Fernanda Matarrita Chaves. 6 mayo
Imagen de una de las páginas de la revista 'People' en la que Ashley narra lo que vivió junto a Marilyn Manson. Foto: Instagram de Ashley Morgan
Imagen de una de las páginas de la revista 'People' en la que Ashley narra lo que vivió junto a Marilyn Manson. Foto: Instagram de Ashley Morgan

Ashley Morgan Smithline, una de las presuntas víctimas de violencia sexual por parte del cantante Marilyn Manson, dio una amplia entrevista a la revista People, en la que brindó un testimonio lleno de horrorosos episodios.

Su escalofriante historia incluye un supuesto pacto de sangre.

Ashley Morgan es una de las 15 mujeres que han acusado a Manson por abuso sexual, físico y psicológico, entre las denunciantes también están las actrices Evan Rachel Wood y Esmé Bianco.

En su entrevista, la mujer, de 36 años, narró detalladamente todo lo que pasó. Antes había hablado de su vivencia en un posteo en el que decía que Manson, de 52, la azotaba, mordía, la cortaba, entre otras vejaciones.

En una de sus revelaciones recientes dice que Manson la obligó a hacer un pacto de sangre y que cuando “lo hacía enojar”, la encerraba en “el cuarto de las chicas malas”, un recinto de cristal que estaba insonorizado.

“Me cortó en el estómago y luego bebió mi sangre. Luego, me hizo beber la suya”, dice.

“Cuanto más dejaba que me lastimara, más lo amaba y más le demostraba mi valía”, narró la mujer, quien cuenta que una vez se despertó aterrorizada porque Manson la amarró a la cama y abusó sexualmente de ella mientras dormía.

La ultrajó, dice Morgan Smithline, a pesar de que él decía: " no se puede violar a quién se ama”.

Por su parte, el músico dijo en febrero que “todas sus relaciones íntimas fueron consensuadas y con parejas que tenían ideas afines”. Además, a través de su portavoz, rechazó todo lo dicho por Morgan.

“Hay tantas falsedades en sus afirmaciones que no sabríamos por dónde empezar a responderlas”, dice la declaración del cantante, quien afirma que la relación entre ambos no duró más de una semana.

Supuestas pruebas

Ashley Morgan Smithline, por su parte, le compartió a People una serie de correos y mensajes, que asegura son de Manson y que cubren un periodo de dos años.

El abogado de la demandante replicó: “Me enorgullece representar a la Sra. Smithline en su presentación para compartir su verdad sobre Brian Warner (verdadero nombre de Manson). Estamos explorando todas las opciones para responsabilizarlo por sus acciones y asegurarnos de que este comportamiento termine de una vez por todas”, dijo a People.

Ashley y Marilin se conocieron en el 2010 cuando ella modelaba en Asia. Luego de conversar y sentirse atraída “por la inteligencia” del rockero, él empezó a enviarle mensajes y a volverse “más invasivo”.

Ashley, que es de ascendencia judía, asegura que tiempo después de relacionarse Manson le pidió “que buscara objetos de interés nazis, como estrellas arrojadizas, cuchillos y látigos para llevárselos a él a Los Ángeles”.

Ashley asegura que ella no es una víctima, sino una superviviente.

“Quiero que la gente sepa quién es él, (esto) vale la pena si no vuelve a lastimar a una mujer más”, dijo en su reveladora entrevista.