El Mercurio (GDA), Alexánder Sánchez. 2 marzo
Mikaela Spielberg es muy activa en sus redes sociales. En Instagram reveló sus deseos de incursionar en el cine porno lo que le ha deparado cientos de mensajes de apoyo pero también detractores. Foto tomada de Instagram
Mikaela Spielberg es muy activa en sus redes sociales. En Instagram reveló sus deseos de incursionar en el cine porno lo que le ha deparado cientos de mensajes de apoyo pero también detractores. Foto tomada de Instagram

Mikaela Spielberg, la hija de Steven Spielberg que se dedicaría a actuar en el cine porno, fue arrestada en Tennessee el fin de semana.

Según la policía, la mujer fue puesta en custodio por un presunto delito de violencia domestica, que involucró a su novio. Según la acusación, Spielberg habría ocasionado lesiones corporales a su pareja Chuck Pankow, quien es 24 años mayor que ella.

La joven pasó 12 horas en prisión y fue liberada tras el pago de una fianza de $1.000. El hombre, por su parte, dijo más tarde que nadie había “resultado herido” y que todo se habría tratado de “un malentendido”.

Según la declaración jurada de la Policía Metropolitana de Nashville, a la que tuvo acceso Fox News, los oficiales dijeron que Spielberg y su novio estuvieron involucrados en una discusión después de regresar de un bar.

Después de que la víctima hizo un “comentario grosero” hacia Spielberg, ella comenzó a arrojarle objetos, hiriéndole la mano y la muñeca.

Escándalo.

Mikaela Spielberg ya había dado de que hablar hace algunos días, cuando anunció que se dedicaría al cine porno y que esperaba obtener la autorización para ser stripper.

En una entrevista concedida al diario The Sun, Mikaela dijo que se considera un “animal sexual” y que ha decidido sacar un beneficio económico de sí misma. Por eso será actriz de cine para adultos y adoptará el nombre de Sugar Star.

Steven Spielberg y su hija Mikaela, quien es adoptada. Cortesía de El Tiempo.
Steven Spielberg y su hija Mikaela, quien es adoptada. Cortesía de El Tiempo.

“Me cansé de no poder capitalizar mi cuerpo y de que me dijeran que tenía que odiar mi cuerpo. También me harté de trabajar día tras día de un modo que no satisfacía mi alma. Me apetece hacer este tipo de trabajo, satisfacer a otras personas. Es algo que me hace sentir bien porque no me siento violada", aseguró la joven.

Mikaela ya subió varios de sus videos a la plataforma PornHub, pero le tocó retirarlos ya que no cuenta con la licencia de trabajadora sexual en Tennessee, lugar donde reside actualmente. Aunque dicha licencia no es un requisito para hacer públicos sus videos, dijo que quiere obtenerla para que todo sea legítimo y para que, una vez la tenga, pueda también trabajar en algún club de striptease.

La revelación.

Aunque ha compartido con sus seguidores de redes sociales su estilo de vida, no fue sino hasta el fin de semana pasado que, por medio de una videoconferencia, les comentó a sus padres sobre sus planes. Después de haber sentido muchos nervios por contarles su decisión, Mikaela, ahora, asegura que está tranquila.

A The Sun, Mikaela dijo que al revelarles la noticia sintió a sus padres “intrigados, pero no enfadados”.

Sin embargo, al tabloide Page Six, una fuente cercana narró una historia diferente. Steven Spielberg y su esposa Kate Capshaw, no estarían muy felices.

“Exteriormente, Steven y Kate, que son los padres más evolucionados del mundo y aman a sus hijos más allá de toda medida, siempre han apoyado a Mikaela y tratan de entenderla. No obstante, están avergonzados por su repentina admisión pública de entrada en el mundo de las trabajadoras sexuales”, publicó.

Luego de decírselo a sus padres, el siguiente paso era confirmárselo al mundo. En ese sentido, en sus redes sociales, Mikaela escribió que ella no tiene que darle explicaciones a nadie de lo que ha decidido.

“He lanzado mi propia carrera, autoproducida, en el mundo del entretenimiento para adultos. Que sea algo seguro, sano y consensuado es el objetivo. Mi cuerpo, mi vida, mis ingresos, mis elecciones”, expresó.

Además, Mikaela enfatizó que no siente vergüenza con sus elecciones y ve su nueva carrera como una “opción positiva y motivadora”. Desea tener independencia económica de sus padres.

"No puedo seguir dependiendo de ellos o incluso del Estado, no es que haya nada malo en eso, simplemente no me siento cómoda”, expresó.