Salud

Mortalidad por covid-19 golpea más en dos cantones de San José y uno de Puntarenas

Análisis de Universidad Hispanoamericana revela impacto de dos años de pandemia; tres cantones josefinos figuran como los de menor mortalidad

En los últimos dos años, la pandemia de covid-19 provocó más de 8.000 fallecimientos en Costa Rica. Sin embargo, la mortalidad no ha sido igual en todos los lugares; de hecho, hay tres cantones donde la enfermedad se ha ensañado más.

Dos de estas comunidades se encuentran en la provincia de San José y la tercera está en Puntarenas. Así lo revela un análisis de la Universidad Hispanoamericana (UH) con base en los datos del Ministerio de Salud entre marzo de 2020 y el 5 de marzo de 2022.

Los cantones Central de San José, Goicoechea y Montes de Oro forman parte de esa terna en la que la mortalidad según el número de habitantes, fue superior al resto del país.

Cabe aclarar que mortalidad no es sinónimo de letalidad. La letalidad es el porcentaje de personas que enfermaron y luego fallecieron. La mortalidad es la relación de personas que murieron de una enfermedad con respecto al total de la población.

“Tomamos en cuenta los datos por millón de habitantes porque, aunque los números absolutos nos pueden dar una idea, no ven, por así decirse, el peso de la muerte en cada lugar.

“Uno puede ver muchas muertes en San José y decir ‘ahí murieron 895 personas, más del 10% de todas’. Eso es cierto, pero es porque ahí viven muchísimas personas más que en otros cantones”, expresó el médico y epidemiólogo Ronald Evans, coordinador del informe.

“Entonces, tomamos esos fallecimientos y los dividimos entre la población, luego los multiplicamos por una cifra, en este caso, un millón, para ver cuántas muertes hay por millón de habitantes en cada lugar y así poder comparar entre los cantones”, agregó.

Aclaró que aunque ningún cantón tiene un millón o más de habitantes, se decidió aplicar esta tasa para evitar números inferiores a 1 con muchos decimales.

De esta forma, el promedio nacional de muertes por covid-19 de los últimos dos años es de 1.557 por millón de habitantes. Sin embargo, los tres cantones superan esa cifra: En San José la tasa es de 2.559,5 por millón, mientras que en Goicoechea es de 2.126,3 por millón y en Montes de Oro, de 2.075,3.

“En otras palabras, un habitante de San José tuvo más riesgo de morir que uno de otra parte del país”, resumió Evans.

Todo lo contrario ocurre en tres cantones de San José, donde se registra la mortalidad más baja de la pandemia. Se trata de Tarrazú, con 482,2 muertes por millón de habitantes; Turrubares (431,6 por millón) y León Cortes (288,3 por millón).

“Son lugares con poca población, pero, de todas formas, cuando se ajustan las muertes para equipararlas y que cada muerte pese según el número de habitantes, de todas formas siguen muy abajo. Aquí el coronavirus ha enlutado menos”, aseveró el especialista.

Mortalidad de covid-19 según cantón

Este análisis de la Universidad Hispanoamericana muestra cuánto han golpeado las muertes según la población de cada cantón.

FUENTE: Universidad Hispanoamericana    || INFOGRAFÍA / LA NACIÓN.

Las provincias con mayor tasa de mortalidad son San José, con 1.804 fallecimientos por millón de habitantes; Alajuela, con 1.665 por millón; y Puntarenas, con 1.585 por millón.

Más abajo se ubican Heredia, con 1.533, y Guanacaste, con 1.512.

Limón y Cartago presentan los índices menores, con 1.327 y 935, respectivamente.

“Cartago es una provincia que si vemos los números absolutos tuvo más muertes que otras con menos población, como Guanacaste, Puntarenas o Limón. Por eso es importante compararlo según cuánta gente vive ahí. Cuando vemos esto según sus habitantes, vemos que allí cada muerte pesó menos”, explicó Evans.

Desde un inicio de la pandemia, la mortalidad fue mayor en los adultos mayores. La tasa fue de 6.282 muertes por millón de personas en dicho grupo de edad. En los adultos fue de 1.134 por millón de habitante y en los menores de edad, de 2,2 por millón de habitantes.

“Esto señala que, aunque es mayor el riesgo de fallecer en los adultos mayores, los otros grupos de edad no están exentos”, manifestó el analista.

La cantidad de hombres y mujeres que han contraido la covid-19 se ha mantenido sin mayores diferencias a lo largo de la pandemia. No obstante, los resultados cambian cuando se trata de la mortalidad.

Desde los primeros fallecimientos se vio una mayor incidencia en el sexo masculino. Al 5 de marzo pasado, el 60,86% de los decesos fue en hombres.

Cuando se observan los resultados por las tasas de población, resulta que la mortalidad en los hombres fue de 1.863 por cada millón mientras que en las mujeres fue de 1.240 por millón.

Sin embargo, análisis anteriores habían determinado que, aunque los hombres tienen mayor riesgo de muerte, las mujeres tienen mayores probabilidades de sufrir covid-19 prolongada y presentar secuelas durante semanas o meses.

Irene Rodríguez

Irene Rodríguez

Periodista en la sección El País. Máster en Salud Pública con Énfasis en Gerencia de la Salud en la Universidad de Costa Rica. Ganó el Premio Nacional de Periodismo Científico del Conicit 2013-2014, el premio Health Systems Global 2018 y la mención honorífica al Premio Nacional de Periodismo de Ciencia, Tecnología e Innovación 2017-2018.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.