Negocios

Siete pymes se gradúan de programa de incubación para empresas ‘verdes’ y ahora buscan financiamiento

Siete pymes se graduaron del programa Green Tech y expusieron sus modelos de negocio ante inversionistas de fondos de capital de riesgo nacionales e internacionales, para obtener financiamiento

Siete pequeñas y medianas empresas (pymes) costarricenses, involucradas en el sector de las tecnologías “verdes”, culminaron un proceso de incubación de 12 semanas que ahora les abre la oportunidad de conseguir financiamiento y escalar su modelo de negocio.

Se trata del programa Green Tech Costa Rica, que por medio de un proceso de fortalecimiento logró que estas startups expusieran sus modelos de negocio ante inversionistas de fondos de capital de riesgo nacionales e internacionales. Esta iniciativa tiene el objetivo de activar el ecosistema de innovación local para consolidar al país como un hub mundial de innovación en tecnologías limpias.

Green Tech es una iniciativa de la Promotora del Comercio Exterior de Costa Rica (Procomer) y la Fundación Costa Rica Estados Unidos de América para la Cooperación (Crusa), con el apoyo de la incubadora regional Pomona Impact.

El proyecto contempló acompañamiento empresarial de asesores especializados en metodologías de aceleración, tecnología y negocios, acceso a una importante red de contactos y la posibilidad de optar a capital de riesgo por parte de un fondo de inversión.

Las empresas que se graduaron del programa y que exploraron nuevas opciones de financiamiento en el llamado “Demo Day” fueron:

  • Novellus Breeding: empresa dedicada al mejoramiento genético de plantas ornamentales de jardín novedosas para comercialización global bajo acuerdos de licenciamiento.
  • Flores y Follajes del Caribe S. A.: empresa de base tecnológica productora de plantas ornamentales especializada en reproducción de orquídeas.
  • Dosmil 50: empresa suplidora de empaques compostables para industria alimentaria y food service.
  • Grupo Ingesa: firma de servicios de eficiencia energética empresarial para reducir los costos operativos.
  • Ecoins: programa de fidelidad que premia con incentivos el hábito del reciclaje del consumidor.
  • Susty: software para medir, gestionar y reportar indicadores y certificaciones de sostenibilidad.
  • Esquipi: fabricante y comercializador de productos de limpieza tradicional y biodegradables.

El ministro de Comercio Exterior y presidente de la Junta Directiva de Procomer, Andrés Valenciano, señaló que este programa nació de una decisión estratégica para fortalecer el ecosistema emprendedor de Costa Rica y aprovechar las ventajas competitivas del país en materia de sostenibilidad.

“Entendemos que el mercado interno es limitado y dependemos de las exportaciones para hacer crecer la economía, por lo que es indispensable identificar los diferenciadores que nos permitan ser competitivos para crecer. Y es aquí donde debemos aprovechar la imagen positiva de Costa Rica y los recursos para desarrollar negocios con propósito, con los cuales logremos progreso social, ambiental y económico”, afirmó.

Pedro Beirute, gerente general de la Promotora, destacó que la iniciativa aporta componentes claves para incrementar las posibilidades de crear empresas sólidas, financieramente viables, con potencial de levantar capital y de escalar sus modelos en los mercados internacionales, ya que combina asesoría personalizada, intercambio de experiencias, acceso a redes de contactos de alto nivel y capital financiero.

La delegada ejecutiva de la fundación Crusa, Flora Montealegre, agregó que este es un paso importante para impulsar negocios sostenibles dentro del ecosistema emprendedor del país, por lo que el próximo año se proyecta ampliar el cupo para apoyar a más firmas nacionales y potenciar sus oportunidades de éxito.

“Celebramos esta edición del Programa Green Tech, acompañado de personas emprendedoras y visionarias en múltiples sectores como lo son la agricultura, la gestión de residuos y la economía circular, la eficiencia energética, la conservación de los recursos naturales, la biotecnología avanzada y, como elemento clave, el fortalecimiento del talento humano, en respuesta a los retos de nuestro tiempo”, indicó Montealegre.

Por su parte, Javier Fresco, director de Incubación de Pomona Impact, resaltó que el programa es extremadamente enriquecedor porque se siembra una semilla que no solo genera beneficios para el país, sino que también sirve de ejemplo para toda la región, principalmente por la gran capacidad de las empresas.

“En lo personal, ha sido un verdadero privilegio poder acompañar a estas siete empresas durante este proceso. Sabemos el tremendo valor que entre todos estamos aportando a la región, y estoy convencido de que hoy empieza un nuevo camino de crecimiento acelerado para cada una de ellas”, finalizó.

José Andrés  Céspedes

José Andrés Céspedes

Periodista en la sección Sociedad y Servicios de La Nación, graduado de la Universidad de Costa Rica. Escribe sobre vivienda y trabajo.