Negocios

DiDi instala en Costa Rica central de soporte para 8 países y contratará trabajadores

La compañía busca ampliar su planilla en un 30% para el 2023; centro de servicios dará atención a usuarios de países de Centroamérica, el Caribe y Suramérica

La aplicación de soluciones de movilidad DiDi instalará en Costa Rica su segunda Central de Emergencias, la cual brindará soporte a usuarios de ocho países de Centroamérica, el Caribe y Suramérica. La compañía busca ampliar su planilla en un 30% para el 2023.

Este centro de servicios, que requiere de una inversión de $2.2 millones por los próximos dos años, atenderá reportes provenientes de usuarios de países como Argentina, Chile, Perú, Ecuador, Colombia, Panamá, República Dominicana y Costa Rica.

Así, Costa Rica se une a México como los únicos dos países en contar con un centro de este tipo para la asistencia de usuarios de esta aplicación, que incluye conductores, repartidores y clientes. En DiDi seguimos renovando nuestro compromiso y la confianza que desde el inicio hemos tenido en Costa Rica”, apuntó Jorge Ordóñez, director de la plataforma para Centroamérica, el Caribe, Colombia y Ecuador.

Actualmente, 87 personas ya trabajan en puestos como agentes de atención de incidentes, agentes especializados y supervisores, de los cuales el 55% son mujeres y un 30% son personas con discapacidad. Las edades de los nuevos colaboradores de la firma van desde los 18 años hasta aquellos próximos a jubilarse.

La empresa proyecta que para el 2023 se incrementen las contrataciones en un 30%, preferiblemente de personas con conocimientos en paquetes de cómputo y dominio deseable en el idioma inglés o portugués. Las personas interesadas pueden enviar su currículo al correo talentohumano@tilatina.com.

La central de monitoreo de emergencias, operada por la empresa tiLatina, tiene el objetivo de dar soporte y apoyo a los usuarios de la aplicación, con tiempos de respuesta de segundos o pocos minutos de acuerdo con la severidad de la situación que se presente.

Según explicó la compañía en un comunicado, los reportes pueden generarse de manera automática, en caso de que se detecten patrones o anomalías en el viaje. También pueden darse con la interacción de la persona usuaria, mediante la sección de ‘Ayuda’ de la aplicación o a través del ‘Botón de Emergencias’.

Desde Costa Rica, la atención y soporte se brindará mediante mensajes y llamadas a partir de los reportes que se registren en los ocho países que cubre la central. El servicio operará para todas las modalidades de servicio que ofrece la aplicación, es decir, DiDi Moto, DiDi Taxi y DiDi Food.

Con este servicio, la compañía de delivery busca minimizar los riesgos para su comunidad de usuarios en todos los países donde la aplicación está disponible. “El 99,99% de los viajes que se conectan por medio de la plataforma terminan sin incidentes. Sin embargo, es vital desarrollar maneras siempre innovadoras y procesos depurados para que, quienes se benefician de conectarse a través de DiDi lo puedan hacer de forma cada vez más segura”, agregó Ordóñez.

“La operación de DiDi, mediante esta Central de Emergencias, sigue consolidando al país como un hub para los centros de servicios, al tiempo que la empresa abre oportunidades de desarrollo para diversos segmentos de la población”, manifestó Diana Salazar, gerente Adjunta, de la Dirección General de la Coalición de Iniciativas de Desarrollo (Cinde).

Salazar agregó que el sector servicios es el de mayor dinamismo en generación de empleo, con más de 100 mil puestos de trabajo al cierre del año pasado En Costa Rica, DiDi opera desde noviembre del 2019, mientras que DiDi Food inició la intermediación de órdenes desde agosto del 2021.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.