Monserrath Vargas L.. 7 enero
El dispositivo fue creado para mantener cannabis o productos derivados de esta en un lugar seguro. Foto: Keep Labs.
El dispositivo fue creado para mantener cannabis o productos derivados de esta en un lugar seguro. Foto: Keep Labs.

Las Vegas. La vida da, la vida quita… Para los responsables de Keep, un dispositivo inteligente para almacenar cannabis de manera segura y discreta en el hogar no podría cumplirse de mejor manera este dicho.

La Consumer Technology Association. organizadora de la feria tecnológica CES, en Las Vegas, otorgó a Keep Labs el premio a la innovación por su dispositivo, pero también prohibió a la compañía mostrar materiales de mercadeo con la palabra cannabis o mencionarlo en el salón de exhibición.

Según indica TechCrunch esta es la primera vez que un dispositivo relacionado con marihuana gana uno de estos reconocimientos.

Pero ¿en qué consiste el dispositivo? Keep se encuentra pendiente de patente y funciona con autenticación biométrica, Wifi y Bluetooth.

Es una caja inteligente y la idea es que el usuario pueda desbloquear el dispositivo al mirarlo, o bien de manera remota por medio de una aplicación en su celular, para asegurarse de que solo él tendrá acceso a su contenido.

Asimismo, en caso de que alguien en el hogar intente acceder al dispositivo, este generará alertas que llegarán al teléfono del dueño del aparato.

Cuenta además con un sello hermético que mantiene el olor de la cannabis y monitores que se aseguran que la temperatura y la humedad sean las adecuadas.

La medida tomada por la CTA no gustó a los responsables de Keep quienes decidieron no exhibirse en la feria, debido a la imposibilidad de mencionar la palabra cannabis.

Esta solicitud por parte de los organizadores de CES resulta paradójica pues en la misma página del evento, se utiliza la palabra cannabis en la descripción del dispositivo.

Aunque esta no es la primera vez que la empresa fundada por dos canadienses (Ben Gliksman y Phillip Wilkins) que querían mantener su cannabis segura, enfrenta este tipo de impedimentos.

Según narró Wilkins a TechCrunch, las plataformas de crowdfunding (recaudación de fondos) Indiegogo y Kickstarter les prohibieron iniciar campañas en su plataforma por la misma razón: mencionar la palabra cannabis.