El Mercurio/Chile/GDA. 11 julio
La actriz Naya Rivera desapareció la tarde del miércoles luego de que daba un paseo en bote junto a su hijo de cuatro años. Foto: Archivo/AP
La actriz Naya Rivera desapareció la tarde del miércoles luego de que daba un paseo en bote junto a su hijo de cuatro años. Foto: Archivo/AP

La tarde del miércoles, una persona que paseaba en bote en el lago Piru, en California, se encontró con un niño de cuatro años, solo en otra embarcación. Fue identificado como Josey Dorsey, el hijo de la actriz y cantante Naya Rivera, quien se hizo famosa por interpretar a la deslenguada Santana en la popular serie musical Glee.

Según lo que la policía pudo averiguar, un par de horas antes del hallazgo, Rivera arrendó un bote para pasear con su hijo en el lago, pero algo ocurrió y ahora su paradero se desconoce. Tras más de 24 horas de búsqueda, la oficina del Sheriff del Condado de Ventura comentó el viernes que “creemos que ocurrió un trágico accidente y que se ahogó”.

La actriz se presume muerta y los esfuerzos de rescate ahora se han convertido en unos de recuperación del cuerpo, agregó el oficial Chris Dyer. La noticia de la desaparición de Rivera conmovió a sus excompañeros de Glee, quienes pidieron oraciones por ella en sus redes sociales.

Demi Lovato, quien actuó junto a ella en la quinta temporada, escribió: “Por favor rueguen que vuelva sana y salva”, mientras que Heather Morris añadió: “Necesitamos tu amor y tu luz”. El actor Chord Overstreet pareció más resignado al comentar “abracen y amen a las personas que puedan, mientras puedan”.

Pero esta no es la primera tragedia que rodea al elenco de Glee, una de las series más populares de la última década que terminó tras seis temporadas en 2015.

Hace casi justos siete años, el 13 de julio de 2013, Cory Monteith, quien protagonizaba como Finn Hudson, fue hallado muerto de una sobredosis en un hotel de Vancouver. El actor había recaído en una adicción a la heroína tras años de abstinencia, aparentemente por las presiones de la fama, y su deceso golpeó a la serie cuando entraba en su quinta temporada, por lo que su personaje también falleció en la ficción.

Luego, en diciembre del 2015, el actor Mark Salling, Noah Puckerman en Glee, fue arrestado por posesión de pornografía infantil. Antes, en 2013, también había sido acusado de agresión sexual por una exnovia. En septiembre de 2017 se declaró culpable, y se esperaba que recibiera una sentencia de alrededor de siete años en prisión.

Sin embargo, antes de su cita en la corte, Salling, quien tuvo un breve romance con Rivera mientras ambos filmaban la serie, fue encontrado muerto por suicidio el 30 de enero de 2018.

Otro miembro del elenco que experimentó una tragedia fue Becca Tobin, la actriz y cantante detrás de Kitty. En julio del 2014, su novio Matt Bendik, un empresario y dueño de un club nocturno, fue encontrado muerto en un hotel de Philadelphia. Las razones de su deceso no fueron determinadas en la autopsia, pero se presume que fue por un ataque al corazón. Tenía 35 años.

Rodeados de polémicas

El meteórico éxito de Glee, que además de promediar 10 millones de espectadores, hizo una serie de concurridos conciertos en sus mejores años, también vino acompañado de diversas controversias cuando estaba al aire y después.

Rumores de drogas y excesos en el set siempre rondaron a la serie. El mes pasado, una de sus protagonistas, Lea Michele, fue acusada por varios de sus excolegas de crear un ambiente tóxico, agredir verbalmente a otros actores y a la producción y comportarse como una diva, lo que incluso la llevó a perder un contrato con una empresa de alimentos que la tenía como rostro.

La muerte de Cory Monteith fue un golpe muy duro para los fans de la serie 'Glee' y también para todos sus compañeros de elenco. Foto: Archivo/AP.
La muerte de Cory Monteith fue un golpe muy duro para los fans de la serie 'Glee' y también para todos sus compañeros de elenco. Foto: Archivo/AP.

Melissa Benoist, quien interpretaba a Marley y ahora protagoniza Supergirl, confesó en noviembre pasado que fue víctima de violencia doméstica en una relación de varios años. Aunque no dio nombres, dio a entender que su acusación era contra su exmarido, el también actor de Glee, Blake Jenner.

La propia Naya Rivera había estado al centro de varias polémicas del show cuando publicó su autobiografía Sorry, not sorry en 2016, donde entre otras cosas, comentó que sus compañeros tenían “las habilidades de saltar de cama en cama de una secta polígama”.

Rivera tiene 33 años y antes de su desaparición era parte de la serie Step Up, que había sido cancelada por YouTube, pero recientemente retomada por Starz para una tercera temporada. Pocos son los actores de Glee que lograron remontar sus carreras. Uno de ellos es Darren Criss, quien destacó en sus roles en las series El asesinato de Gianni Versace y Hollywood.