Jessica Rojas Ch., Agencia AFP, AP . 4 abril

El cantautor y poeta argentino Alberto Cortez, conocido por canciones como En un rincón del alma, Callejero o Cuando un amigo se va, falleció este jueves 4 de abril a los 79 años en Madrid, informó la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) española.

“Ha fallecido en un hospital de Madrid”, señaló a la AFP una fuente de esta institución. El diario El País de España confirmó que el artista falleció a causa de una insuficiencia cardíaca producto de una hemorragia gástrica. Cortez, de 79 años, había sido ingresado de urgencia a un hospital de la localidad madrileña de Móstoles, muy cerca de donde residía; debido a este internamiento, el argentino debió de cancelar varias presentaciones que tenía pactadas para realizar en América Latina.

Alberto Cortez tuvo que cancelar varios conciertos que tenía pautados para realizar en América Latina luego de su internamiento en un hospital en Madrid. Foto: El Universal/México/GDA.
Alberto Cortez tuvo que cancelar varios conciertos que tenía pautados para realizar en América Latina luego de su internamiento en un hospital en Madrid. Foto: El Universal/México/GDA.
Su obra

Nacido como José Alberto García Gallo el 11 de marzo de 1940 en Rancul, en el norte de la provincia argentina de La Pampa, empezó a estudiar en un conservatorio a los seis años y a los 12 comenzó a realizar composiciones, la primera de ellas se tituló Un cigarrillo, la lluvia y tú, que han interpretado varios artistas.

Los primeros pasos de su carrera los dio en su país natal como cantante de distintas orquestas pero no empezó a despegar hasta 1960, cuando viajó a Europa con el Argentine International Ballet and Show y grabó su primer disco en Bélgica: Welcome to the Latin Club (1961).

Allí conocería a Renée Govaerts, con quien se casaría en 1964. Ese mismo año se instalaron a vivir en Madrid, donde seguían hasta el momento del deceso.

Alberto Cortez se presentó en el Teatro Nacional en 1978. Esta fue una de las varias visitas que realizó el argentino a nuestro país. Foto: Archivo LN.
Alberto Cortez se presentó en el Teatro Nacional en 1978. Esta fue una de las varias visitas que realizó el argentino a nuestro país. Foto: Archivo LN.

A lo largo de su carrera lanzó casi medio centenar de álbumes, por los que recibió cuatro discos de oro, publicó cuatro libros de poemas y participó como actor en dos películas. Además fue reconocido por la Academia Latina de la Grabación en el año 2007 con el premio Grammy a la excelencia musical, en compañía de Chavela Vargas y Lucho Gatica. Además, en el 2015 el gobierno de España lo condecoró con la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes.

Con letras inspiradas en la vida cotidiana y una voz profunda y melódica, alcanzó el éxito internacional con canciones como En un rincón del alma, Callejero, Cuando un amigo se va, Mi árbol y yo o El abuelo, temas considerados himnos de la cultura popular. Fue conocido como el cantautor de la vida cotidiana.

Cortez además colaboró con otros destacados artistas como Estela Raval, María Dolores Pradera, Joan Manuel Serrat o Ricardo Arjona.

Pero su relación más especial fue con Facundo Cabral, su amigo cantautor asesinado en 2011 en Guatemala, con quien grabó los discos Lo Cortez no quita lo Cabral volúmenes 1 y 2 y Cortezías y Cabralidades y protagonizaron juntos una extensa gira internacional.

En 1996, mientras se encontraba en el balneario argentino de Mar del Plata, Cortez sufrió un accidente cerebrovascular, luego de ser operado pudo retomar su carrera. Para el 2008 se sometió a una cirugía en su columna vertebral.

Cortez visitó Costa Rica con su música después de la operación del 96. Según los registros de La Nación, el argentino presentó un espectáculo el 28 de febrero de 1998 en conmemoración del 50 aniversario de la Declaración de los Derechos Humanos; en esa ocasión fue invitado por Naciones Unidas para interpretar sus temas en el teatro Melico Salazar, en San José.

En 1999, y como ya había hecho en otras ocasiones, estuvo en Costa Rica al lado de su amigo Cabral. Juntos presentaron el espectáculo del disco Cortezías y Cabralidades, también en el Melico.

En 2011, en una visita a Buenos Aires durante la cual se presentó en el Teatro Coliseo, le confesó al diario Clarín que aunque se sentía “pionero en la cantautoría” en España, la mayor parte de la prensa no le tenía “en cuenta” .

Su disco Tener en cuenta era una reivindicación de “los que están olvidados” , señaló, mencionando entre ellos a grandes autores de tango como Homero Manzi.

El cantautor argentino Alberto Cortez cantó en el teatro Melico Salazar como parte de la conmemoración del aniversario de la Declaración de los Derechos Humanos en 1998. El especáculo fue en el teatro Melico Salazar, un día antes el artista dio una conferencia de prensa. Foto: Archivo LN.
El cantautor argentino Alberto Cortez cantó en el teatro Melico Salazar como parte de la conmemoración del aniversario de la Declaración de los Derechos Humanos en 1998. El especáculo fue en el teatro Melico Salazar, un día antes el artista dio una conferencia de prensa. Foto: Archivo LN.

Sobre la muerte dijo que “el día que venga la señora de blanco, me gustaría que llegara como llegó a (el guitarrista y cantante Atahualpa) Yupanqui: afinando la guitarra para un recital".

El adiós de sus amigos

En tiempos de redes sociales es más fácil expresar el adiós, el dolor por la pérdida de un amigo. Así sucede cada vez que un artista muere, sus allegados, colegas y admiradores aprovechan la facilidad y “cercanía” de la web para rendir homenajes.

El adiós a Alberto Cortez no se hizo esperar la mañana de este jueves al darse a conocer la noticia de su fallecimiento. Uno de los primeros en mostrar su duelo fue el guatemalteco Ricardo Arjona, íntimo amigo de Cortez; el también compositor publicó en Twitter el título del tema Cuando un amigo se va acompañado de una fotografía de Alberto.

El expresidente ecuatoriano, Rafael Correa, quien era uno de sus más grandes admiradores, lo recordó con la publicación de dos fotografías en compañía del artista, pero ambas tomadas con 30 años de diferencia entre una y otra.

Otro artista que se sumó a la despedida de Alberto fue el venezolano Ricardo Montaner, quien le dedicó al compositor su versión de Cuando un amigo se va en su cuenta de Twitter. También le rindieron homenaje la mexicana Verónica Castro y el argentino Víctor Heredia quien escribió: “Cuando un amigo se va queda un espacio vacío. En tu caso, Alberto querido, muy grande. Una pena enorme tu partida".