José Andrés Céspedes. 3 mayo
Seguridad Pública asegura que policía reaccionó en estricto apego a los procedimientos autorizados. Foto: Albert Marín
Seguridad Pública asegura que policía reaccionó en estricto apego a los procedimientos autorizados. Foto: Albert Marín

Un oficial de la Policía de Fronteras le disparó a un hombre sospechoso de extraer material minero, en una finca en Crucitas de Cutris, en San Carlos de Alajuela.

El sujeto fue identificado como de apellidos Tercero Godínez, de nacionalidad nicaragüense.

De acuerdo con el Ministerio de Seguridad Pública (MSP), el oficial “debió disparar para proteger su vida y la de sus compañeros ante un ilegítimo intento de ataque con arma blanca por parte del coligallero”.

Los hechos sucedieron cerca de las 9:20 p. m. del viernes anterior, en un sector conocido como quebrada Las Minas, en la finca Las Nacientes.

El MSP aseveró que los policías detectaron a un grupo de 20 personas que estaba realizando extracción de material minero, por lo que le dieron seguimiento dentro del bosque.

“Cuando uno de los oficiales fronterizos estaba estaba en ese seguimiento, uno de los sospechosos salió sorpresivamente de entre la vegetación con un machete a fin de atacar al oficial.

“Es por ello que el miembro de la Policía de Fronteras debió accionar su arma de reglamento, impactando al sujeto a la altura de su hombro izquierdo”, detalló el ministerio.

Tras el balazo, el hombre fue auxiliado por la Cruz Roja y trasladado en condición estable hasta el Hospital San Carlos.

Sobre los otros supuestos coligalleros, la oficina de prensa de la cartera señaló a La Nación que “algunos huyeron y otros sí fueron aprehendidos, pero no tenemos el detalle de cuántos fueron detenidos”.

El MSP no brindó mayor información sobre el caso, pero subrayó que el sospechoso presentaba condición migratoria irregular y que el incidente fue elevado a la Fiscalía de San Carlos para lo que corresponda.

Hace una semana, oficiales de la Policía de Fronteras y la Fuerza Pública capturaron a otros tres sospechosos de extraer material minero en una finca de Crucitas.

Los coligalleros llevaban herramientas como palas, picos, cayucos (mitades de estañones), machetes, cateadoras, macanas y barras metálicas. Fueron identificados como de apellidos Flores (dos de ellos) y Téllez.