Música

Esteban suelta un poco a Percance y prueba como solista: ‘No estoy buscando sacar plata’

El cantante, músico y compositor se lanzó al agua con una propuesta fresca, más íntima. La banda sigue siendo prioridad y este fin de semana reabrió su negocio: el Mercadito Arenal.

La respuesta es definitiva: no, Esteban Ramírez no dejó Percance.

Eso sí, el artista costarricense se renovó y lanzó su proyecto personal como solista bajo el nombre de Esteban Alí (su nombre de pila). La nueva faceta artística la vivirá en paralelo con Percance, la banda que vio nacer hace 15 años.

En la actualidad, Esteban Alí vive una etapa profesional y personal muy rica en cuanto a la música se refiere. Él asegura que tiene la oportunidad de hacer canciones con su banda y también explotar un lado más introspectivo y personal como solista.

Según el músico, la pandemia jugó un papel muy importante en la decisión de reinventarse como artista. “Al principio de la pandemia me dije que iba a aprovechar y a escribir mucho, pero cuando lo intentaba no había inspiración, solo preocupaciones y tristezas. Ahí fue cuando empecé a compartir los proyectos de las ‘canciones prestadas’ (un programa que tuvo en Instagram donde tocaba piezas de otros con invitados) y, al probar hacer cosas diferentes, supe que podía desarrollar otros caminos que se mantengan apegados a ese sentimiento de ilusión”, recordó el músico.

Tras varios proyectos personales en redes sociales (sus grandes aliadas), nació la idea del camino en solitario. Sin embargo, el artista no quería que ni sus compañeros en Percance, ni el público, sintieran que la decisión era para alejarse del grupo, así que lo pensó por mucho tiempo.

Y llegó el momento. Tras conversar y explicarle a sus compañeros de Percance cuáles eran sus intenciones y recibir el apoyo de ellos, Esteban Alí estrenó el tema Hierba buena, una canción que refleja precisamente esa intimidad del músico. En el movido tema el artista le canta un himno de agradecimiento a La Fortuna de San Carlos, lugar que ha sido un hogar para él y su familia, donde tiene sus raíces y hasta en el que ha invertido para forjar su propio negocio: el Mercadito Arenal.

El lanzamiento lo hizo de la mano de Mechas, uno de sus grandes cómplices. El apoyo que le ha dado el veterano músico nacional a Esteban ha estado presente desde que éste apenas daba sus primeros pasos en la música.

Sobre Hierba buena, Percance, La Fortuna, el Mercadito Arenal y la importancia de las redes sociales en su carrera nos habló Esteban Alí en esta entrevista.

¿Cómo nació la idea de lanzarse en solitario como Esteban Alí?

Fue bien natural porque cuando nació el proyecto de la canción ni siquiera pensaba en un proyecto como solista, era simplemente una canción para contar un poco lo que estaba pasando y darle un abrazo a la gente de una zona que quiero mucho, aunque fuera virtualmente. Como quedó tan chiva, pensé que era un camino que podía tomar, pero mi miedo era que se interpretara que iba a dejar Percance o que había un objetivo diferente. Percance está a punto de cumplir 15 años, somos un equipo de muchas personas dándolo todo y no quería que se interpretara como que le estaba dando la espalda.

¿Cómo se tomaron la idea sus compañeros de banda?

Analicé mucho lo que les iba a decir, les pareció bien, eso me dio tranquilidad porque vi que era una buena idea que no se iba a interpretar mal, al menos a lo interno. Mau (Luconi) grabó el bajo de la canción, Sando (Felipe Sandoval) hizo los artes, Pipe (Felipe Ortiz) es mi mánager (...), todos me han apoyado mucho. No se ha sentido como algo desleal, que era mi miedo, y más bien eso de alguna forma me compromete a mantenerme fiel al grupo de amigos y personas que trabajan con Percance.

¿Cuál es el objetivo de Esteban Alí?

Quería delimitar los objetivos de manera tranquila. Mi objetivo no es andar tocando música de Percance, sino tener un canal de comunicación con historias más personales. He compuesto muchas canciones que cuando las presento al grupo no pertenecen a la banda y quedan por fuera. Ahorita no he pensado en hacer conciertos ni nada por el estilo, simplemente quiero tener ese canal de comunicación por medio de la tecnología, el cual te permite exponer desde otra manera sin dejar de lado a la banda.

