Farándula

Amber Heard dice que heces que halló Johnny Depp en la cama eran del perro

La actriz culpó a la mascota del intérprete durante la reanudación del mediático juicio, que enfrenta a la expareja en una demanda por difamación

El tema de los excrementos hallados en la cama, uno de los más comentados en torno a la relación entre Johnny Depp y Amber Heard, finalmente fue tocado en el juicio por difamación que emprendió el actor contra su exesposa.

Este 16 de mayo se retomó el juicio y la actriz testificó argumentando que las heces fecales que Depp encontró encima de su cama no fueron depositadas en el aposento por ella, sino que se trataba del excremento de Boo, el perro del actor.

De acuerdo con los testimonios de Heard, antes que ella saliera de casa rumbo al Festival de Música y Artes de Coachella, el cachorro había experimentado problemas estomacales, derivados de la ingesta de la marihuana de su dueño.

Además, Heard dijo que antes de salir al Coachella, Boo y otros perros de la casa estaban encima de la cama y fue entonces cuando supuestamente el cachorro defecó.

El acontecimiento de las heces tuvo lugar hace seis años, cuando Amber estaba por cumplir 30 años. Esta mañana, la actriz recordó el suceso y expresó que, de entre tantas discusiones, esta se había salido de control, pues Depp la tomó del hueso púbico y la cuestionó: “¿quieres ser dura como un hombre?”.

Johnny Depp no cree para nada la versión de Heard. El actor asevera que el tamaño del excremento pone en duda que se trata del desecho de una raza pequeña de perro y, en cambio, se asemejaba más a las heces fecales humanas: Era “tan extraño, tan extraño y tan grotesco que solo podía reír”, expresó.

El actor argumentó de que posiblemente se trató de una broma vengativa, a lo que Heard indicó que sería imposible, pues estaba por tomar la decisión de divorciarse y no tendría ánimos de bromear.

El juicio entre Depp y Heard se produce en Virginia y continuará esta semana.

Jorge Arturo Mora

Jorge Arturo Mora

Periodista de cultura y sociedad para Viva, Áncora y Revista Dominical.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.