Cultura

Sergio Pitol, ganador del Premio Cervantes, murió a los 85 años

El autor, conocido como el alquimista de las letras mexicanas, falleció este jueves en Veracruz

El escritor mexicano Sergio Pitol falleció este jueves a los 85 años.

Alberto Salamanca, vocero de la Secretaría de Cultura de México, confirmó la muerte del escritor alrededor de las 9:30 a. m., en su residencia ubicada en Xalapa, capital del estado de Veracruz.

Salamanca no dio detalles sobre la causa del deceso, pero se rumora que su muerte se debió a complicaciones de salud derivadas de una afasia progresiva.

Pitol fue reconocido por el humor de sus libros. Algunas de sus obras más conocidas tomaron popular a raíz de la trilogía Tríptico del carnaval, formada por El desfile del amor (1984), Domar a la divina garza (1988) y La vida conyugal (1991).

Para muchos, la obra de Pitol se construye por la excelencia de sus cuentos.

Para Carlos Cortés, escritor costarricense y estudioso de Pitol, la obra del artista mexicano se alejó mucho del estilo de su generación.

"Creo que una de las características más importantes de su obra es que estaba abierta al cosmopolitismo. En Pitol, la obra está atravesada por una lectura de tradiciones literarias, principalmente por el interés en las literaturas de Europa Central y por su larga trayectoria como diplomático mexicano. Yo creo que es una literatura que, de alguna manera, toma lo mexicano –entendido como lo entendió Rulfo– y lo pasa a un segundo plano. Fundamentalmente fue un gran narrador que se cuestiona las técnicas de la narrativa moderna pero que pudo ser un escritor universal", asegura el escritor.

Entre sus cuentos, uno de sus escritos más aclamados fue Nocturno de Bujara (1982), con el cual obtiene el premio Xavier Villaurrutia.

Además, otros cuentos que destacaron fueron No hay tal lugar, Infierno de todos, (adaptada al cine en 1989 con el título de El acoso y con guión de Gabriel García Márquez), Los climas, Asimetría y Cementerio de tordos.

Sus cuentos y novelas, influidos por Henry James, han sido consideradas como un alejamiento de las tendencias literarias de su generación. A pesar de esa particularidad, el nombre de Pitol fue popularizado hasta el reconocimiento que obtuvo con el Premio Cervantes, obtenido en el 2006.

Según Cortés, existen varias razones por las cuales Pitol no alcanzó una popularidad anterior a este premio.

"Él era más joven que la generación del boom, porque Pitol pertenecía a la generación de Carlos Monsiváis, que es posterior a la de Carlos Fuentes. De alguna manera, el boom uniformó la lectura de la literatura latinoamericana y Pitol fue importante para dar otra mirada", afirma Cortés.

El escritor costarricense también considera otras dos circunstancias que separaron a Pitol de la fama como referente inmediato de la literatura mexicana.

"Su obra es una literatura más sofisticada, más difícil, se podría decir. Además, la cultura mexicana es muy vigorosa, tal vez, más endogámica, más centrípeta. Salvador Elizondo y él, quienes fueron contemporaneos, pienso que deberían estar entre los grandes referentes de la literatura del siglo XX pero que no lograron serlo por estas razones", manifiesta Cortés.

Además del Premio Cervantes, fue reconocido con el Premio Nacional de Literatura de México en 1983 y el Premio de Literatura Latinoamericana y del Caribe Juan Rulfo en 1999, entre otros.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.