Entretenimiento

Niños de zonas vulnerables recibieron a Santa con mascarilla, quien les llevó juguetes hechos en La Carpio

Este 23 de diciembre una caravana navideña alegró a miles de chicos vecinos de Belén, Curridabat, Desamparados, Escazú, Tibás, entre otros.

La pandemia no impidió alegrar a miles de niños costarricenses. Este miércoles 23 de diciembre a bordo de una caravana navideña Santa y sus ayudantes visitaron diferentes comunidades del país para llevar un regalo especial a los pequeños.

Con distanciamiento social y mascarillas, los personajes hicieron entrega de los regalos a los chicos y además presentaron un show. Cada uno de los obsequios fue fabricado en el FabLaB de Cuevadeluz del Sifais, en La Carpio, lo que permitió, además, que varias familias se vieran beneficiadas con este trabajo.

Los 6.000 juguetes elaborados se entregaran a niñas y niños que viven en condición de vulnerabilidad en comunidades como Belén, Curridabat, Desamparados, Escazú, Tibás y La Carpio.

La entrega de estos regalos fue posible gracias a la solidaridad de los costarricenses. Muchos clientes de Epa donaron dinero al momento de cancelar su compra y gracias a ello se recaudaron más de ¢30 millones.

Una entrega diferente, pero especial

Esta mañana doña Zaida Montoya acudió a la asociación de desarrollo integral de Higuito, en Desamparados. Fue acompañada de sus tres hijos: Megan, Allison y José Gerardo Mora. Todos usando su mascarilla.

Al llegar, principalmente ellos, se toparon con una sorpresa: Santa, sus ayudantes y el coro Laus Deo estaban a bordo de un camión en el que llevaban regalos.

Los hermanos comentaron que fue muy bonito ver a esos personajes y que para ellos lo más importante de estas fechas era poder estar juntos.

Su mamá estaba muy contenta. “Estoy agradecida por el esfuerzo que hacen. Ha sido un año difícil pero vemos la bendición de Dios en estos detalles”, dijo la vecina de Higuito.

Ella no fue la única con ese sentimiento. María Isabel Narváez se conmovió tanto que su voz se entrecortó. Ella vive en Los Anonos, en Escazú, una zona vulnerable. Esta mujer es madre de tres chicos y además, colaboradora en la iglesia pentecostal de la comunidad.

“Esta actividad ha sido muy emotiva. Me conmueve mucho poder ver a estos chiquitos, porque no nos comunicábamos con ellos (los pequeños de la iglesia que llegaron a recibir su regalo) por la pandemia. Estoy agradecida con esta visita tan hermosa. No nos esperábamos que la íbamos a tener. Todo esto se lo debemos al Señor por hacer posible estas cosas tan hermosas. Agradecemos por estos obsequios que nos han regalado para nuestros niños”, dijo emocionada.

Otros niños que recibieron la sorpresa fueron los que viven en la Aldea infantil SOS con sede en Santa Ana.

Mariela Delgado, facilitadora de la protección infantil y recreación de esa aldea comentó que los regalos son significativos en estos tiempos, pues permitirán que los 85 chicos del lugar se entretengan.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.