Lucía Astorga. 23 enero
La isla San Lucas fue declarada en el 2001 refugio nacional de vida silvestre, por medio del decreto N° 29277-Minae. Foto: Albert Marín
La isla San Lucas fue declarada en el 2001 refugio nacional de vida silvestre, por medio del decreto N° 29277-Minae. Foto: Albert Marín

Los diputados que integran la Comisión de Turismo de la Asamblea Legislativa dictaminaron de forma positiva, el proyecto de ley que daría a la isla San Lucas la categoría de parque nacional.

La iniciativa se tramita bajo el expediente número 21.287, que además de dotar una nueva figura al actual refugio nacional de vida silvestre, destaca la importancia cultural e histórica de las edificaciones del antiguo presidio que esta sitio alberga.

Por lo anterior, es que ordena al Estado, “restaurar y preservar este patrimonio para el disfrute y conocimiento de las futuras generaciones”, según indica el documento.

También obliga al Ministerio de Cultura a realizar un inventario del patrimonio de la isla y de su estado de conservación, actualizándolo periódicamente.

El parque nacional estaría compuesto de una porción terrestre y un área marina costera. La primera de estas porciones, corresponde a la la parte insular de Isla San Lucas, ubicada en el Golfo de Nicoya, con una extensión de 462 hectáreas. Mientras que el área marina costera, incluye las alrededor de la isla con una profundidad de hasta seis metros.

Para efectos de la visitación que recibiría el parque nacional, se crea un espacio un espacio particular, denominado Zona Turística, para que esta actividad pueda desarrollarse de manera sostenible. Este sector corresponde a las edificaciones del antiguo presidio San Lucas, el muelle, la zona marina y terrestre de acceso principal a la isla, hasta alcanzar la denominada playa Coco.

La isla San Lucas cuenta con distintos atractivos turísticos, como sus playas y las edificaciones, que aún siguen en pie, de la prisión que operó por 100 años en el sitio. Foto: Albert Marín.
La isla San Lucas cuenta con distintos atractivos turísticos, como sus playas y las edificaciones, que aún siguen en pie, de la prisión que operó por 100 años en el sitio. Foto: Albert Marín.

El proyecto de ley fue presentada en marzo del 2019, por el diputado Carlos Ricardo Benavides, del Partido Liberación Nacional (PLN), con el objetivo de que este destino se convierta en un motor de desarrollo socio económico del Golfo de Nicoya, generando nuevas fuentes de empleo y aumentando la estancia de turistas en Puntarenas, la península y sus alrededores.

La eventual creación del Parque Nacional Isla San Lucas, ayudaría a potenciar el proyecto que desde el despacho de la primera dama, Claudia Dobles, se impulsa para la reactivación de este destino turístico y que contempla una inversión de ¢1.500 millones, aportados por el Instituto Costarricense de Puertos del Pacífico (Incop), el Instituto Costarricense de Turismo (ICT), el Ministerio de Planificación (Mideplan) y el Ministerio de Ambiente y Energía (Minae).

Para el diputado y presidente de la Comisión de Turismo del Congreso, Pablo Heriberto Abarca, del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), “la figura más conveniente para poder hacer inversiones y desarrollar turísticamente el destino, es convertirlo en un parque nacional”

"La Isla San Lucas es un destino, que incluso tiene más contenido histórico y cultural que Acaltraz (Estados Unidos), y tiene una magia adicional. Podría potenciar (la visitación) a la isla y también a Puntarenas.

“¿Cuáles son los retos? Administrar bien la capacidad de carga de cuántos turistas pueden ir, desarrollar infraestructura adecuada que sea sostenible, servicios de primera categoría y para eso todos los diseños e inversión que se están haciendo (desde el proyecto que impulsa la primera dama)”, explicó el legislador.