Alberto Barrantes C.. 15 mayo
Fabricio Fernández, estudiante de tercer grado de la escuela Montero y Palito de isla Chira, visitó la Feria del Libro, este martes, consultó varios libros y se llevó a su casa uno sobre dinosaurios.
Fabricio Fernández, estudiante de tercer grado de la escuela Montero y Palito de isla Chira, visitó la Feria del Libro, este martes, consultó varios libros y se llevó a su casa uno sobre dinosaurios.

Un libro es capaz de transformar el día de un niño: es imaginación a flote, son palabras convertidas en juego, personajes que saltan desde la creatividad y una forma de aprender a conocer el entorno que nos rodea. Esa virtud de la literatura la vivieron, este 14 de mayo, dos grupos de estudiantes de primaria que viajaron desde isla Chira, en Puntarenas, hacia la Feria Internacional del Libro, en una travesía que despertó emociones e iluminó las miradas de niñas y niños que visitaban por primera vez San José.

“Es como estar en otro país. Es muy emocionante, me bañé dos veces antes de salir de la casa. Es mejor de lo que me imaginaba, hay libros por todas partes y de muchos temas. Yo me llevo uno de dinosaurios y ahora en el bus, voy a leerlo de una vez, y cuando llegue a la casa me voy a dormir con el libro”. Fabricio Fernández Pérez, estudiante de tercer grado de la escuela Montero y Palito.

Para los docentes que acompañaron a ambos grupos, los preparativos del día empezaron a la 1 a. m., en una travesía que duraría unas 18 horas, entre llegar a San José, disfrutar de la feria y regresar a casa. Una jornada extenuante pero provechosa que provocó alegría en los niños y unió a todos alrededor de libros, cuentos e historias que permanecerán intactas en su memoria.

“Fue toda una fiesta para ellos ver el tren, el estadio Nacional, ver los edificios y luego encontrarse con tantos libros. Verlos a ellos disfrutar no tiene precio. Hay cosas que pueden parecer muy comunes, pero que para ellos son toda una novedad y ahí, es donde uno como docente, se llena de satisfacción por todo el esfuerzo”, manifestó Giselle Fernández, directora de la escuela Montero y Palito.

Durante el recorrido por la Feria, niñas y niños de las escuelas Bocana y Montero y Palito repasaron las páginas de los libros, sus portadas y las ilustraciones, mientras el celular de la directora no paró de recibir los mensajes por WhatsApp, de los padres de familia que respondían alegres a las fotografías que les compartía la docente.

“La lectura es fundamental para el desarrollo de los estudiantes. Hay que motivarlos y me alegra verlos tan interesados en observar los libros. Una de las cosas que debe mejorar nuestro sistema educativo es que de la ciudad se vuelva la mirada hacia estos centros educativos. Hace falta cerrar brechas”, agregó la directora Fernández.

La visita de estos dos grupos de estudiantes de isla Chira forma parte de una de las estrategias del Ministerio de Cultura y Juventud en procurar que estudiantes que habitan en islas tengan acceso a este tipo de actividades, cuya sede es la capital. La isla Chira es la más grande del Pacífico costarricense y es el distrito número 13 de la provincia de Puntarenas. Su economía se basa principalmente en la pesca artesanal, la agricultura, el trabajo en las salinas y el turismo.

Estudiantes de las escuelas Bocana y Montero y Palito de Isla de Chira visitaron,este martes, la Feria Internacional del Libro, en San José.
Estudiantes de las escuelas Bocana y Montero y Palito de Isla de Chira visitaron,este martes, la Feria Internacional del Libro, en San José.

Al preguntarles a los niños, al azar, ¿qué los motiva a leer?”, sus respuestas fueron: “¡leo, porque quiero ser médico!, ¡yo quiero ser chef!, ¡para poder ser guardacostas!, ¡para aprender todos los días y ser feliz!”.

Ahí, es donde encuentra sentido la literatura: cuando grupos de niñas y niños, mediante los libros, sueñan juntos, imaginan, buscan en las letras la clave de la esperanza y se dibujan sonrisas que permanecerán intactas, cada vez que su memoria evoque esta travesía hacia la literatura, desde la isla Chira a San José.

Cuénteme su opinión sobre el tema abajo en los comentarios, o bien, a mi correo barrantes.ceciliano@gmail.com, o en mi cuenta en Twitter (@albertobace).