Farándula

El Topo: Ivonne Cerdas, sobrada como reina y sin actitud de mártir

Viendo todo lo que superó la Miss Costa Rica desde que apostó por la corona nacional en tres ocasiones, no queda más que admirar (y hasta imitar) su madurez y la “resbaladera” con la que enfrentó el ácido en redes sociales.

Como ya se sabe, el concurso Miss Costa Rica mueve pasiones de todo tipo, incluidas las más bajas, quizá casi comparables con las que provocan los “envenenados” del fútbol, esos aficionados que solemos identificar como “la gradería de sol” pero que en realidad se hallan en todos los estratos sociales... Igual ocurre con Miss Costa Rica por razones diferentes (un tema sociológico y antropológico que no tenemos chance de desglosar aquí), pero de verdad que las participantes y, con más razón, las ganadoras de Miss Costa Rica son objeto siempre de un bullying despiadado.

El hecho de que Ivonne Cerdas insistiera en competir por tercera vez en el certamen local de belleza provocó una andanada de burlas y hasta memes supremamente crueles. También hubo quienes se rieron de su tartamudez cuando era niña, la trataron de “tonta” por su nerviosismo en la ronda de preguntas y hasta le criticaron porque sufrió un intento de secuestro antes del certamen nacional.

A la agraciadísima trigueña de 28 años también la trataron de anoréxica por su espigada figura, que en realidad es herencia familiar, pues su mamá, doña Cristina Cascante, sus tías, y hermanas también son delgadas. En su momento, tras su elección, ella admitió que había sido harto señalada y no negó que había señalamientos que le dolían, pero se concentró en aprender a desoír lo malo y aprender de lo que podían ser oportunidades de mejora.

No bien había aterrizado en Florida para Miss Universo, cuando se convirtió en una de las candidatas más llamativas y mediáticas del concurso, y pronto se colocó como una de las favoritas por parte de especialistas allá y acá, al punto de que Osmel Souza, venezolano reconocido como uno de los más famosos missólogos del planeta, la consideró, antes y después del certamen, como una mujer que tenía todo para llevarse la corona mundial.

Como sabemos, Ivonne avanzó en el Miss Universo hasta quedar entre las 10 primeras. Más allá de esto, la reflexión viene al caso porque de verdad uno no termina de entender cómo hace la gente como ella, que viene luchándola calladita, para luego tener que apechugar con una bola de haters en redes sociales; posiblemente la Miss no consuma los comentarios en su totalidad, pero hasta uno se enferma con ver 10 o 20 opiniones en cada post sobre ella, además de los muchos que, lejos de apoyarla al ir avanzando, le serruchaban el piso horrible con sus opiniones... ticos despedazándola mientras gente de otras decenas de nacionalidades enarbolaban sus cualidades.

Pero bueno, Ivonne Cerdas está recogiendo los frutos de su paciencia, su valentía y su inteligencia emocional, ya la académica la conocemos pues no cualquiera se gradúa en ingeniería en sistemas y ahora se le abrirán todas las puertas que no logró mientras estaba como una hormiguita, preparándose para el concurso local, en el que perdió dos veces hasta que lo logró en la tercera ocasión y el resto... es historia.

Por cierto, ahí vimos en redes que su enamorado novio, quien la apoyó a los gritos en medio del recinto habilitado para acompañantes, también le dio una sortija en estos días, o sea como que Ivonne va a pegar “cartón lleno” en este azaroso bingo que es esta vida. Nosotros feliz por y con ella, faltaba más.

Tremendo alboroto se armó luego de que el director de Multimedios, Douglas Sánchez, publicara en sus redes sociales un corto pero, para algunos, intrigante mensaje: “10 años en medios de comunicación. ¿Toca descansar?”, escribió el comunicador. Inmediatamente empezaron los comentarios de personas que interpretaban que Douglas dejaría Multimedios, televisora a la que evidentemente le ha puesto su sello y a la que, con ayuda de su equipo, ha hecho crecer con una estrategia de cercanía con sus audiencias.

El viernes 21 de mayo la publicación tenía más de 3.800 reacciones, entre las que sobresalían el asombro y la tristeza, así como 1.700 comentarios de quienes le alentaban, reconocían su buen trabajo y le decían, incluso, que no cediera por si era que le estaban presionando por su estilo “sincero y transparente”.

Ante el revuelo tras su publicación, Douglas nos dijo que evidentemente se tomará un descanso, pero se refiere a vacaciones debido a que ha estado trabajando incesantemente desde que se unió a las filas de canal 8.