¿Cuál es la dirección en el aspecto musical?

Es muy interesante, ya que Hierba buena sonó a lo que sonó y fue porque en el estudio así lo decidimos. Ahí agarró una forma, un ritmo, y esas son justamente las licencias que quiero darme: apostar a instrumentos reales, con sonidos orgánicos, una línea más alternativa, melódica y acústica. No estoy buscando comercializar ni sacar plata con esto, ese no es el objetivo.

¿Por qué dedicarle una canción a La Fortuna y hacer de esta su presentación como solista?

Desde que tengo memoria las vacaciones las invertí en La Fortuna; es un lugar que poco a poco ha creado un lazo de cariño con mi familia. Mis papás han tenido negocios acá y mi familia vive acá. El año pasado cuando vi la zona tan golpeada por la pandemia, con los cierres de los negocios; todo este lugar tan próspero y verdoso se veía gris y triste. Eso me impactó y lo contrasté con los retos que tuvo la generación de mis abuelos con la explosión del volcán en 1968, ellos sacaron adelante al pueblo luego de tanta devastación y por ahí viene el tema, incluso la primera frase dice: “aún queda fuego adentro, la sangre hierve de mi abuelo”.

¿Por qué escoger a Mechas para que lo acompañara en este paso?

Mechas es un “sancarleño colado”. Él vivió como ocho años en La Fortuna y ama la zona. Teníamos una canción pendiente de hacer juntos, le pasé el tema y me dijo que ese era el que teníamos que grabar. Mechas es el padrino de Percance, nuestro primer concierto fue uno que le abrimos a Kadeho y además nos ayudó a buscar un estudio para el primer EP. Por si fuera poco nuestra primera colaboración en radio fue con él; todos estos recuerdos y apoyo los guardo en el corazón con mucho cariño.

¿Cree que hay alguna afectación al trabajo de Percance? Lo digo porque al ser el cantante principal usted lleva gran peso en la imagen de la banda.

Creo que la gente ve que el esfuerzo es muy sincero y real. En ese sentido, creo que si yo estuviera haciendo algo para ser comercial, o para ver si pego o caer en poses, se notaría. A quien le guste Percance posiblemente conoce trabajos míos, pero esta es una versión más cruda, un paso más íntimo.

¿Cómo se encuentra Percance actualmente?

-Ha sido difícil. Percance es una maquinaria con un montón de personas y familias detrás. No hemos tocado como normalmente lo haríamos, este parón nos hizo replantear muchos objetivos. Hace poco tuvimos una reunión muy provechosa porque hablamos de cómo mejorar y empezaron a surgir nuevos objetivos, entre ellos publicar tres canciones y grabar un disco.

Las redes sociales han sido grandes aliadas en este proceso como solista...

Primero fue con las canciones robadas, luego con las canciones prestadas y viene una nueva temporada, todos esos experimentos han sido fundamentales. Sin embargo, me gustaría tomar las redes más en cuenta. Tik Tok es un canal que empecé a usar el año pasado y publicaba varas vacilonas, pero de pronto hay que dedicarles más tiempo porque se han vuelto muy importantes para la industria del entretenimiento. Entiendo el valor fundamental que son, ya no son un valor agregado.

¿Cómo va el Mercadito Arenal?

En el 2019 decidimos remodelar un negocio que teníamos como familia y hacer el Mercadito Arenal (centro gastronómico con varios restaurantes). Invertí los ahorros de mi vida y mucho tiempo en el proyecto. Abrimos en enero del 2020 y en marzo tuvimos que cerrar por la pandemia. Esto, más lo que pasó con la música, me provocó mucha frustración, todo estaba congelado, estábamos con las manos atadas; pero fue un año para replantear. Este fin de semana volvimos a abrir con una propuesta que abarca sushi, hamburguesas, street food, tacos de marsicos, pizza y mixología.

También está Nativa, el negocio familiar de plantas. ¿Cómo les va?

Nos pasó que el negocio creció un montón. Lo pausamos un poco para reestructurarlo y consolidarlo como un vivero más grande, con transporte y manejo de redes sociales. Ya no puedo andar repartiendo matas todas las semanas, estamos buscando cómo delegar porque ha tenido una acogida muy buena. De un pronto a otro creció y ha sido muy positivo.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.