Salud

Costa Rica confirma presencia de BA.5, subvariante de ómicron más transmisible hasta ahora

Este sublinaje está provocando nuevas olas de covid-19 en otros países por su rápido poder de expansión; sin embargo, los síntomas provocados no son ni más graves ni más letales

Costa Rica confirmó la presencia de la subvariante de ómicron BA.5, que se caracteriza por una mayor transmisibilidad del virus causante de la covid-19 y, además, porque tiene una mayor habilidad para evadir los anticuerpos generados por una infección (o infecciones) previa y por las vacunas, aunque no está relacionada con un peor pronóstico.

Según comunicó el Instituto Costarricense de Investigación y Enseñanza en Nutrición y Salud (Inciensa), ente encargado de coordinar el análisis genómico del virus SARS CoV-2, causante de la enfermedad, al 25 de junio este sublinaje se había visto en muestras de 42 personas.

El primer caso comenzó con síntomas en la semana del 15 al 21 de mayo.

“En Costa Rica se han identificado 42 secuencias asociadas a BA.5 y sus sublinajes. La primera correspondió a un hombre costarricense de 92 años de edad, residente en el cantón de Turrialba, el paciente inició con síntomas el 15 de mayo del 2022 y requirió ser hospitalizado”, cita el comunicado del Inciensa.

A este viernes, la distribución de casos por provincia es la siguiente:

  • San José: 11
  • Alajuela: 8
  • Cartago: 8
  • Heredia: 8
  • Puntarenas: 3
  • Guanacaste: 1
  • Limón: 3

La información añade que 23 casos corresponden a mujeres y 19 a hombres. Para los casos con los que se cuenta información se identificaron 40 personas sintomáticas, un hospitalizado y ningún fallecido al momento de la toma de muestra.

Junto con su subvariante “hermana”, BA.4, la BA.5 ha sido uno de los factores primordiales de las nuevas olas pandémicas que se ven en Europa y Estados Unidos. La BA.4 había sido confirmada en Costa Rica en mayo pasado. En este momento, la BA.5 está presente en 83 países alrededor del mundo y la BA.4 en 73, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) divulgados el miércoles pasado.

La BA.4 también aumentó su presencia en el país. En el informe anterior se hablaba de un caso, un niño de 11 años. Al 25 de junio se habían identificado un total de 97 genomas pertenecientes a BA.4 y sus sublinajes en todas las provincias del país: 21 casos en San José, 10 en Alajuela, 12 en Cartago, 19 en Heredia, 13 en Puntarenas, 6 en Guanacaste, 15 en Limón y uno para el que no se cuenta con información de la provincia de residencia.

La distribución por sexo fue de 64 mujeres y 33 hombres. En la información disponible en las boletas se determinó que 89 personas manifestaron presentar síntomas al momento de la toma de muestra, tres requirieron hospitalización y uno falleció.

Desde la segunda semana de enero, todo lo que se ve en Costa Rica son diversas versiones o “hijas” de la variante ómicron. Desde que BA.4 y BA.5 ingresaron al país, estas han dominado la escena y se han disminuido otras, como la BA.2 y la BA.1. Esto es consistente con lo visto a nivel internacional, donde estos últimos sublinajes se ven cada vez menos en los análisis genómicos.

Las buenas noticias: las vacunas siguen siendo altamente efectivas para minimizar los riesgos de complicaciones, hospitalizaciones y muertes para ambos sublinajes. Además, por los brotes vistos en otros países, la enfermedad se presenta de manera leve, ya que se ha notado aumento de hospitalizaciones en salón (principalmente en no vacunados) pero no en cuidados intensivos ni en fallecimientos.

La otra buena noticia es que a estas variantes más transmisibles se les previene de la misma forma que a las anteriores, nada más se debe aumentar la rigurosidad.

Fernando Duarte, jefe del Laboratorio de Genómica del Inciensa recordó que el lavado de manos, tener el esquema de vacunación completo, el uso de mascarillas en sitios cerrados y donde no es posible guardar la distancia y el preferir sitios abiertos y bien ventilados siguen siendo las formas de bajar el riesgo de contagio.

El reporte del Inciensa también da cuenta de una nueva “variante tica” que dio origen a un clúster en la zona sur de nuestro país que a la fecha tiene 129 casos acumulados.

Se trata de un linaje recombinante, es decir, una combinación de características genéticas de dos “subvariantes” que ya estaban aquí anteriormente. Cuando un sublinaje muestra componentes de dos anteriores se le llama recombinante.

“Inciensa logró demostrar que este linaje recombinante es diferente de otros que se han reportado internacionalmente. Esta variante fue identificada inicialmente en Costa Rica, de donde provienen la mayoría de secuencias disponibles hasta el momento, pero también ha sido detectada en otros países como Estados Unidos y Panamá”, destacó el informe.

El nuevo linaje fue bautizado como la variante recombinante XAF y tiene componentes de las subvariantes BA.2.9 y BA.1.1.

“Se ha transmitido principalmente en la zona sur del país en los cantones de Coto Brus, Pérez Zeledón, Buenos Aires, Corredores y Osa. En los últimos días se han detectado casos en Heredia, San José y Limón.

El que se ha una subvariante un sublinaje detectado en nuestro país no es señal de mayor transmisibilidad ni gravedad, simplemente tiene una genética diferente.

También se han detectado cinco casos de otro linaje recombinante entre BA.2 y BA.1 similar, pero no igual, a otro recombinante llamado XQ. Las características de este linaje siguen en estudio.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.