Además, con franqueza comentó que se siente bastante cansado después de superar la covid-19. “Quedé más agotado. No logro agarrar el ritmo aún”, dijo.

Con relación a lo que interpretaron las personas, el periodista de 42 años, añadió: “Lo que puse fue como que llevo diez años en medios y necesito descansar porque han sido violentos, pero descansar de vacaciones. No sé por qué la gente se confunde y se hace ideas en la cabeza, porque diay, está muy clarito. Si fuera a renunciar lo comunicaré eventualmente, pero por lo menos hoy no es una posibilidad”.

Douglas, quien se ha vuelto la figura más notable de Multimedios, siempre resalta que lo que se ve en pantalla es la labor de muchas personas y que el mérito no solamente es suyo. Le deseamos unas felices y descansadas vacaciones.

Y es que definitivamente uno de los rostros más atractivos de la televisión nacional --hay que decirlo-- está urgido de un buen desconecte: en un lapsus que generó muchas risas, este lunes Douglas dijo al aire “vamos a dar un giro”, todos nos acordamos de su antigua casa, Giros, hoy competencia, y él mismo dijo “No, no, un giro no”. Todos disfrutamos el záfis, que pasó en cosa de segundos y a otra cosa mariposa.

Tremenda lección y en medio, un trago super amargo, fue el que vivió la boxeadora Yokasta Valle, quien tácitamente, en una publicación en redes, le insinuaba al futbolista de la Liga, Johan Venegas no su lesión era de mayor cuantía.

Venegas realizó el post para mostrar que el raspón en su rodilla evidenciaba que sí había sufrido una lesión por cuenta del morado Kendall Waston, quien a raíz de esa acción fue expulsado el domingo pasado en el primer juego del clásico nacional, Saprisa-LDA.

A manera de respuesta no solicitada a Johan, Yokasta publicó una foto suya en la cual sale con la cara llena de sangre y en guardia, lista para seguir dándose de guantazos con una rival, y etiquetó a Venegas. Según narró a varios medios, e incluso en sus stories de IG, contó que puso el celular por allí y se fue a entrenar y al tomarlo de nuevo, unas tres horas después, vio que tenía un aluvión de mensajes de periodistas que la buscaban.

Como escribió Yokasta, después de lo que ella misma reconoció como un gran error, la campeona realizó la comparación entre las dos lesiones sin imaginarse que se le iba a venir un tumulto que incluso la ofendió no solo a ella, sino hasta a su mamá. Prudente y humilde, procedió a dar de baja su publicación y le ofreció una disculpa pública a Johan y a todos los que podían haberse sentido afectados.

Según reseñó el diario La Teja, algunos tomaron el post de Yokasta como una respuesta al técnico morado Mauricio Wright, quien dijo en conferencia de prensa que Venegas había exagerado la acción en la cual le sacaron la tarjeta roja a Kendall.

“Había mujeres llamándome estúpida, mongola, palabras que no deberían existir; hombres que me dijeron hasta zorra y ofendieron a mi mamá, a la que no le gusta el fútbol”, contó la campeona.

“Algunos saprissistas me dijeron ‘eso, Yoka, lo noqueaste (a Venegas) y sin pelear’ y eso tampoco me gustó”, añadió. “Fue un sentimiento de momento, no pensé si (el jugador) era morado o rojinegro, nada de eso. Fue lo que sentí”.

“Antes de dormir pedí paz y orientación y pusieron en mí estas palabras que quiero decir de corazón. Le pido disculpas a Johan y a una institución como la Liga, nunca fue mi intención ofender a nadie. Soy la boxeadora del pueblo, de toda Costa Rica, y cualquiera comete un error.

Pero aquella no fue la única metida de escarpines de la semana.

Con motivo de la llegada a los 100 goles por parte de Christian Lagos, en la UNAFUT publicaron una felicitación que recordó una frase antigua y poco afortunada del goleador, la cual se convirtió en chota y memes hasta el día de hoy, a costa del buenazo de Christian.

Al igual que Yokasta, el que se pasó de ingenioso en este caso fue José Pablo Molina, jefe de prensa de la UNAFUT, quien ofreció disculpas al jugador en un texto magnífico que Lagos recibió sin ningún problema. No podíamos esperar menos de él.

