Sergio Salazar. 12 junio

El Centro de Innovación y Emprendimiento de la Universidad Latina ya abrió sus puertas. Aquí, las pequeñas y medianas empresas, estudiantes, ex estudiantes, docentes y familiares del cuerpo educativo, contarán con asesoría técnica individual, talleres y cursos de capacitación en temas especializados.

El lugar fue inaugurado el pasado 22 de mayo y está basado en un modelo norteamericano conocido como SBDC (Small Business Development Center), el cual busca, con mayor precisión, el incremento de las ventas y la generación de empleo.

“Se trata de un espacio para brindar acompañamiento para emprendedores, micro, pequeñas y medianas empresas. Hay que hacer una diferenciación, no es una incubadora, aunque eventualmente sí podemos atender personas que tienen una idea de negocios”, aclaró Luis Álvarez, vocero del centro.

Este centro abrió sus puertas el pasado 22 de mayo. (Foto: Sarah Beirut para LN)
Este centro abrió sus puertas el pasado 22 de mayo. (Foto: Sarah Beirut para LN)

Es común que al hablarse de este tipo de entidades, se piense solamente en capacitaciones, no obstante en este lugar el elemento más llamativo es el acompañamiento uno a uno de las empresas.

Álvarez explicó que el modelo de atención se divide en varias etapas.

Primeramente, se realizar una entrevista entre el emprendedor y un gestor del centro. En esta se hace un diagnóstico empresarial y se determina un plan de acompañamiento. El objetivo es definir las áreas de intervención más importantes sobre las cuales se va a trabajar por los siguientes cuatro meses, para que la empresa pueda evolucionar.

Si un emprendimiento se encuentra en una etapa muy inicial, se valora a través de estudios de mercado, para asegurarse que la empresa pueda surgir.

Al concluir los primeros cuatros meses, se elabora otro plan de acompañamiento. En esta etapa, se contempla que los estudiantes de la universidad entren a hacer procesos de acompañamiento, supervisados por un tutor.

En una tercer etapa, se hace una evaluación de la intervención y se establecen nuevas metas.

Adicionalmente, quienes participan del Centro de Innovación y Emprendimiento, tienen acceso a actividades como ruedas de negocios, ferias y espacios de capacitación virtuales y presenciales en temas como: mercadeo, internacionalización de la empresa, costos y finanzas, mujeres empresarias, entre otros.

Los ecosistemas

El modelo que se usa en este lugar trabaja en la construcción de lo que ellos llaman el “ecosistema del centro”, el cual tiene dos partes.

La primera es el ecosistema que se construye a lo interno de la universidad. En este participan ex alumnos y profesores mediante una red de mentores, aprovechando la experiencia que existe en ambas poblaciones.

Para los estudiantes de la universidad que están trabajando en proyectos, existen espacios de extensión conocidos como “Clínicas empresariales”.

En estas se vincula a los estudiantes, según su formación, con empresas atendidas en el centro, para que se empapen del funcionamiento de las compañías y pongan en práctica sus conocimientos.

“El estudiante aprende haciendo, con proyectos que son reales y con empresas reales, con toda la confidencialidad del caso en el manejo de la información”, aseguró Alexander Vargas, decano de la Facultad de Ingenierías y Tecnologías de la Información y Comunicación de la Universidad Latina.

En el ecosistema externo se vincula a las Pymes con los programas gubernamentales, públicos o privados, que ayuden al surgimiento de esta.

El centro está ubicado en el Edificio C del Campus San Pedro de la Universidad Latina de Costa Rica, con un horario de atención de lunes a viernes de 9 a. m. a 6:00 p. m.

La Universidad tiene proyectado para el mes de julio abrir un segundo centro de innovación y ubicarlo en su sede en Santa Cruz, Guanacaste.

Luis Álvarez, vocero del Centro de Innovación y Emprendimiento de la Universidad Latina. (Foto: Sarah Beirut para LN)
Luis Álvarez, vocero del Centro de Innovación y Emprendimiento de la Universidad Latina. (Foto: Sarah Beirut para LN)