Moda

Pepa Pombo, la marca cuyas piezas despiertan la curiosidad hasta ‘de tus enemistades’

Los diseños colombianos, que han tenido un gran éxito en Latinoamérica, se presentaron en el pasado Costa Rica Fashion Week. La propuesta nos mostró la reinvención que nació tras la pandemia

Acogedores, así se ven los diseños de la marca colombiana Pepa Pombo. Una propuesta bastante posicionada en Latinoamérica y que busca consentir a la mujer contemporánea de la región.

Pepa Pombo creó su marca homónima hace 42 años. Actualmente, es su hija Mónica Holguín quien está a cargo de los diseños que si bien se reinventan, nunca pierden la esencia.

Pepa Pombo se encargó de cerrar la vigésima edición del Costa Rica Fashion Week y, tras la ovacionada pasarela, en la que también se presentaron diseños para niñas, Viva pudo conversar con Holguín acerca de la actualidad y futuro de su marca que puede conseguirse en Costa Rica a través de la tienda Luca Luca.

Además de la entrevista, pudimos cruzar palabras con Pepa, quien vio el desfile en primera fila y que tras el final andaba emocionada saludando y agradeciendo a los presentes. Con picardía y luciendo un vestido reversible de sus colecciones pasadas, Pepa definió lo que siempre han provocado sus piezas.

“Una amiga me dijo que cuando usas estos vestidos hasta tus enemigas lo quieren tocar”, comentó entre risas. Y es que realmente ese es el impulso que provoca al ver las piezas tejidas, adornadas con figuras que pueden ser de flora o fauna y que mantienen su toque clásico pero amalgamado con lo actual.

La colección que presentaron en Costa Rica fue creada durante la pandemia y se inspiró en la obra de la artista norteamericana Helen Frankenthaler. Vestidos y faldas, entre otros, mostraron diseños confortables con líneas en zig zag y colores pasteles.

Reinvención

Mónica Holguín, directora creativa de la marca desde hace 18 años, comentó que la nueva propuesta está cargada del positivismo que trae consigo reinventarse en tiempos adversos, como lo fue la pandemia para el mundo.

“Esta colección ha sido súperespecial, porque es volver a la esperanza con responsabilidad”, comentó.

Y es que si bien la marca siempre ha pregonado su interés por usar fibras nobles con el ambiente, en esta oportunidad integraron el pet (polímero plástico reciclable), que se podía notar en los bordados de sus recientes piezas.

--¿Tras más de cuatro décadas en el mercado, hacia dónde va Pepa?

“Vamos hacia una responsabilidad más marcada. Siempre hay una constante preocupación. Todas somos mamás en la empresa y pensamos en el planeta que le vamos a dejar a nuestros hijos. Es importante que los materiales sean responsables”, comentó Mónica.

Como parte de su diversificación creativa y comercial, durante la pandemia Pepa Pombo empezó a sacar, además de sus tradicionales prendas femeninas, una línea para el hogar y piezas para caballeros y niñas.

“(Durante la pandemia) una de las preocupaciones máximas era salirnos de ahí y ver qué. Por casualidades del destino encontramos el pet reciclado. Son como propuestas que no cambian la identidad pero sí la propuesta de la marca. Nuestras nuevas líneas han tenido buena acogida. A veces las circunstancias te ponen contra la pared y en ese momento aflora esa creatividad de ver qué vamos a hacer y cómo nos vamos a reinventar. Nos hemos diversificado. Sacamos incluso mascarillas”, detalló la directora creativa.

Pepa Pombo es una empresa familiar en la que dos hermanos son socios y sus hijos tienen roles importantes en el negocio, de allí lo cálido de la marca.

“Es así, siempre ha sido muy importante la familia”, aseguró Mónica.

Cariño por Costa Rica

Tanto Pepa como Mónica son unas amantes de Costa Rica y es usual que ellas pasen fechas especiales en el país, pues mucha de su familia reside aquí.

“Amo Costa Rica. Tenemos familia acá que ya es tica. Llegar a San José es divino, nos tratan bien, nos sentimos bienvenidos todo el tiempo. Venimos mucho de vacaciones”, comentó Mónica.

Acerca de las propuestas costarricenses expuestas en la semana de la moda de Costa Rica, Mónica mencionó que no tuvieron oportunidad de apreciarlas con calma por la preparación de su pasarela y debido a otros asuntos que debieron atender. Sin embargo, ella destacó la buena impresión que se llevó del evento que se realizó aún en tiempos de pandemia.

“El evento fue increíble. El lugar es espectacular (la Antigua Aduana). Me pareció muy acorde con la situación que estamos viviendo. Costa Rica tiene un montón para desarrollar. Con respecto al trabajo de los diseñadores es una tarea que tenemos: ver con calma las propuestas del talento nacional”, finalizó.

Fernanda Matarrita Chaves

Fernanda Matarrita Chaves

Periodista y Licenciada en Comunicación de Mercadeo de la Universidad Latina de Costa Rica.