Cine

Diego Boneta se aparta de ‘Luis Miguel’ y vuelve al cine con ‘Pasión, Amor y Muerte’

Junto a la actriz Alessandra Daddario, el actor mexicano protagoniza la historia de un amor joven. Se trata de un delirante filme de acción, con tintes de romance, que ha sido descrito como una nueva versión de la obra de ‘Romeo y Julieta’.

Por tres años, el actor mexicano Diego Boneta ha estado en boca de todos por su caracterización de El Sol de México en Luis Miguel la serie, popular producción de Netflix.

Este papel ha consolidado al actor en la categoría de estrella, en especial entre el público latinoamericano, aunque su carrera -tanto en la música como la actuación- ya se acerca a las dos décadas.

Mientras llega la tercera y última temporada de la serie biográfica del ídolo mexicano, Boneta, de 30 años, está de vuelta en la pantalla grande en el papel de Ben Gibbon en Pasión, Amor y Muerte, filme en estreno que llega a los cines de Costa Rica este jueves 22 de julio.

La película, cuyo título original es Die in a Gunfight, es una historia que mezcla el crimen, el romance y la acción, por lo que ha sido descrita como una versión actualizada del clásico de la literatura Romeo y Julieta, de William Shakespeare.

En el filme, la heroína e interés romántico de Boneta es interpretado por Alessandra Daddario (Terremoto: la falla de San Andrés), quien hace el papel de Mary Rathcart.

Ben y Mary son considerados las ovejas negras de dos poderosas familias, que manejan emporios en la ciudad de Nueva York y que han estado enfrascados en una disputa que lleva siglos. Sin embargo, eso no parece importar a los jóvenes, cuyo amor desatará una batalla llena de deseo, venganza y traición.

Su decisión tendrá consecuencias, ya que su amor prohibido moverá las fichas de un peligroso dominó. Involucrará al mejor amigo de Ben, quien tiene una deuda de por vida con él; al supuesto protector de Mary-convertido en acosador- y a un sicario australiano con una mente abierta y un singular código de ética.

“Mientras los puños y las balas vuelan, queda claro que los placeres violentos tendrán finales violentos”, afirma la sinopsis del filme.

Un joven y violento amor

Pasión, amor y muerte es dirigida por Collin Schiffli, responsable de otras películas como Animals (2014) y All Creatures Here Below (2018), dos filmes que han sido alabados por la crítica. Además, para contar esta frenética historia de amor y golpes, fungen como guionistas Andrew Barrer y Gabe Ferrari, involucrados en filmes como Marvel’s Ant-Man y The Wasp.

“Esta historia captura la voz de Andrew y Gabe en muchos niveles, yo no solo tenía muchas ganas sino que también tuve la suerte de colaborar con ellos en cada paso del camino, especialmente en lo que respecta a la narración lúdica. Incluso, los tenía en el set todos los días para intercambiar ideas sobre la marcha”, explicó el director en las notas de producción del filme.

“Si algo no funcionaba con el material, los actores y yo podíamos acercarnos a ellos y hacer ajustes. Ellos conocían su guion y personajes tan bien, que literalmente tendrían una docena de líneas alternativas listas para comenzar... Me di cuenta de que el material había estado marinado en sus mentes extrañas mucho más tiempo de lo que podía imaginar, lo que me proporcionó una caja de herramientas interminable para elegir a diario. Esto fue enorme para mantener la coherencia en el tono de esta película”, agregó.

De hecho, el guion estaba listo desde el 2010. En el 2011 se anunció a Zac Efron como el protagonista, luego fue reemplazado por Josh Hutcherson (The Hunger Games) y finalmente, el papel principal cayó en manos del mexicano.

Sin embargo, para el director, los dos actores protagonistas son la base del filme.

“Si la química entre estos personajes no funcionara, la película fracasaría. Además de eso, no quería que pareciera que eran solo amantes jóvenes, desventurados que no habían experimentado la vida. Queríamos actores que pudieran aportar una visión madura y mundana a los personajes. Diego y Alex abarcaron esos rasgos sofisticados y pudieron agregar muchas capas a Ben y Mary”, explicó Schiffli.

Con respecto a las referencias y comparaciones con Romeo y Julieta, el director reconoció que siempre ha sido un aficionado de las historias de amores jóvenes y las complicaciones que suelen estar asociadas a este tipo de relación.

“Romeo y Julieta es tan icónica que más bien se siente como un alivio que nuestra película pueda descansar sobre los hombros de unas historia tan familiar, sabiendo que podíamos romper todas las reglas y siempre tener esa base sólida”, afirmó Schiffli.

El filme cuenta además con las actuaciones de Justin Chatwin (La guerra de los mundos), Travis Fimmel (Vikings), Emmanuelle Chriqui (Entourage) y la narración de Billy Crudup (Almost Famous, Big Fish y The Morning Show).

La película, que tuvo un presupuesto de $4 millones, se estrenó en Estados Unidos la semana anterior. Aunque no ha sido bien recibida por la crítica especializada, el público ha respondido bien a los herederos modernos de los Capuleto y los Montesco de Shakespeare.

Gerardo González

Graduado de la Universidad de Costa Rica en Comunicación Colectiva. Especializado en gastronomía, turismo y entretenimiento.