Negocios

Comercio ilícito en redes sociales mueve un inventario de al menos ¢10.700 millones mensuales en Costa Rica

Si la mitad de esa mercadería se vendiera en el próximo mes, el Ministerio de Hacienda dejaría de percibir casi ¢700 millones, indica un estudio de la Cámara de Comercio

El comercio ilícito que se mueve en Costa Rica por redes sociales alcanzó un valor de inventario de al menos ¢10.700 millones mensuales, de acuerdo al más reciente estudio del Observatorio del Comercio Ilícito (OBCI) de la Cámara de Comercio.

Durante el último año el comercio ilegal a través de estas plataformas tuvo un incremento del 109,8%, ya que en el 2019 la cifra estimada era de ¢5.100 millones.

La investigación de la Cámara de Comercio se enfocó en la venta de artículos nuevos, vendidos por particulares y en pequeñas cantidades. A esta práctica se le denomina como comercio “hormiga”, pues son ventas que no se registran y evaden al fisco.

Si la mitad de esa mercadería (con un valor de al menos ¢10.700 millones mensuales) se vendiera en el próximo mes, el Ministerio de Hacienda dejaría de percibir casi ¢700 millones, indica el análisis.

“Las ventas por medio de grupos en redes sociales, no son comercio electrónico. Mientras que las primeras requieren de una interacción externa entre el vendedor y el comprador, en el e-commerce la transacción se realiza en línea, lo que además de brindar seguridad, permite trazabilidad y mejor control tributario”, afirmó Jairo Mena, Director Ejecutivo del Observatorio del Comercio Ilícito de la Cámara de Comercio de Costa Rica

Artículos para el hogar, muebles y las prendas de vestir son los artículos que se comercian mediante las redes sociales; mientras que los bolsos, celulares y juguetes ya no son tan cotizados, si se compara con las cifras del año anterior, concluye el estudio.

Los precios de los productos que se comercializan por redes sociales oscilan entre los ¢500 y los ¢650.000 (desde comida hasta una pantalla 4K), y el valor promedio estimado es de ¢45.000.

El incremento en las ventas informales está relacionado con la actual crisis económica.

“La pérdida de empleo y disminución del ingreso disponible vivida por los costarricenses este año, se refleja en la necesidad, no solo de buscar formas alternativas de ingreso, sino también en la búsqueda de artículos a precios más bajos, y las redes sociales son una herramienta que facilita esta interacción”, agregó Mena.

Los licores, la lotería y los cigarrillos también forman parte del mercado ilícito a través de las redes sociales. No obstante, la comercialización es más desarrollada y no entran en la categoría de comercio hormiga.

En el país se estima que existen 800 grupos de compra y venta de artículos. Para esta investigación se analizaron 54 grupos distribuidos por todo el país, y se estudiaron 1.522 publicaciones de artículos puestos a la venta durante el último mes y no se contabilizaron las publicaciones repetidas.

Laura Ávila

Laura Ávila

Es periodista de Economía y Política de El Financiero