Data

Únicamente dos diputados no gastaron un solo colón del Congreso en gasolina

Reducir el uso de hidrocarburos y ayudar con finanzas públicas fueron las razones de Carolina Hidalgo, del PAC, y de Wagner Jiménez, del PLN

Solo dos legisladores optaron por no tocar el dinero destinado por el Congreso para la compra de combustible, a pesar de tener a su disposición más de ¢14 millones. Se trata de Carolina Hidalgo, del oficialista Partido Acción Ciudadana (PAC), y Wagner Jiménez Zúñiga, del Partido Liberación Nacional (PLN).

Ambos diputados decidieron desde un inicio ahorrarle ese dinero al Estado por razones distintas. Jiménez lo hizo como una forma de ayudar a ordenar las finanzas públicas y reducir el déficit fiscal. Hidalgo, entretanto, pretendía hacer un aporte en la lucha por disminuir el uso de hidrocarburos.

“No utilicé los 500 litros de combustible a pesar de que atendí cantones de la zona sur; región Brunca, y zonas alejadas de la provincia de San José, porque el mandato del pueblo en la elección de 2018 fue claro: ordenemos las finanzas públicas, el déficit fiscal y los desequilibrios financieros. Todos teníamos y tenemos que hacer sacrificios. Esto no puede ser unidireccional. Luego sobrevino la pandemia y con mucha más razón teníamos que ajustarnos la faja, el pueblo costarricense ha hecho sacrificios históricos”, dijo el verdiblanco, quien agregó que cubrió los gastos de sus desplazamientos con recursos propios.

En tanto, la diputada Hidalgo recalcó que en su caso fue una decisión clara que tomó desde antes de asumir el cargo: “Yo tomé la decisión personal desde antes de comenzar a ser diputada. Para mí, disminuir el uso de hidrocarburos, la descarbonización y otras agendas vinculadas a estas materias debían posicionarse. Además se pueden hacer giras territoriales y trabajos con las comunidades sin necesidad de usar ese dinero de combustible”.

La rojiamarilla aseguró que realizó más de 100 giras territoriales. En 2020, por la pandemia de la covid-19, suspendió varios desplazamientos, pero siempre que tuvo que salir, lo hizo con sus recursos personales.

“Siempre usé mi propio automóvil y pagué el dinero de la gasolina de mi propio bolsillo. De la misma manera lo hice con mis viajes al exterior en mi calidad de diputada: siempre pagué de mi bolsillo asuntos como transportes internos u hospedajes”, dijo la primera presidenta del Congreso en la legislatura 2018-2022, y tercera mujer presidenta de la Asamblea en la historia del país.

Al igual que su colega Wagner Jiménez, la congresista considera que su decisión puede servir de ejemplo para los diputados electos.

“Espero que la acción de no gastar ese dinero de combustible sirva como un ejemplo de que sí se pueden hacer giras y trabajo territorial, además del resto de trabajo de una diputación, sin usar ese dinero extra que se nos otorga. La voluntad política debe existir para, poco a poco, ir haciendo los cambios necesarios en este tipo de gastos”, enfatizó Hidalgo.

Por su parte, el diputado Wagner Jiménez recomendó a las nuevas fracciones que “discutan el tema y busquen una solución que se apegue a la legalidad y a la conveniencia nacional”.

Según datos del Departamento Financiero de la Asamblea Legislativa, entre el 1.° de mayo del 2018 y el 15 de marzo del 2022, los congresistas gastaron, en conjunto, poco más de ¢707 millones en combustibles; seis de ellos gastaron, cada uno, más de ¢15 millones.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.