Seguridad

Luego de dos años, vuelven las visitas conyugales en centros penitenciarios

El tiempo de visita puede extenderse hasta un máximo de cuatro horas según cada penal.

A partir del lunes 11 de abril se retoman las visitas conyugales en centros penitenciarios que no cuenten con orden sanitaria vigente. Tanto los privados de libertad como los visitantes deben comprobar que tienen más de 15 días de haber completado el esquema de vacunación, al menos dos dosis y un refuerzo, y por disposición del Ministerio de Salud se solicitará el carné de vacunación para comprobarlo.

“Hemos trabajado en conjunto con el Ministerio de Salud para contar con el visto bueno sanitario y retomar este tipo de visita. Además, se llevaron a cabo las obras necesarias para habilitar esos espacios, que se habían deteriorado por su uso para aislamiento durante la pandemia”, informó Fiorella Salazar, ministra de Justicia y Paz.

Esta modalidad quedará activa en todos los centros carcelarios del país, no obstante, aún algunos de estos todavía se trabaja en mejoras para habilitar más espacios para este tipo de visita. El tiempo de visita puede extenderse hasta un máximo de cuatro horas, pero eso dependerá de la capacidad con la que cuente cada centro.

Por otro lado, cada cárcel debe asignarle una fecha a las personas que soliciten visita íntima, según la disponibilidad de espacio en las programaciones existentes.

Tras la situación epidemiológica del país y la baja en contagios, se permitió el regreso de la visita íntima en los centros penales, no obstante, la permanencia de la medida dependerá de que los visitantes acaten los protocolos establecidos en el Lineamiento para la atención de la emergencia Covid-19 en centros penitenciarios.

“Esto es un reflejo del compromiso que ha tenido la institución, en todo momento, para reactivar la normalidad en los centros penitenciarios del país, tal como se había anunciado”, expresó la ministra.

La aprobación se da luego de dos años de suspensión, desde marzo de 2020 Justicia ordenó el cierre a las visitas en cárceles de todo el país, incluyendo la conyugal.

En casos donde el centro carcelario posea un 20% de población contagiada de Covid-19 o que se den casos en un módulo o ámbito donde previamente no había reporte de casos, las autoridades del penal, en coordinación con el Comando de Atención de la Emergencia del Ministerio de Justicia y Paz, podrán suspender la visita conyugal por un periodo de tiempo indefinido.

Por su parte, cada centro contará con una persona responsable de desinfectar el espacio luego de cada uso, quienes no cumplan con las disposiciones sanitarias se les aplicará una medida cautelar según lo dispuesto en el Reglamento del Sistema Penitenciario Nacional.

Este se trata del segundo paso que da el Ministerio de Justicia hacia la normalidad, en marzo la entidad informó que se ampliaba el horario de visita general de una hora a tres horas, el ingreso de visitantes pasó de un adulto a dos por cada privado de libertad, hay tolerancia en el contacto físico moderado y se permite el ingreso de todos los niños autorizados por la persona presa y no solo uno como se establecía antes.

Justamente, el mes pasado en siete cárceles del país grupos de reos realizaron huelga de hambre solicitando la flexibilización en las visitas.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.