Entretenimiento

Murió Nelson Brenes, el maestro de la radio costarricense que trabajó en la BBC

El locutor, escritor y actor laboró por más de medio siglo en radios de Costa Rica, Inglaterra y EE.UU. como narrador, comentarista y haciendo radionovelas y radioteatros

El locutor y actor costarricense Nelson Brenes López falleció este sábado 12 de febrero, a los 85 años, producto de complicaciones en su salud.

Conocido por ser un apasionado de la radio, dedicó su vida entera a ser la voz amiga de la audiencia desde una cabina y a través de un micrófono. Fue una leyenda.

Nelson Brenes López nació en Cartago el 15 de abril de 1936 y era conocido por ser un maestro de la radio y un impulsor incesante de la cultura costarricense. En su juventud participó en radionovelas y radioteatros, un género que no solo le apasionaba y que hasta sus últimos días recordaba con nostalgia, sino que lo llevaron a consolidar su carrera de locutor tanto en Costa Rica como el extranjero.

Por ello, cuando hablaba de la radio, lo hacía con propiedad y transparencia. En una entrevista con el periódico Primera Plana, del Colegio de Periodistas, en el 2015, decía que le resentía el rumbo que había tomado la radiofonía en Costa Rica y temía por el futuro de ese medio en el país.

Era un amante de la lectura, la narración y las artes escénicas. Además, fue escritor, cantante y actor. Estudió microbiología y también sociología, pero dejó ambas carreras inconclusas, pues descubrió que su verdadera pasión era la radio.

Siempre con un espíritu joven y con un gran amor por la vida, Brenes era conocido principalmente por ser el tico que en la década de 1960 llegó a los micrófonos de la BBC de Londres, Inglaterra, como narrador y comentarista. También trabajó en La Voz de América (VOA).

“Era todo un caballero, era una persona muy culta y extrovertida. Era campechano a pesar de ser de la élite cultural y tenía un muy buen sentido del humor. Es que era una persona admirable; leía tantos libros que era una persona que podía hablar de cualquier tema y era un gran conversador, tenía un gran nivel de tertulia”, recuerda su amigo, el crítico musical y productor radiofónico Alberto Zúñiga.

Por su parte, la poetisa y comunicadora costarricense Mía Gallegos, quien fue muy cercana a Brenes, lo recuerda como “un ser humano maravilloso” como esposo, como padre y como amigo.

“Tuvo una voz privilegiada, era un ser dotado de una voz espectacular; pero aparte de eso fue un ser humano maravilloso, un amigo entrañable. Tenía una sensibilidad muy grande que la reflejaba en todo su quehacer, era muy afable, muy sociable”, dijo la artista.

Si había una persona que conocía de medios de comunicación radiofónicos, ese fue Nelson Brenes, quien por más de 50 años trabajó en ellos.

En la Universidad de Costa Rica inició su carrera en Artes Escénicas y siendo estudiante entró a Radio La Manzana. En una entrevista que ofreció al blog Chepea2, el locutor contó que su inspiración era su padre, el cantante de ópera costarricense, Claudio Brenes.

“Comencé grabando un programa de ópera con discos prestados de 78 revoluciones, de la Embajada Norteamericana. Recuerdo cuando contaba algunos cuentos y, se apilaban varios chiquillos en la entrada de la emisora de la universidad, así empecé”, dijo en esa entrevista.

Poco a poco fue conociendo sobre este mundo y ya para la década de 1950 descubrió lo mucho que le gustaba la radioteatro, faceta que pudo desarrollar en Radio Alma Tica, de Monumental.

Para mediados de la década de 1960, cuando participaba en la obra de teatro Sófocles fue seleccionado para ser parte del Servicio Latinoamericano de la BBC, en Londres, en las radioemisoras de la cadena. Allí se desempeñó como comentarista y narrador hasta 1978.

“Llegó un comunicado a la embajada que representaba el Reino Unido. Acá me hicieron las primeras pruebas correspondientes como grabaciones de noticias, redacción, narración de cuentos, traducciones en inglés. En ese entonces se realizó un concurso en Latinoamérica para la BBC, y participaban más de 500 personas y yo fui el afortunado, lo gané con un primer contrato de tres años y medio, prorrogable a dos años más”, contó en el blog.

Como locutor también trabajó en La Voz de América (VOA) en Washington, Estados Unidos. En Costa Rica, fue director de Radio Nacional y del Sinart, productor de Radio Universidad, y fundador de Noticieros Columbia. Además, en el 2015 se incorporó a Viva Radio con el programa Frecuencia Viva.

“Él fue el locutor de toda una época y de toda una generación, con una voz hermosísima y que tenía un estilo único. A él todo mundo lo admiraba por llegar a la BBC, tenían un curriculum que uno decía ‘¡wow!’”, recuerda Alberto Zúñiga.

También fue contratado en varias ocasiones por Canal 7 para las trasmisiones de los premios Óscar y el certamen de belleza Miss Universo, como locutor y traductor simultáneo.

Nelson Brenes fue un hombre que realmente disfrutó hacer radio, pero también era un oyente apasionado. Zúñiga recuerda lo mucho que le gustaba escuchar todo tipo de música y hasta sus últimos días pedía que le pusiera desde ópera hasta temas de Pink Floyd.

Además, siempre leía textos y los grababa. En sus últimos años se dedicó a hacer audiolibros con textos de escritores costarricenses que producía desde su casa. Fue un intermediario entre el público y los escritores, y por ello, la cultura costarricense pierde no solo a uno de sus referentes, sino a una de las voces que marcó a toda una generación.

Kimberly Herrera

Kimberly Herrera Salazar

Periodista graduada de la Universidad Internacional de las Américas. Licenciada en Comunicación de Mercadeo de la Universidad Americana.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.