Televisión

La historia detrás del documental que retrata el último año de Michael Jordan en los Bulls

Luego de más de 20 años guardadas en una bóveda, finalmente salieron a la luz 500 horas de grabaciones exclusivas del deportista en ‘The Last Dance’, la nueva serie documental de Netflix.

Documental 'The Last Dance' con el basquetbolista Michael Jordan. Fotografía: Netflix para La Nación

GDA/El Mercurio/Chile.– Casi veinte años tardó Michael Jordan en dar su visto bueno para que las más de 500 horas de grabación que se guardaban en una bóveda en Secaucus (Nueva Jersey), sobre su última campaña con Chicago Bulls (1997-98), fueran editadas y vieran la luz.

Y es que The Last Dance, el documental de diez capítulos cuyas dos primeras entregas fueron un éxito, y que en Latinoamérica se ve por Netflix, no resultó sencillo de materializar. El basquetbolista había rechazado a varios productores famosos que habían tratado de seducirlo, hasta que en junio de 2016 llegó la propuesta de Mike Tollin.

Este último contaba con otras aclamadas producciones centradas en protagonistas e historias del deporte estadounidense, como Kareem (Abdul-Jabbar), Hank Aaron, Varsity Blues y Coach Carter. Aunque fue Iverson, que retrata la vida del exastro de los 76ers, la que terminaría seduciendo a Jordan.

“¿Tú hiciste eso?”, dicen que Jordan le preguntó a Tollin en la reunión que sostuvieron hace cuatro años en su despacho en Charlotte, hasta donde viajó para tratar de convencerlo. Y el productor dijo un “sí” dubitativo. Y el deportista respondió: “Lo vi tres veces. Me hizo llorar. Amo a ese ‘enano’... Hagámoslo”.

¿Pero de quién fue la idea de grabar esa última temporada de los Bulls?

Como había claras señales de que aquel gran equipo de Illinois se desmantelaría luego de 1998, Andy Thompson, por entonces productor de NBA Entertainment, le transmitió la idea a sus jefes: Adam Silver y Gregg Winik. El primero, comisionado de la NBA desde 2014, tuvo la misión de convencer al entonces dueño de los Bulls, Jerry Reinsdorf, quien daba su autorización si es que el entrenador Phil Jackson y Jordan estaban de acuerdo.

Con el coach no fue difícil, pero al escolta hubo que garantizarle que no se emitiría nada si es que antes él no lo permitía. Y así fue por casi dos décadas.

Jackson, producto de sus desavenencias con el gerente general, Jerry Krause, ya sabía que esa sería su última temporada con el equipo. Scottie Pippen había advertido públicamente que se iba (tenía apenas el 122º mejor sueldo de la liga) y Jordan confirmaría en enero de 1999 que dejaba la actividad (volvería luego en Washington).

Fiel a su costumbre antes de cada temporada, Jackson le puso un nombre a la campaña 1997-98, en que los Bulls conquistarían su sexto título en ocho años: The Last Dance?, la misma (aunque sin la interrogante) que adoptó el documental.

La labor de edición comenzó recién en 2018 por parte del director Jason Hehir. Junto a su equipo revisó más de 10 mil horas de filmaciones –incluidas las 500 exclusivas de NBA Entertainment– y entrevistó a 106 personas.

Y entre el centenar de entrevistados se verá más adelante a Kobe Bryant, quien una semana antes de su trágico deceso en enero fue grabado por la producción y en la cita contó sobre la conexión especial que siempre hubo entre los dos.

El perfil ultra competitivo de Jordan y su dominio sobre sus compañeros ya eran conocidos y están documentados en abundante literatura deportiva, pero la producción estrenada en plena pandemia mundial, activa la nostalgia en un momento de especial sensibilidad, exhibiendo el claroscuro de estrellas con la perspectiva del tiempo e imágenes inéditas de una época sin redes sociales ni teléfonos inteligentes. Y, lo más importante, a un Jordan más humano, con virtudes y, sobre todo, defectos.

“Cuando la gente mire estas imágenes, no estoy seguro de que pueda entender por qué era tan intenso, por qué hice esas cosas, por qué actué como lo hice y por qué dije las cosas que dije... Pensarán que soy una persona horrible”, le dijo el basquetbolista a Hehir. Y este le respondió: “Genial, esta es la oportunidad de mostrarlo todo”, y aseguró que el exescolta fue muy colaborador y genuino en cada entrevista.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.