Televisión

‘El juego del calamar’: Alarma por alumnos que recrean los violentos desafíos de la serie

En una circular publicada en Facebook, centros educativos de Bélgica advierte a los padres que los estudiantes juegan el desafío ‘Luz verde, luz roja’, que se ve en la serie. Quienes pierden el reto son golpeados por sus compañeros

La serie surcoreana El juego del calamar, la más vista en Netflix alrededor del mundo, sigue dando de que hablar. Ahora, un grupo de representantes de escuelas de una localidad belga advirtieron a sus padres de sus alumnos que los niños estaban reproduciendo la mecánica de uno de los desafíos de la serie, el cual es el eje del primer capítulo.

En un comunicado publicado en la cuenta de Facebook de las Escuelas Comunales de Erquelinnes, localidad ubicada al oeste de Bélgica, los responsables de las instituciones educativas informaron sobre el juego que desarrollaban los niños y señalaron: “¡Estamos muy atentos para que se detenga este juego malsano y peligroso!”

A su vez, solicitaron a los padres que hicieran tomar conciencia a sus hijos de lo riesgoso que pueden ser estos supuestos juegos divertidos.

La historia de El juego del calamar trata de un grupo de personas con serios problemas económicos, quienes son reunidos en una isla oculta para que vayan superando diversas pruebas que se relacionan con juegos infantiles, pero que son alterados de manera macabra.

El incentivo para el ganador es un enorme premio económico con el que se solucionan todos sus problemas monetarios, pero, por otra parte, el que pierde cada partida finaliza muerto.

En este sentido, lo que los niños de las escuelas de Bélgica estaban reproduciendo era el primero de los juegos -de un total de seis- que aparecen en la serie de Netflix, que lleva por nombre Luz roja, luz verde.

No apto para niños

En Luz roja, luz verde, que es una variación de juegos infantiles que se conocieron en Latinomérica como 1, 2, 3, queso, los participantes deben avanzar mientras que delante de ellos una muñeca gigante permanece de espaldas entonando una canción.

Cuando esta muñeca hace silencio y se da vuelta, todos tienen que quedarse estáticos en el lugar en el que están. En la serie, el que no puede permanecer quieto cuando la muñeca voltea es, literalmente, asesinado a balazos.

Según lo que denunciaron las autoridades escolares de Erquelinnes, en el juego que replican los estudiantes los balazos son reemplazados por puñetazos, algo que no deja de ser violento y peligroso.

El comunicado señala: “Queridos padres: seguramente escucharon hablar de la serie El juego del calamar. Aquí, los personajes participan de juegos de niños y si pierden, son eliminados ¡Son ejecutados! Esta serie está prohibida a menores de 16 años por sus escenas de violencia”, comienza la misiva de las escuelas de Erquelinnes.

“Nuestros estudiantes se divierten jugando ‘1-2-3 soleil’ (el nombre de Luz verde, luz roja en francés), como lo muestra la serie y el perdedor o perdedora es golpeado”, continua el texto, publicado en Facebook el 5 de octubre pasado, junto con una foto de la mencionada serie de Netflix.

“Estamos muy atentos para que se detenga este juego malsano y peligroso. Contamos con su apoyo y colaboración para que sus hijos tomen conciencia de las consecuencias que esto puede tener. Se tomarán sanciones contra los niños que continúen este juego”, finaliza el comunicado, que fue compartido casi unas 40.000 veces y fue comentado por cientos de padres y madres preocupados por la situación de los educandos.

Gerardo González

Gerardo González

Graduado de la Universidad de Costa Rica en Comunicación Colectiva. Especializado en gastronomía, turismo y entretenimiento.