Salud

Tres de cada diez adolescentes en Costa Rica tienen sobrepeso u obesidad

Encuesta del Ministerio de Salud a colegiales es la primera de este tipo que se elabora en el país

Tres de cada diez adolescentes costarricenses tienen sobrepeso u obesidad, reveló esta semana el Ministerio de Salud.

Según la Encuesta Colegial de Vigilancia Nutricional y Actividad Física, un 21,1% de estudiantes consultados tiene sobrepeso; una condición que parece más frecuente en mujeres que en hombres.

Asimismo, el 9,8% presenta obesidad, solo que en este rubro, ambos sexos están muy parecidos, ellos las aventajan a ellas en un punto porcentual, aproximadamente.

Con relación a la desnutrición, la cifra es baja (afecta solo a 1,7% de los jóvenes encuestados), pero no puede dejarse de lado, pues de esa cantidad un 0,2% sufre lo que se conoce como desnutrición severa.

Dentro de la categoría de peso normal, con base en el índice de Masa Corporal (IMC), califican dos terceras partes de los colegiales.

La investigación también arrojó datos sobre autopercepción: más de la mitad de los adolescentes aseguró sentirse bien con su peso, mientras que un tercio dijo querer “pesar menos”.

“La adolescencia es una etapa importante del curso de vida, que ofrece una perspectiva para la adopción de hábitos futuros”, afirmó el ministro de Salud, Daniel Salas al revelar las cifras de esta encuesta.

“En ese sentido, los resultados de este estudio son importantes porque nos brindan un acercamiento a los hábitos de consumo de alimentos y los niveles de actividad física de los adolescentes a nivel nacional”, añadió el jerarca.

La encuesta se realizó en el 2018 a 8.297 estudiantes entre 13 y 17 años, y es la primera en su tipo que se realiza a esta población en el país, cuya matrícula en el 2019 fue de 386.609 personas.

La investigación fue elaborada por el Ministerio de Salud junto con otras seis instituciones, entre ellas el Ministerio de Educación Pública (MEP) y la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS). El trabajo tiene representatividad nacional, pero la huelga de tres meses en el 2018 impidió que fuera así por provincia.

Anteriormente, el Censo Escolar Peso/Talla del 2016 reveló que un 34% de niños entre 6 y 12 años tenían sobrepeso u obesidad. La publicación de estos resultados motivó cambios en el menú de comedores escolares y la contratación de más personal de nutrición en la CCSS.

FUENTE: MINISTERIO DE SALUD    || J.C / LA NACIÓN.

Hábitos nutricionales

En el ámbito nutricional, el estudio dado a conocer por el Ministerio de Salud demostró que dos de cada tres de los adolescentes consumen entre uno y cuatro vasos de agua en todo el día. Solo el 28% consume la porción recomendada, más de cinco vasos de agua al día.

Además, cerca del 20% indicó tomar bebidas con azúcar agregadas dos o más veces en 24 horas. El 33% consume estas bebidas dos o más veces a la semana, lo que incrementa el riesgo de sufrir enfermedades crónicas en la adultez.

La mayoría de los muchachos dijo cumplir con los tres principales tiempos de comida (desayuno, almuerzo y cena). No obstante, cerca de una tercera parte nunca desayuna, 26,4% solo come frutas una vez por semana, y el 20% consume vegetales una vez por semana.

Diferentes investigaciones realizadas en otros países, han demostrado una y otra vez, que el desayuno es vital para niños y adolescentes, incluso saltarse esta comida puede relacionarse con una baja en las calificaciones escolares. Al menos así lo indicó un estudio estudio realizado por científicos de la Universidad de Leeds (Reino Unido), publicado en el 2019.

Katie Adolphus, principal autora de esta investigación, dijo al diario El Mercurio de Chile, que el desayuno se asocia a mejor rendimiento por una causa biológica: “La glucosa es la fuente de energía preferida por el cerebro, que requiere glucosa para sus necesidades energéticas. El cerebro humano equivale solo al 2% del peso, pero representa el 25% del consumo total de glucosa corporal, que es más que cualquier otro órgano del cuerpo. Además, los niños tienen un consumo de glucosa cerebral aun mayor que el de los adultos”.

Y agregó: “Por otro lado, los niños y adolescentes están sujetos a un período de ayuno nocturno más prolongado debido a mayores demandas de sueño, que pueden agotar las reservas de glucosa durante la noche. Por lo tanto, el consumo del desayuno es vital para proporcionar la energía adecuada para el cerebro durante la mañana escolar”.

Las meriendas a media mañana y media tarde tampoco son una práctica común entre los adolescentes ticos. Según la encuesta, poco más de tres cuartas partes no realiza esta comida en la mañana, y dos terceras partes no lo hace en la tarde.

“Las autoridades sanitarias reiteran la recomendación de merendar, dado que los datos de la misma encuesta evidencian que a mayor frecuencia de tiempos de comida, mayor prevalencia de estado nutricional normal y menor prevalencia de sobrepeso y obesidad”, señaló el Ministerio de Salud en su comunicado.

En el caso del sedentarismo, los resultados dependen del día de la semana.

De lunes a viernes, el 75% pasan sentados menos de cinco horas al día, mientras que los fines de semana, 42,3% acostumbran a estar sentados seis horas o más.

Incluso, un 16% afirmó no hacer actividad física nunca o casi nunca.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la recomendación es que los adolescentes se ejerciten al menos 60 minutos al día.

Yeryis Salas

Yeryis Salas

Periodista. Bachiller en Periodismo de la Escuela de Ciencias de la Comunicación Colectiva de la Universidad de Costa Rica.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.