“Sobre la publicación de los 100 de Lagos, quiero pedir disculpas si ofendí a alguien, mi intención nunca fue esa. Personalmente llamé al jugador y pedí disculpas, en ningún momento nuestra línea busca incitar el irrespeto, ustedes han visto por años nuestros post en RRSS, Chistian se mostró muy abierto y las aceptó, me manifestó no sentirse ofendido, sin embargo fue un desacierto el texto de la publicación, que no tenía nunca un ánimo de ofensa sino de resaltar su personalidad tan genuina y natural con la que él se dirige a la afición, ese calor humano que él irradia. No hay justificación que pueda subsanar lo sucedido, más que una sincera disculpa”, escribió el encargado de prensa.

Tanto la publicación de Yokasta como la de Molina estaban exentas de mala intención, pero ahora hay que tener un cuidado extremo y medir cada palabra. Y las disculpas inmediatas de la boxeadora y el comunicador evidenciaron su condición de gente bienintencionada, y los afectados tampoco hicieron mayor mosquero. No todo está podrido, digo, perdido, en las tenebrosas redes sociales.

Este lunes nos topamos con un rostro nuevo en Dr. Salud, el programa médico producido por Wendy Cruz y Esteban Calvo en Multimedios: se trata de la doctora Maureen Vindas Araya, quién se sumó a la lista de presentadores del espacio.

Vindas se la jugó como las grandes aportando sus conocimientos como médico y --¡cuidado!-- si el entrevistado por poco le roba el show, nada menos que quien fuera uno de los hombres más piropeados del país, el chef Daniel Vargas, quien llegó a hablar del boom de sus recetas sanas y toda la integración saludable y ejercitable. Él pregona lo que predica: con todo respeto, está de mejor ver ahora que en sus tiempos de Dancing with the Stars... y ya eso es mucho decir.

Que se cuiden las Divas (uno muy), porque la doctora llegó como las grandes; parecía que ha estado en ese foro durante años, además de que se veía preciosa.

Bien por Multimedios y por la apuesta de nuevos rostros, no nos extrañaría una futura Dr. Oz en la televisión tica ¡Hay que pensar en grande!

Y bueno, continuamos con Carlos (Carlitos) Álvarez y su emprendedurismo al vincularse con un negocio gastronómico al que hace tiempo tenía ganas de entrarle, el efecto dominó se fue dando y a pesar de los tiempos de pandemia, hace unos meses se asoció con el colega José Miguel Cruz Blandón, de Más que noticias (Canal 7) y ahora ambos atienden el restaurante La esquinita de la abuela, en Barrio Otoya, en las inmediaciones del hospital Calderón Guardia.

Ellos abren de lunes a domingo (toda la información está en su página de FB) y se dan encuentros muy bonitos con gente que los admira, pero también con quienes pasan a comerse alguito mientras van o vienen del hospital, por casos propios, o que tienen familiares internados en el Calderón. El lugar no podría llamarse de otra forma: está lleno de pintorescos y hermosos detalles, amén de la comidita, puramente como la de nuestras abuelas.

Franckamente, con Franck Salas

El periodista Franck Salas es un comunicador reconocido en el área de los espectáculos y el entretenimiento en general; ha estado en varios canales como el 19, el 54 y en el espacio Giros de la Fama, de Repretel, sin olvidar su querido Tele Uno, de Grecia, donde va y viene porque ahí siempre le tienen las puertas abiertas.

Precisamente en estos días, Franck, que no se queda quieto y tiene talento de sobra como especialista en noticias de la vida rosa, se alista con entusiasmo para regresar a Tele Uno con una producción acompañado por dos de sus ex compañeros de Giros de la Fama: Rafa Pérez y la hiperguapísima orotinense Charlyn López.

Salas ha estado buscando algunos patrocinadores, porque el elenco —al que también se unirán Juan Chaves y Jordi Fonseca—, ya está listo para salir el aire, cosa que ocurriría en estas semanas, sin embargo, a última hora surgió un inconveniente que obligó a posponer el estreno: Rafa salió positivo con covid y la prudencia sugiere esperar hasta que todo esté en orden financiero y sanitario.

Al programa se les unirá el joven estudiante procedente de Quepos Juan Chaves, un muchacho inteligente y pellizcado, quien trabaja con George Angulo, el zar de los gimnasios, para ayudarse con el pago de sus estudios universitarios. Juan tiene buen aspecto, escribe bien y es bueno improvisando en el micrófono y ante las cámaras de televisión.

El programa se llamará Franckamente.