Farándula

Príncipe Enrique revela que consumió drogas para sobrellevar la muerte de Lady Di

En nueva entrevista con Oprah Winfrey, el duque confesó todo lo que sufrió por la muerte de su madre y reprochó de nuevo la indiferencia de su padre, el príncipe Carlos

Para el príncipe Enrique una entrevista con Oprah Winfrey no fue suficiente para hablar acerca de su familia, sus compromisos con la realeza y lo que ha tenido que soportar desde la adolescencia.

Ahora, en el programa The Me You Can’t See, el duque de Sussex se ha sentado una vez más frente a la afamada presentadora, para dar a conocer detalles sobre su salud mental y cómo las drogas y el alcohol se convirtieron en sus aliados para soportar la muerte de su madre, la princesa Diana, quien falleció trágicamente en 1997.

De acuerdo con el hijo menor del príncipe Carlos, la idea de esta entrevista -exclusiva para suscriptores de la plataforma Apple TV+-, era eliminar el estigma en torno al tema de las enfermedades mentales, así como al alcoholismo y la drogadicción.

Según reveló, todo comenzó tras la muerte de su madre, cuando él tenía 12 años. Específicamente durante el funeral de Lady Di.

“Era como si estuviera fuera de mi cuerpo y simplemente caminara haciendo lo que se esperaba de mí. Mostrando una décima parte de la emoción que todos los demás mostraban”, dijo.

Posterior a ese hecho, el príncipe Enrique esperaba contar con el apoyo de su familia, pues él era solo un niño, sin embargo, el duque aseguró que nadie nunca habló sobre la muerte de su madre y que, por el contrario, esperaban que él mismo se ocupara de la atención a la prensa y la angustia mental resultantes.

De hecho, afirmó que su padre, el príncipe Carlos, fue muy indiferente e insensible con él y con su hermano, el príncipe Guillermo, pues ambos sufrían por la muerte de su madre y el heredero al trono británico no tuvo palabras de aliento para ninguno.

“Cuando era más joven, mi padre solía decirnos tanto a Guillermo como a mí: ‘Bueno, fue así para mí, así que para ti será así’. Eso no tiene sentido. El hecho de que hayas sufrido no significa que tus hijos tengan que sufrir, de hecho, todo lo contrario: si sufriste, haz todo lo posible para asegurarte de que, independientemente de las experiencias negativas que hayas tenido, haz lo mejor para tus hijos”, detalló.

Y añadió que estaba muy “enojado con lo que le pasó”.

Príncipe fiestero

Tras guardar por años su dolor y buscar la forma de sanar, sin conseguirlo, encontró en el alcohol y las drogas su mejor aliado. Fue entonces cuando comenzó a aparecer en los medios internacionales, por pasar de fiesta en fiesta.

“Probablemente bebía el equivalente a una semana en un día de viernes o un sábado por la noche. Y me encontraba bebiendo no porque lo disfrutara, sino porque estaba tratando de enmascarar algo (...). Estaba dispuesto a beber, estaba dispuesto a tomar drogas. Estaba dispuesto a intentar hacer las cosas que me hacían sentir menos como me sentía”, afirmó.

Sin embargo, confesó que el momento más difícil lo vivió entre los 28 y 32 años, pues su salud mental estaba colapsando y tuvo ataques de pánico y ansiedad severa. El príncipe definió esta etapa de la siguiente manera: “un momento de pesadilla en mi vida”.

“(Lady Di) Estaba por todos lados, mentalmente”, dijo

Para el duque de Sussex todo cambió cuando conoció a Meghan Markle, con quien se casó en el 2018. Según él ella le daba la estabilidad, la que de una u otra forma no lograba encontrar.

No obstante, comenzó a sentirse amenazado por la forma en que los medios de comunicación la trataban y el acoso al que estaban sometidos. Por ello, se enojó.

“Lo que más lamento es no haber tomado una postura más temprana en mi relación con mi esposa, denunciando el racismo cuando lo hice”, aseguró.

El temor más grande de Enrique era que su esposa sufriera lo mismo que su madre y que el final de Meghan fuera tan trágico como el de Lady Di.

“La historia se repetía: Mi madre fue perseguida hasta la muerte mientras estaba en una relación con alguien que no era blanco, y ahora mira lo que pasó. Yo decía ‘no se detendrán hasta que ella muera’”, recordó.

Ahora lamenta que su madre no esté presente para que vea crecer a sus nietos; sin embargo, está orgulloso de haber superado esa etapa tan triste de su vida.

Kimberly Herrera

Kimberly Herrera Salazar

Periodista graduada de la Universidad Internacional de las Américas. Licenciada en Comunicación de Mercadeo de la Universidad Americana.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.