Salud

Población no puede sentirse segura de la covid-19 antes de tener cerca de 80% de habitantes vacunados

Personas deben mantener sus cuidados aun con su esquema completo, al fármaco le toma tiempo lograr eficacia para evitar enfermedad y controlar la transmisión

Sí. Las vacunas son una de las herramientas más poderosas para mantener el control de la covid-19, pero cuando se trata de poblaciones completas, la acción de estos fármacos toma tiempo, los resultados no se reflejan de inmediato cuando el porcentaje de la gente vacunada es bajo aún.

Por esa razón, no conviene considerar que el avance de la vacunación implica que la enfermedad desaparece o las personas ya son inmunes a la infección.

Para Mike Ryan, jefe de emergencias de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la cantidad de población que debe tenerse para llegar a un umbral de inmunidad rebaño, en el que los vacunados puedan proteger a los no vacunados, es mucho mayor a la pensada anteriormente y más bien estaría cercana al 80% y no al 70%.

“Una gran mayoría seguimos susceptibles al contagio. Es muy difícil para los países buscar cero contagios y abrir las actividades.

“Con la cobertura de vacunas, actualmente no queda completamente claro cuánto debería ser el porcentaje de vacunación para que se vea reflejada en la transmisión. Sería de alrededor de un 80% para que se afecte la transmisión y evitar más brotes, especialmente en los países con variantes más transmisibles”, advirtió.

Costa Rica ya reportó la presencia de tres de las cuatro variantes vistas como más transmisibles.

Soumya Swaminathan, científica en jefe de la OMS, coincide con Ryan, al señalar que se requiere un alto nivel de vacunas para considerar que hay un alto nivel de protección.

“Primero necesitamos que cada persona tenga al menos dos semanas de estar vacunadas, pero luego de eso se necesita una cantidad alta de personas vacunadas”, manifestó.

Recordó que estos fármacos reducen la posibilidad de infectarse, pero no en un 100%, por eso no se puede bajar la guardia en cuanto a medidas y protocolos.

Las señales

Para Swaminathan, hay señales que pueden dar indicios de que las cosas comienzan a mejorar. Una de ellas es que comienzan a bajar las muertes y las hospitalizaciones en poblaciones que ya han sido protegidas.

Posteriormente, se verá un descenso en casos y esto, a su vez, podría disminuir la transmisión.

Costa Rica ya ha visto eso en una medida. Se apostó por darle prioridad a los adultos mayores.

En noviembre del año pasado, el 80% de los fallecimientos relacionados con covid-19 eran de las personas de mayor edad. Ahora estas son menos del 30%.

Datos divulgados este 8 de junio, señalan que el 70,3% de los mayores de 58 años en el país ya están protegidos, con esquema completo y el 86% tiene al menos una dosis.

Además, entre primeras y segundas aplicaciones para todos los grupos, en el país se han suministrado 36,2 dosis por cada 100 habitantes.

Es innegable que hay un impacto positivo, pero aún es insuficiente como para poder decir que puedan bajarse las medidas que cada persona mantiene.

¿Qué hacer?

Para los especialistas, no hay mucha diferencia en cómo protegerse de la infección.

- Lavado de manos constante y a conciencia.

- No salir de casa si se tienen síntomas.

- Usar la mascarilla correctamente, de forma que cubra nariz, boca y mentón sin moverse.

- Evitar lugares cerrados y con poca ventilación. De ser así, abrir puertas, ventanas. Si no hay ventanas, permanecer ahí el menor tiempo posible.

- Preferir los lugares abiertos o al aire libre.

- Evitar las aglomeraciones.

- Mantener la distancia de personas que no viven con nosotros.

Irene Rodríguez

Periodista en la sección El País. Máster en Salud Pública con Énfasis en Gerencia de la Salud en la Universidad de Costa Rica. Ganó el Premio Nacional de Periodismo Científico del Conicit 2013-2014, el premio Health Systems Global 2018 y la mención honorífica al Premio Nacional de Periodismo de Ciencia, Tecnología e Innovación 2017-2018.