Entretenimiento

Valeria Rees, la Miss Costa Rica 2021 superó la anorexia y hoy ayuda a los demás

En el 2020, la nueva reina creó una fundación para apoyar, desde su experiencia y con ayuda de profesionales, a personas que se enfrentan a trastornos de la conducta alimentaria.

La tarde del 30 de agosto se informó que Valeria Rees Loría fue designada como Miss Costa Rica 2021. La nueva reina fue la primera finalista de la edición 2020 de ese certamen.

La organización comunicó que en el contexto pandémico en el que aún vive el mundo, Miss Universo, máximo certamen de belleza del planeta, permite que se seleccione a la reina sin un concurso de por medio.

Valeria Rees, de 28 años, es la nueva representante de la belleza costarricense, pero además, es una mujer que desde su experiencia ha trabajado para ayudar a sus semejantes. Esta es la historia de cómo ella superó la anorexia y de la fundación que creó hace más de un año para ayudar desde lo que vivió y respaldada por profesionales, a personas que enfrentan trastornos de la conducta alimentaria.

El siguiente texto se publicó originalmente el 21 de agosto del 2020.

***

Hace cinco años Valeria Rees sufrió anorexia: con su 1.75 m., llegó a pesar 45 kilos.

En su caso específico, empezó a perder peso con la intención de bajar medidas, tal y como le pidieron en su agencia de Singapur donde modelaba. Ella pensó que al lograrlo podría llegar a trabajar en Milán.

También, empezó con ese trastorno alimentario por situaciones personales y familiares y por “la necesidad de sentir que podía controlar algo”; ella comenzó a supervisar obsesivamente su alimentación y en ello derivó la anorexia.

Valeria cuenta que tardó dos años recuperándose. Entre las consecuencias que tuvo fue la pérdida de la menstruación por un año, sus riñones estuvieron a punto de fallar y añade que “estuvo cerca de volverse infértil”.

Valeria consiguió recuperarse con ayuda profesional y, tras ello, decidió crear la fundación Open Cage Foundation que por ahora está en Instagram y que, a través de posteos y videos, “brinda herramientas para mejorar el estilo y calidad de vida de personas con alto riesgo de TCA’s (Transtornos de conducta alimentaria)”, contó.

Si bien Rees, conocida por haber participado en Batalla de Talentos de Repretel, por ser virreina del Miss Mundo 2019 y una de las candidatas del Miss Costa Rica 2020, sabe que su vivencia es valiosa para ayudar a otros, ella se apoya de profesionales en nutrición y psicología para brindar consejos y mensajes adecuados (y en muchos casos desde una arista clínica), a las personas que experimentan o tienen síntomas de poder sufrir algún trastorno alimentario.

En la página se encuentran mensajes que van desde normalizar y aceptar los cuerpos en el posparto, sobre las consecuencias de aguantar hambre y también acerca de las conductas alarmantes a las que hay que prestarles atención y buscar apoyo profesional.

“Esto de la fundación yo lo venía pensando porque normalmente en certámenes nos piden desarrollar algún proyecto que sea de ayuda social. Siempre pensé que hay que hacer algo por pasión y no solo por compromiso. Quería devolver algo a la sociedad pero basada en lo que creo. Quería compartir mi experiencia, los conocimientos que he aprendido en este tiempo y por supuesto, contar con apoyo de profesionales”, contó Valeria, quien antes estudió nutrición.

Dice que su objetivo principal con la página de Instagram @opencagefoundation, disponible desde marzo, es prevenir, informar y en algunos casos, tratar.

La experiencia

Valeria cuenta que lo que ella sufrió iba más allá de querer estar delgada. “Sufrí un trastorno clínico. Era algo que no podía controlar. Por dicha me pude recuperar con paciencia, apoyo de mi familia y de profesionales.

”Muchas veces esto (los trastornos) puede derivar de bullying, abusos, entre otros. La realidad de uno es totalmente distinta a la de muchas personas. Esto no se trata solamente de siempre querer estar delgada. En mi caso fue por otras situaciones psicológicas. Había ámbitos en los que no tenía control y eso sí lo podía controlar. Jugaba con la alimentación, estaba obsesionada con las calorías. Ahora entiendo lo que viví porque fui donde una psicóloga y comprendí que lo que buscaba era control”, detalló.

Valeria agregó: “Juraba que por tener bajo peso iba a trabajar en modelaje. Al final me rechazaron. Hay que recalcar que no hay que comentar sobre cuerpos de personas ni sobre qué comer porque en muchos de esos comentarios pueden canalizarse de forma negativa (como cuando a ella le pidieron reducir medidas)”.

Valeria cuenta que en algunos casos las personas que siguen su proyecto buscan un trato más personalizado, por lo que la psicóloga Marisol Ramírez y la nutricionista María José Retana les dan seguimiento en citas. Ese control debe ser costeado por cada paciente, pero “a un bajo costo”.

“Ellas atienden en equipo pero no juntas. Se pasan datos del paciente para conocer su proceso. Yo no estoy enterada de montos específicos, pero sé que es simbólico para que las chicas se ayuden”, dijo Rees, de 27 años.

Eso sí, Valeria destaca que su página es abierta y además de compartir mensajes de amor propio y educativos, también contestan dudas que puedan tener las personas.

Tras su proceso de recuperación, la modelo Valeria Rees logró alcanzar un peso con el que considera verse y sentirse saludable, y ahora quiere compartir su experiencia con todo aquel que pase por alguna situación similar.

Fernanda Matarrita Chaves

Fernanda Matarrita Chaves

Periodista y Licenciada en Comunicación de Mercadeo de la Universidad Latina de Costa Rica.