Televisión

Premios Emmy: Conozca a las nominadas a mejor serie dramática

Hacemos un repaso por cada una de las series nominadas en esta categoría

San José (redacción)

Este año se celebrará la 68 edición de los premios Emmy, los galardones a las series de televisión más destacables del año. La ceremonia será el próximo 18 de setiembre y será presentada por Jimmy Kimmel.

La categoría de mejor serie dramatica es una muy complicada de ganar por la dura competencia. Durante cuatro años los dueños de la categoría fueron los creadores de Mad Men, que reinaron de 2008 a 2011. Homeland lo ganó en 2012 sopresivamente con su primera temporada y Breaking Bad ganó en 2013 y 2014 por su quinta y última temporada que se presentó dividida en dos partes.

LEA: 'Game of Thrones' domina los premios Emmy con 23 nominaciones

Game Thrones, considerada de las mejores y más vistas de la historia, se llevó el Emmy en 2015 además de tener otras 23 nominaciones. Este año la serie apunta como la favorita a ganarlo nuevamente pero la competencia es de alta calidad y nada está garantizado.

Los nominados a mejor serie dramática son:

El drama de espías protagonizado por Keri Russell, nominada a mejor actriz en serie dramática, y Matthew Rhys tardó en conquistar a la audiencia. Ahora compite por la máxima categoría por el trabajo en su cuarta temporada. El éxito de esta logró confirmar dos años más de trabajo para una serie que se espera que termine en 2018 con su sexta temporada.

The Americans apareció en la lista de nominados desde su primera temporada en 2013 hasta 2015 pero por el premio a mejor actriz o actor invitado en una serie. La nominada, por tres años seguidos era Margo Martindale.

Este año la serie viene a los premios con más fuerzas y cinco nominaciones, sorprendentemente Margo Martindale está nominada nuevamente. Pero esta vez la serie podría llevarse la estatuilla de mejor serie dramática, mejor actriz y actor de un drama y también el de mejor guión para una serie de drama por el episodio Persona Non Grata.

La historia de amor y desamor entre Game of Thrones y los Emmy comienza en 2012. Ese año la serie tuvo 12 nominaciones y ganó 6, pero ninguno de ellos fue de los premios más importantes. Ese año solo Peter Dinklage fue nominado a mejor actor de reparto por interpretar a Tyrion Lannister y no ganó. En 2013 tuvo 17 nominaciones, incluida la de mejor serie, pero solo ganó dos: uno por maquillaje y otro por efectos especiales. Un año después fueron 20 nominaciones, y de nuevo los mismos resultados.

LEA: 'Game of Thrones': Westeros, te echamos tanto de menos

Pero 2015 fue el año y la serie arrasó con 24 nominaciones y fue premiada por ser la mejor de todas. Peter Dinklage finalmente recibió su merecido premio y la serie ganó la mitad de sus nominaciones. Este año Game of Thrones es la favorita y con mucha razón, además tiene 23 nominaciones en total. Kit Harrington y Peter Dinklage pueden ganar el Emmy a mejor actor de reparto y Lena Headey (Cersei), Emilia Clarke (Danaerys) y Maisie Williams (Arya) pueden quedarse el de mejor actriz de reparto.

En la temporada más vista de su historia Jon Snow revivió, Danaerys armó su ejercito, Cersei mató a quien le dio la gana y los Stark son nuevamente amos y dueños de Winterfell. ¿Qué más dramático que eso?

Si alguien quiere ganar este año, son los creadores de House Of Cards. La serie ha estado nominada para 32 premios por su primeras tres temporadas. Kevin Spacey y Robin Wright, protagonistas de la serie, estuvieron nominados a mejor actor y mejor actriz por su trabajo en la segunda y tercera temporada. Sin embargo, los Emmy no son territorio de los Underwood.

LEA: Actor de 'House of Cards', Michael Kelly: "No puedo imaginar que Doug traicione a Frank"

Este año podría ser el del presidente ficticio más cínico y calculador de la televisión. House of Cards está nominada a la mejor serie y tiene otras 13 nominaciones. Si la tercera es la vencida, este año es el de la Casa Blanca que inventó Netflix.

Downton Abbey es un contendiente particular. En sus inicios, esta era considerada una serie limitada y bajo ese título se hizo dueño de la premiación. Con su primera parte, que consistió de siete episodios, se llevó cuatro premios de las cinco nominaciones que recibió, incluida la de mejor miniserie. Su segunda parte ya fue incluida como una serie regular y recibió 16 nominaciones y 3 premios menores. La tercera, cuarta y quinta temporadas fueron similares, 31 nominaciones en total y solo 4 ganadas.

Aunque es la tercera vez que que la serie sobre la aristocracia en Inglaterra compite por ser la mejor serie dramática del año, sus contrincantes suelen sobresalir más, aunque por ser la última temporada de la serie y por recibir solo buenas críticas se podría esperar que reciba el premio.

El thriller cibernético sobre la revolución de los hackers acecha a las series ya establecidas después de seis años con apenas 10 episodios en su historia. La temática contemporánea que conecta el mundo en el que vivimos con el hacktivismo resuena en el mundo entero y logró crear una afición con la primera temporada.

Mr. Robot tiene siete nominaciones y dos de ellas son de las más importantes. Es difícil pensar que ganaría en alguna de las dos pero ya con las nominaciones se da por un hecho que es una serie que apunta más alto que muchas. Rami Malek, protagonista, compite por ser el mejor actor en un drama y Mr. Robot está en una lista junto a Game of Thrones, House of Cards y Homeland. En esa lista es la única serie con una sola temporada.

Homeland sabe lo que es la gloria. La serie más esquizofrenica de la telvisión ya ganó por ser el mejor drama en 2012 con su primera temporada y Claire Danes ha recibido la estatuilla por interpretar a la bipolar agente de la CIA, Carrie Mathison, en 2012 y 2013.

Este thriller psicológico perdió auge con la cuarta temporada pero su quinta entrega conquistó a sus fieles seguidores de nuevo. El único año que no estuvo nominada a mejor drama fue en el 2014 y ahora repite la categoría por cuarta vez. Homeland ha sido nominada en 19 ocasiones y su mayor éxito lo cosechó su primera temporada, cuando ganó mejor serie, mejor actriz, mejor actor y mejor guión.

Segunda temporada, segunda nominación a la mejor serie de drama. El spinoff de Breaking Bad ha probado que puede ser tan buena como la serie original. Bob Odenkirk también está nominado por segunda vez consecutiva al premio al mejor actor por interpretar al abogado más corrupto de la televisión, Saul Goodman.

En su primer año, Better Call Saul tuvo cuatro nominaciones pero ningún premio. Este año podría marcar un comienzo del éxito en la historia de la serie con esta premiación.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.