Patricia Leitón, Óscar Rodríguez, Esteban Ramírez. 12 noviembre
Costa Rica inició, este martes 12 de noviembre, la colocación de eurobonos por $1.500 millones. Foto: Mario Rojas.
Costa Rica inició, este martes 12 de noviembre, la colocación de eurobonos por $1.500 millones. Foto: Mario Rojas.

El Gobierno de Costa Rica comenzó, a las 8 a. m. (hora local) de este martes 12 de noviembre, la apertura del libro de ofertas para la colocación de $1.500 millones en los mercados internacionales.

El país ofreció a los inversionistas internacionales dos títulos uno con vencimiento al 19 de febrero del 2031 (a 11 años) y cuyo rendimiento inicial ofrecido ronda el 6%.

Además, el otro bono es con un vencimiento al 2045 cuyo rendimiento de inicio se ubica en 7%, según el portal de noticias financieras Bloomberg. En este caso se trata del relanzamiento de un título que ya circula en el mercado y del cual se ofrece una porción.

"Ahora se empezarán a recibir ofertas, en el pasado han sido cuatro o cinco veces el monto ofrecido y a partir de esas ofertas el Gobierno comienza a ajustar la tasa para llevarla a lo más bajo que pueda, explicó Vidal Villalobos, asesor económico del Grupo Prival, en Costa Rica.

El proceso de colocación de los títulos los efectúa los bancos asesores HSBC y Citi Group ambos contratados por el Ministerio de Hacienda.

Durante la jornada de este martes el Ministerio de Hacienda recibirá oferta de inversionistas y el objetivo es pagar la menor tasa de interés posible para abaratar, de esta manera, el costo de financiamiento de estos recursos.

“El sentimiento de mercado señala tasas que apuntan a un rango que oscila entre entre 6,5% y 7% para la emisión a 11 años (2031) y de 7,5% a 8% para la emisión al 2045”, informó, por su parte, José Rafael Brenes, gerente de la Bolsa Nacional de Valores.

Freddy Quesada, gerente de INS Valores, comentó que, hasta las 9:30 a.m. de este martes, los bonos costarricenses han generado una demanda tres veces mayor al monto ofrecido.

“Lleva una demanda de $5.500 millones. Sin duda va a empujar el rendimiento ala baja”, detalló el especialista.

Quesada añadió que las bajas tasas de interés a nivel mundial y la liquidez del mercado generan el interés en la emisión de deuda del país.

Por su parte, Melvin Garita, gerente de BN Valores, explicó que la apertura del libro de órdenes mide el apetito de los inversionistas por los bonos del emisor, en esta caso el Gobierno de Costa Rica.

“Después de obtenida esa información, los bancos asesores junto con el emisor realizan una revisión del rendimiento de la emisión, para finalmente dejar las referencias finales de colocación (…) los oferentes en la fase inicial tienen la opción de mantener su intención inicial o salirse del negocio”, detalló Garita.

Garita dijo que la reapertura del título al 2045 obedece a la necesidad de darle más liquidez a esa emisión.

“Se mejora la formación de precios y la información que puede obtener respecto a cómo ve el mercado las emisiones de largo plazo costarricenses”, explicó el analista.

Los eurobonos son valores que los gobiernos venden a ahorrantes en los mercados internacionales para recoger recursos con el objetivo de pagar los gastos que no cubren con el dinero recaudado principalmente de los impuestos (el déficit fiscal).

Para este año, el Banco Central previó en su programa macroeconómico que el déficit del Gobierno Central alcanzará 6,3% de la producción.

El Ministerio de Hacienda había solicitado permiso a la Asamblea Legislativa para emitir hasta $6.000 millones en los mercados internacionales, pero solo obtuvo autorización para emitir estos $1.500 millones.

Costa Rica mantiene, en la actualidad, seis emisiones de bonos internacionales que vencen en los años 2020, 2023, 2025, 2043, 2044 y 2045. Esta última fue colocada años atrás pero se volverá a ofrecer en esta ocasión.