dar buenas noticias en el corto plazo.

“En Panamá ha pasado de todo, primero lo que el Gobierno hizo con el tema del cierre, luego los bloqueos afectaron terriblemente en la zona sur, el primer producto que cayó fueron los explosivos debe ser por la construcción de carreteras y eso no se está haciendo”, dijo Bonilla.

Los productos que experimentaron mayor contracción son explosivos preparados (-16%), abonos minerales o químicos (-10%), antisueros (-10%), jarabes y concentrados para bebidas gaseosas (-6%) y tubos y accesorios de tubería de plástico (-5%).

¿Qué ocurrió en el resto de la región?

En Honduras y Guatemala se dio una contracción de las exportaciones de 5,95% y 1,37% respectivamente. La caída de las exportaciones a Honduras está relacionada con la baja en la demanda interna de productos asociados con el sector construcción e industriales.

En Guatemala se hicieron menos ventas porque hubo menor demanda interna producto de la pandemia, las personas recortaron sus gastos y las actividades turísticas y de entretenimiento tuvieron gran impacto.

Sin embargo, en medio de un entorno recesivo las ventas a Nicaragua (1,26%) y El Salvador (1,13%) mostraron un leve dinamismo.

En Nicaragua los productos del sector industrial impulsaron las exportaciones. Por ejemplo, las barras de hierro o de acero mostraron un dinamismo del 7% en los primeros 10 meses del 2020 y las ventas de materiales eléctricos crecieron 2%.

Mientras que en El Salvador los productos de primera necesidad (como los de limpieza) provenientes del sector químico y alimentario impulsaron las exportaciones.

Guatemala, Honduras y Nicaragua tienen como punto en común que redujeron la producción local de las bebidas alcohólicas producto de las medidas de confinamiento, lo que afectó el envío de envases de vidrio costarricenses a la región.

El cierre de fronteras no fue un impedimento para abastecer el mercado, pues las algunas empresas encontraron soluciones alternativas para el envío de productos a la región centroamericana.

En Panamá el envío de mercadería vía terrestre cayó 118% pero esto se vio compensado con el trasiego de productos por la vía marítima que creció 29%, solo por citar un caso.

La disminución de las transacciones en América Central afecta principalmente a las pequeñas y medianas empresas.

“El mercado centroamericano es sumamente importante para el país y en muchos casos representa la primera experiencia de exportación de las pequeñas y medianas empresas y sigue siendo uno de los principales mercados para las pymes de nuestro país y para sectores como el sector industrial y agro”, aseguró el ministro de Comercio Exterior.

En el 2021 Costa Rica ejercerá la presidencia pro tempore del Consejo de Ministros de Integración Económica (Comieco), organización donde el país continuará impulsando una agenda de integración y facilitación del comercio entre los países de la región. Esta situación representa una oportunidad para el país, acusó Valenciano.

Laura Ávila

Laura Ávila

Es periodista de Economía y Política de El Financiero