Seguridad

OIJ no encontró signos de violencia en escena de Tamarindo, donde pareja yacía sin vida

Caso quedó en investigación, pues al parecer la mujer se suicidó

La Fuerza Pública custodió la escena hasta que los agentes del OIJ de Santa Cruz llegaron al sitio para averiguar lo ocurrido y levantar los cuerpos. Foto: Cortesía GuanaNoticias.

La muerte de una pareja dentro de un apartamento en Tamarindo, Guanacaste, quedó en investigación, pues la Policía no encontró signos de violencia que por ahora hagan presumir que se habría tratado de un homicidio.

Según los datos preliminares de la oficina de prensa del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), la edad de las víctimas ronda entre los 40 y los 50 años, todavía no están identificados y se presume que podrían ser extranjeros, conforme a las versiones de vecinos ante las autoridades.

En la revisión del cuerpo del varón, el OIJ no encontró ninguna lesión ni herida que haga presumir que se trató de una muerte violenta, por lo que serán los análisis forenses los que determinen la causa del deceso. En cuanto a la mujer, los oficiales indicaron que podría tratarse de un suicidio, debido a la forma en que se encontró el cuerpo, sin embargo no brindaron mayores detalles.

Ambos estaban dentro de un edificio de apartamentos, frente a las instalaciones de la ferretería El Colono Construcción que está cerca de la playa. El hallazgo ocurrió poco después de las 2 p.m. del viernes, según la alerta que recibió el Sistema de Emergencias 9-1-1 . En la propiedad no hay ningún indicio de que se vulneraran puertas o ventanas, ni han señales de que falten bienes que hicieran presumir a las autoridades de una incursión violenta.

Los cuerpos fueron trasladados a la Medicatura Forense y los resultados de las autopsias se enviarán al OIJ de Santa Cruz, que tiene a cargo la investigación.

Hugo Solano C.

Hugo Solano C.

Periodista en la sección de Sucesos y Judiciales. Licenciado en Ciencias de la Comunicación Colectiva de la Universidad de Costa Rica.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.