Gerardo González, GDA , El Universal. 10 abril
La relación entre Frida Sofía y su madre, Alejandra Guzmán ha tenido altos y bajos en los últimos años. Foto: Archivo
La relación entre Frida Sofía y su madre, Alejandra Guzmán ha tenido altos y bajos en los últimos años. Foto: Archivo

“En mi vida he tocado un pelo a esa niña. No tengo modo de decirlo de otra manera”, fueron las palabras de Enrique Guzmán tras ser señalado por su nieta Frida Sofía como un abusador sexual.

Así de directo fue el padre de Alejandra Guzmán al ofrecer una entrevista al programa Ventaneando, luego de que su nieta Frida Sofía lo acusara de haber abusado de ella cuando tenía cinco años.

El pionero del rock afirmó en el espacio que toda esta situación es muy dolorosa para él y para su familia. ”Oír estas cosas me duelen, porque no las entiendo. No entiendo. Se fue a Miami porque la intentaron secuestrar y desde entonces creció de una manera que no vi y no la consiento, pero tampoco la castigo, no opino, pero quiero saber qué le pasa.

”Cómo puede hablar así de mí cuando dos años antes decía que yo era la maravilla máxima y que me invitaba a Miami para que me la pasara yo con ella y hoy soy un degenerado que le metió mano a los 5 años y yo no sé ni dónde se le pude meter la mano a alguien. Yo no sé qué hacer”, aseguró llorando en entrevista con Pati Chapoy.

El que fuera vocalista de los Teen Tops recalcó que nunca le ha tocado un pelo a su nieta, que lo único que ha hecho es verla crecer. También explicó que en ningún momento se quedó solo con ella cuando era niña para hacer lo que se dijo.

”En mi vida, en mi puta vida le he tocado un pelo a esa niña. No tengo modo de decirlo de otra manera. No le he podio más que verle su cara y verla crecer y es lo único que conozco de ella. No la he tocado nunca en mi vida, de ninguna manera, ni de la cintura ni de la mano ni de darle un beso en un cachete. Hace mucho que no la veo, hace mucho que no sé quién es...”.

“No sé tocar indebidamente a nadie ni a mi mujer. Qué injusto... Sí he cometido errores en mi vida, igual que todo el mundo y los trato de corregir, pero que encontrarme de repente que la nieta que más quiero, que más estimo y a la que más cariño le debo de tener porque está indecisa, y porque está en un lugar en donde no la entienden nadie, tenía que estar yo y no sé cómo”, aseguró.

Dinero, el culpable

El padre de la Reina de Corazones, sin tratar de justificar a su nieta sobre lo que dijo de él, siente que todo esto se debe porque Alejandra Guzmán le quitó la ayuda económica y por tal motivo utiliza a la familia para decir cosas y para que le paguen por las entrevistas que da.

Guzmán explicó que el departamento donde Frida Sofía vive en Miami, Florida, se lo regaló su mamá y que abajo de este se encuentra el de Alejandra, sin embargo desde que comenzó el problema entre ellas, la famosa rockera no ha viajado para allá.

”Lo único que pudo haber sido y que detonó esto, puede ser que Alejandra le retiró los gastos que tenía en un banco... No sé cuándo, pero hace poco le retiró los gastos económicos, pero si eso es la razón, Frida entonces está viendo con qué periodista se ensarta para que le den una lana para decir lo que ella quiera o lo que el periodista quiera y de ahí sacar dinero para vivir, no sé, es la única explicación que puedo sacar en mi mente”, aseguró.

El papá de Frida

Entre los temas que se hablaron, fue el del supuesto problema que llevó a Enrique Guzmán y a Pablo Moctezuma, padre de Frida Sofía, a enfrentarse con pistolas en mano por ver quién le daba el apellido a la ahora joven de 30 años de edad.

El cantante aseguró que fue la misma Alejandra quien decidió no ponerle el apellido Moctezuma y sí el de su padre.”El Guzmán se lo puso su mamá porque tuvo diferencias con Pablo. Y entonces le quitó el apellido y le puso el Guzmán, pensando que era lo mejor, pero no es un reclamo. Yo con Pablo nunca me he visto frente a frente y no nos hemos sacado pistola... No es cierto. De dónde saca esas ideas y además se las cree y eso es lo peor.

”Ella siente que es verdad y que yo le falté al respeto. Ella está ofendida por mí... Algo le mueve una maquinita dentro de la cabeza y le dice ‘esto es lo que vas a vivir de aquí en adelante’. Tiene 30 años, la toqué cuando tenía 5 años dice. Se acodará de alguna tocada de alguien y me lo endilga a mí porque soy el más cercano de su familia, no entiendo ese sentimiento”, dijo.

En contacto con Alejandra

Antes de asistir al programa de TV Azteca, Alejandra se comunicó con su padre para hablar sobre el tema y le pidió que acudiera a la televisión para decirle a su nieta que la amaba y para buscar tranquilizar la situación.

Sin embargo, lo que a Enrique le preocupa más es que esto detone una vez más el problema de alcoholismo que tiene su hija y que por décadas ha luchado para evitarlo.

”Hablé mucho con Alejandra. Ella se siente mal, porque esto que está viviendo ya lo ha llevado por 30 años. Hoy está tranquila. Anoche hablé con ella y me dijo que me calmara, me dijo que dijera que la quiero (a Frida) y que le quiero ayudar. Y eso es lo que quiero hacer”, comentó.

Confesó también que Frida Sofía es la nieta que más ha amado y que le preocupa mucho la soledad en la que vive. También aseguró que su esposa se mantiene callada ante este nuevo escándalo, pero que sí se preocupa por él.

No sabe cómo ayudarla
Esta imagen la publicó la hija de Alejandra Guzmán, Frida Sofía, después de que su abuelo se refiriera a ella como una
Esta imagen la publicó la hija de Alejandra Guzmán, Frida Sofía, después de que su abuelo se refiriera a ella como una "pendeja" el año pasado. Instagram

Enrique Guzmán desea que las cosas se puedan hablar, pero ahora no sabe cómo acercarse a ella sin ser juzgado como acosador o abusador, porque siente que ha sido muy delicado la acusación que hizo su nieta.

“No tengo idea, no tengo idea. No sé qué hacer. De alguna manera yo soy el instrumento que utilizó para hacerse más daño ella, buscó al que más quería y a ese le voy a decir que tiene la culpa, se está defendiendo de alguna manera. Al principio (del pleito con su madre) yo la apoyé mucho, precisamente porque conozco a Alejandra y porque sé que Alejandra no es fácil y quise respaldarla, pero luego vi que las pláticas que sosteníamos las publicaba como diciendo mira, entonces le puse un mensaje diciéndole ‘hija quería hablar contigo no con tu público y tus seguidores’.

Y ella respondió: ‘Ya no le digo mamá (a Alejandra), le digo Guzmán’. Entonces pues le digo ‘perdóname pero yo voy a ponerme de lado de tu mamá, no te entiendo y triunfa sola y allá tú’”.

Para terminar, Enrique no dejó pasar la ocasión para mandarle un mensaje al periodista que entrevistó a su nieta. ”Es la culpa del periodiquero, le va a sacar jugo a su entrevista, a eso se dedica y de eso vive, es un miserable. Ya se lo dije que es un miserable y conociéndome no debía haber pasado una entrevista así sin haberme, por lo menos, metido una opinión, pero no, él va a lo suyo y cada quien hace lo suyo.

”Y que si voy a tener venganza contra él, algún día le voy a romper el hocico si es necesario, si le alcanzo a dar allá abajo porque está chaparro”, dijo.