Banca

Oficina del Consumidor Financiero insta a deudores a acudir a bancos para conocer estado de sus condiciones crediticias

Entidades financieras retomaron el pasado 1.° de enero las condiciones de calificación crediticia que estuvieron suspendidas por un periodo de 21 meses a raíz de la covid-19

La Oficina del Consumidor Financiero (OCF) instó a todos los deudores a acercarse a las entidades financieras para conocer el estado de sus condiciones crediticias, luego del regreso de las reglas bancarias prepandemia, que se restablecieron a partir de este mes de enero.

“Conocer y ser informado del estado actual de los créditos es parte de los derechos del consumidor financiero. Tomando en cuenta que nuevamente las disposiciones vigentes en las operaciones crediticias son las de prepandemia, es importante que el deudor tenga claro cómo operarán sus préstamos de ahora en adelante”, afirmó Danilo Montero, director general de la OCF.

Montero explicó que es importante revisar algunos puntos de las condiciones crediticias, como los saldos de las deudas a la fecha, la fórmula de cálculo de la cuota a partir de este momento, el monto de interés acumulado que no fue pagado durante el alivio que la entidad aprobó y el nuevo plazo para cancelar el crédito.

Estas recomendaciones llegan luego de que el pasado 1.° de enero, las entidades financieras retomaran las condiciones de calificación crediticia de deudores que estuvieron suspendidas por un periodo de 21 meses a raíz de la crisis sanitaria de la covid-19.

La vuelta a las reglas bancarias prepandemia se concretaron para este 2022 después de que el Consejo Nacional de Supervisión del Sistema Financiero (Conassif) eliminó, el pasado 1.º de noviembre, las medidas de flexibilización crediticia aprobadas desde marzo del 2020. Las disposiciones excepcionales tenían como objetivo mitigar el impacto para los deudores afectados por la pandemia mediante una flexibilización de la normativa bancaria.

La OCF indicó que la eliminación de las medidas del Conassif hacen referencia a la aplicación de condiciones crediticias especiales de manera ilimitada, por lo que instan a los deudores a consultar con las entidades financieras si existen otras opciones de arreglo a las que puedan aplicar.

Ahora, a los deudores en problemas solo se les podrá efectuar una readecuación, refinanciamiento o prórroga en un plazo de 24 meses, en vez de en forma ilimitada, ya que, si se aprobara más de un cambio, esta tendrá que ser calificada como una operación crediticia especial, advirtió la entidad.

“Una operación crediticia se considera como especial cuando el deudor solicita que se aplique más de una prórroga, readecuación o refundición de la deuda en un período de dos años. Al hacerlo, se interpreta como un aumento del riesgo de que no se pague, y posiblemente genere un cambio de condiciones”, señaló Montero.

Otra medida que retomaron los bancos a partir de enero fue el análisis de estrés para valorar la capacidad de pago de los clientes durante toda la vida del préstamo, así como en las nuevas operaciones.

“Aunque los deudores puedan sentir que estas medidas los afectan, la OCF ha insistido en que no podemos perder de vista los ahorros con los cuales se otorgan los créditos. Tan importantes son las personas que tienen deudas como las que han confiado sus ahorros en las entidades financieras. Por lo tanto, la decisión de la entidad reguladora debe entenderse como una medida para garantizar la calidad de los intermediarios”, aseguró el jerarca.

Luis Enrique Brenes

Luis Enrique Brenes

Bachiller en Comunicación Colectiva con énfasis en Periodismo de la Universidad de Costa Rica.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.