Seguridad

Policía, Ministerio de Salud y municipio cierran cuarterías en Crucitas y ‘barren’ zona por minería ilegal

Dos sujetos quedaron ante la Fiscalía y 15 nicaragüenses, algunos de ellos reincidentes, serán devueltos a su país por condición migratoria irregular

Como ha sido recurrente en los últimos años, cada vez que la Policía llega a Crucitas encuentra cuarterías con extranjeros indocumentados, herramientos para la extracción ilegal de oro y nuevos túneles para extraer el metal. Foto: Cortesía MSP.

Una historia de nunca acabar son las incursiones de coligalleros en Crucitas. Este viernes tres cuarterías fueron intervenidas y clausuradas, se detuvo a dos sujetos por minería ilegal y otros 15 quedaron a la orden de Migración para ser devueltos a Nicaragua, pues estaban en la zona sin documento alguno y muchos son reincidentes.

Los operativos en esa mina, ubicada en Cutris de San Carlos, son constantes, pues desde que la Sala Constitucional denegó una concesión e impidió a la empresa Industrias Infinito S. A. la explotación minera, en el 2004, comenzaron las incursiones ilegales para robarse el oro en condiciones que, además, generan daños muy graves a los ecosistemas de esa zona.

Diversos cuerpos policiales del Ministerio de Seguridad, entre ellos la Policía de Fronteras, la Fuerza Pública y la Policía Profesional de Migración; así como el Organismo de Investigación Judicial (OIJ), el municipio local y el Ministerio de Salud desarrollaron un dispositivo especial denominado Lapa 5.

En el 2020 se determinó que organizaciones de crimen organizado estarían detrás del millonario negocio con una alianza entre coligalleros y empresarios de la región, quienes contratan mano de obra ilegal nicaragüense que, junto a los nacionales, han conseguido un secuestro de la riqueza natural.

Las acciones de esta semana permitieron localizar tres inmuebles donde aparentemente algunas personas hospedan a sujetos que se dedican a extraer oro de las minas de Crucitas. En el lugar estaban 15 nicaragüenses en condición migratoria irregular, en cuenta una menor de edad que permanecía dentro de los aposentos. Todos quedaron a la orden de la Policía de Migración.

El OIJ investigó a otras personas en el sitio y se determinó que al menos cinco de ellas poseen expediente por ejercer la minería ilegal en esa misma región.

El Ministerio de Salud, realizó un informe por irregularidades en las condiciones sanitarias de esos lugares, mientras que la Municipalidad de San Carlos clausuró las cuarterías debido a que no tienen patentes ni permisos para operar como hotel.

En el sector conocido como El Pantano, la Policía detuvo a dos hombres como presuntos responsables de extraer oro, por lo que fueron presentados a la Fiscalía de San Carlos por el delito de minería ilegal. Como es usual en estos operativos, se decomisaron varias herramientas que generalmente se utilizan para desarrollar la ilícita actividad.

El ministro de Seguridad Pública, Michael Soto, expresó que seguirán trabajando hasta el último día de su gestión para tratar de evitar que esta actividad crezca. “Esta zona es muy complicada, muy agreste, pero los resultados han sido muy positivos”, dijo.

Entradas a túneles como esta, ya son parte del paisaje en una zona cuya riqueza minera y sus ecosistemas declinan ante la invasión constante de coligalleros. Foto: MSP.
Hugo Solano C.

Hugo Solano C.

Periodista en la sección de Sucesos y Judiciales. Licenciado en Ciencias de la Comunicación Colectiva de la Universidad de Costa Rica.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.